Lo bueno y lo malo de los antidepresivos: Efectos secundarios sexuales

Lo bueno y lo malo de los antidepresivos: Efectos secundarios sexuales

Muchas personas que toman antidepresivos comentan que han sido muy eficaces para detener sus episodios de llanto, mejorar su impulso, motivación y compromiso social. Sin embargo, justo cuando estos medicamentos eficaces han comenzado a ser muy útiles, han notado algunos problemas con el funcionamiento sexual. Muchos antidepresivos, si no la mayoría de ellos, pueden causar una libido pobre, incapacidad para tener un orgasmo, disfunción eréctil en los hombres, etc. Cuando los antidepresivos aumentan la serotonina en el cerebro para ayudar a la depresión y la ansiedad, también aumentan la serotonina en la médula espinal, lo que puede interrumpir el funcionamiento sexual al mismo tiempo. Esta actividad excesiva de la serotonina puede causar problemas sexuales.




Este tipo de efecto secundario puede ser un ‘rompecabezas’. Muchos pacientes quieren tener relaciones sexuales una vez que se sientan mejor, y luego quieren dejar de tomar su antidepresivo inicialmente efectivo debido a estos efectos secundarios sexuales. Desafortunadamente, está muy claro que dejar de tomar un antidepresivo con demasiada rapidez a menudo provocará que los síntomas de la depresión mayor vuelvan a aparecer de inmediato.

A continuación se presentan algunas ideas sobre cómo evitar los efectos secundarios sexuales o cómo tratarlos si le ocurren a usted.

1) Utilice la psicoterapia para tratar su depresión o ansiedad. La psicoterapia no tiene efectos secundarios sexuales y en muchos estudios se ha demostrado que es tan efectiva como los medicamentos para ayudar a la depresión o la ansiedad. Considerar un curso de psicoterapia de buena fe, como la psicoterapia cognitiva conductual, la psicoterapia interpersonal o la psicodinámica, ya que estos tipos específicos de psicoterapia tienen resultados bien documentados en el tratamiento de la depresión y la ansiedad.

2) Pídale a su médico que elija un antidepresivo con menos riesgo de efectos secundarios sexuales.
Los productos antidepresivos de bupropión (Wellbutrin) no manipulan la serotonina en absoluto y son considerados libres de efectos secundarios sexuales por muchos médicos. Los productos de Trazodone (Desyrel, Oleptro) manipulan la serotonina levemente y a través de un mecanismo diferente y también parecen tener menos problemas de efectos secundarios sexuales. En el tratamiento de ciertas formas de ansiedad, la buspirona (BuSpar) también es conocida por producir menos efectos secundarios sexuales.

3) Si usted tiene que estar tomando un antidepresivo serotoninérgico y desarrolla problemas sexuales, considere pedirle a su médico un antídoto. Casi ninguno de estos medicamentos está aprobado por la FDA para mejorar el funcionamiento sexual, sin embargo, muchos psiquiatras los usan para reducir los efectos secundarios sexuales mientras mantienen a sus pacientes con un antidepresivo de serotonina efectivo. El bupropión y la buspirona, como se mencionó anteriormente, a menudo se agregan a los antidepresivos de serotonina para mejorar los efectos secundarios sexuales. Los pacientes tendrán que tomar dos medicamentos al mismo tiempo, pero a menudo dos medicamentos pueden mejorar la depresión más sustancialmente y también disminuir los efectos secundarios sexuales al mismo tiempo. Esto se considera una situación en la que todos ganan. Algunas veces, el medicamento para el TDAH metilfenidato (Ritalin) se agrega como una opción. Por último, los medicamentos para la disfunción eréctil pueden ayudar específicamente a los hombres y también pueden ser utilizados.

4) Sólo morder la bala. Algunas veces, los pacientes no pueden evitar tomar antidepresivos a base de serotonina. Estos antídotos pueden no ser seguros para el paciente individual o pueden no funcionar para el paciente. En este caso, los pacientes tendrán que decidir si continúan con un buen efecto antidepresivo pero sufren efectos secundarios sexuales o corren el riesgo de interrumpir el antidepresivo y una posible recaída en la depresión mayor. Con frecuencia, la depresión se trata de seis meses a un año con un buen tratamiento antidepresivo. Dejar de tener relaciones sexuales durante un año podría valer la pena para mantener la depresión alejada.




Tenga en cuenta que los efectos secundarios de una persona pueden ser el antídoto de otra persona. Algunos pacientes con los que me reúno informan que el antidepresivo a base de serotonina en realidad ayudó a su desempeño y disfrute sexual. Por ejemplo, algunos hombres informan que tienen eyaculación precoz, pero su antidepresivo ha resuelto este problema. En estos casos, no considero que esto sea un efecto secundario, sino más bien un antídoto para su problema. Del mismo modo, algunas mujeres informan que están demasiado nerviosas o preocupadas y como resultado no pueden tener o alcanzar un orgasmo durante las relaciones sexuales. Si el antidepresivo de serotonina trata estas preocupaciones, entonces el funcionamiento sexual realmente mejora. Una vez más, considero que este es un buen efecto y no un efecto secundario. Tenga en cuenta que gran parte del bombo gira en torno a los efectos secundarios negativos, pero a menudo no le dice acerca de los efectos positivos como se mencionó anteriormente.

Artículo original por Thomas L. Schwartz. Profesor asociado de psiquiatría, director de servicios ambulatorios para adultos y director adjunto para el entrenamiento de residencia psiquiátrica en SUNY Upstate Medical University.

Fotografía: Toa Heftiba

¿Te ha gustado?






Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!