5 Hechos que todos deben saber sobre la ansiedad de alto funcionamiento

5 Hechos que todos deben saber sobre la ansiedad de alto funcionamiento

La ansiedad de alto funcionamiento no es en realidad un diagnóstico reconocido, sin embargo, muchas personas que sufren de ansiedad conectarán con el término. Se refiere a las personas que tienen ansiedad, pero por fuera parecen tenerlo todo controlado, en otras palabras, funcionan «normalmente». Si tienes una ansiedad de alto funcionamiento, encontrarás que tu ansiedad te empuja hacia adelante en lugar de tirar de ti hacia atrás y, en ciertas situaciones, puede ser útil. Sin embargo, eso no significa que no sea extremadamente debilitante.




Tener una ansiedad de alto funcionamiento me ha llevado a experimentar muchas circunstancias incómodas, en las que la gente simplemente no ha entendido de dónde vengo. Me parece que no es algo de lo que la gente no esté consciente, así que a continuación compartimos contigo 5 datos que necesitas saber sobre la ansiedad de alto funcionamiento:

1) No es fácil de ver.

Alguien que sufre de ansiedad de alto funcionamiento parecerá ser un individuo muy exitoso. Su trabajo siempre se entrega a tiempo, llega temprano a los lugares consiguiendo un gran lugar para estacionar, está inmaculadamente vestido y siempre parece estar en movimiento. Sin embargo, lo que la gente no puede ver es la agobiante ansiedad y el miedo dentro de esa persona que le ayuda a crear ese aura de éxito. Su ansiedad le hace eficiente. De la misma manera que alguien puede sentir ansiedad al hablar en una reunión, se sentirá ansioso al entregar el trabajo con retraso. Nadie pensaría que algo anda mal porque está dando lo mejor de sí mismo.

2) Puede causar estrés intenso.

Con frecuencia, con una ansiedad de alto funcionamiento, te sentirás estresado cuando no haya razón para estarlo. Por ejemplo, tu jefe puede pedir que una tarea esté terminada para la semana que viene, y por fuera estarás tranquilo y sereno, pero tu cerebro ya está en marcha y en una espiral de pensamientos negativos sobre la gestión del tiempo. Entonces, cuando hayas terminado y entregado tu trabajo, te preocuparás si es lo suficientemente bueno y si eres el adecuado para el trabajo. Y luego, debido a que hiciste un excelente trabajo, tu jefe te asignará más tareas y el ciclo comenzará de nuevo. Sentir estrés en cada aspecto de tu vida es increíblemente debilitante, especialmente si se trata de algo que parece felicidad.




3) La incapacidad de decir no.

Como se mencionó anteriormente, la ansiedad de alto funcionamiento puede hacer que sientas una preocupación intensa por el hecho de que te pidan que hagas algo. Lo que podría resolverse aceptando menos, sin embargo, decir ‘no’ simplemente no es algo que puedas manejar. Las personas con ansiedad funcional alta tienden a tener estándares imposiblemente altos y autoimpuestos, lo que le lleva a asumir más de lo que puedes manejar. Nunca dices que no a los proyectos de trabajo, a los planes sociales o a ayudar a un amigo, a pesar de haber sido estirado hasta el punto de ruptura. El temor de decepcionar a la gente es demasiado para ti y prefieres estar estresado que decir que no.

4) Dificultad para pedir ayuda.

Si estás sufriendo de ansiedad de alto funcionamiento, es posible que te resulte difícil pedir ayuda. Una de las principales razones podría ser porque no crees que haya nada malo. Como se mencionó anteriormente, este tipo de ansiedad no impide que las personas logren el éxito, sino que puede ser un gran factor que contribuya a que ascienda. Así percibes que todo está bien, que lo estás haciendo bien en el trabajo, que tu vida está organizada y controlada y que nada es manifiestamente ‘anormal’. Sin embargo, la lucha interna y el estrés que sientes día a día es algo con lo que podrías necesitar ayuda, y no hay nada malo en tener una charla con un amigo o un ser querido sobre cómo te sientes.

5) Eres muy controlador.




La ansiedad de alto funcionamiento puede controlar muchos aspectos de tu vida sin que lo sepas. Puede hacer que crees una rutina estricta para ti mismo de la que nunca te desvíes. Esto podría realmente impactar tu vida social y lo mucho que te estás divirtiendo. Los hábitos de control y las rutinas estrictas pueden hacerte sentir que estás más a cargo de tu vida, pero perderte un solo entrenamiento o usar un marcador de color incorrecto puede hacer que te pongas ansioso. Romper suavemente estas rutinas podría romper el control que tu ansiedad tiene sobre ti y podría aliviar algo de tu estrés.

La ansiedad de alto funcionamiento puede ser realmente difícil de soportar y si crees que podrías estar sufriendo, es mejor hablar con alguien y obtener ayuda.

Fotografía: Andrew Neel

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!