10 Comportamientos que revelan que eres más inteligente de lo tú crees

10 Comportamientos que revelan que eres más inteligente de lo tú crees

La «inteligencia» es un tema muy delicado. Gran parte del debate en torno a la idea de la inteligencia se resume más o menos en una pregunta de nueve palabras: ¿se puede medir realmente la inteligencia por los comportamientos?




Como sabes, el cerebro humano es un órgano notablemente complejo. Los expertos afirman que el cerebro promedio consta de aproximadamente 100 mil millones de células nerviosas (neuronas). Cada una de las 100 mil millones de neuronas puede comunicarse con decenas de miles de otras células cerebrales. Hay literalmente billones de conexiones dentro del cerebro.

El cerebro es tan complejo que incluso los mejores y más brillantes neurocientíficos pueden determinar relativamente poco al respecto. Algunos han empezado a llamar al cerebro lo más complicado del universo conocido. Sin embargo, a pesar de esta complejidad, pocos científicos y psicólogos conceden abiertamente la falibilidad de las pruebas de inteligencia.

En este artículo, nos centraremos en los comportamientos que se cree que indican una inteligencia alta. No es de extrañar que muchos comportamientos relacionados con la inteligencia superior estén mal vistos en nuestra sociedad hasta el día de hoy. También intentaremos, lo mejor que podamos, disipar algunos de los mitos de la inteligencia.

¡Vamos a empezar!

¿QUÉ ES LA INTELIGENCIA?

Como era de esperar, diferentes personas tienen diferentes ideas de lo que constituye el intelecto de una persona. Dado que la neurociencia es un campo en constante expansión, si existe una descripción precisa de la inteligencia, la investigación neurocientífica más reciente es probablemente el mejor – y más objetivo – lugar para encontrarla.




Las teorías anteriores sobre la inteligencia -postuladas desde principios hasta mediados del siglo XX- han sido reemplazadas por la idea de que la inteligencia se puede ver en la mayoría de los esfuerzos humanos. Mientras que las primeras teorías de la inteligencia asumían una correlación entre un tipo de inteligencia y otro, ahora parece que la mayoría de los neurocientíficos y neuropsicólogos están de acuerdo en que hay múltiples inteligencias.

LA TEORÍA DE LAS INTELIGENCIAS MÚLTIPLES

La Teoría de las inteligencias múltiples fue presentada por Howard Gartner, un psicólogo del desarrollo y profesor de Harvard. Como sugiere el nombre de la teoría que fundó, Gartner rechaza enérgicamente la noción de una única «capacidad general» o la idea de que un «tipo» de inteligencia se correlaciona con otros tipos.

La Teoría de las inteligencias múltiples fue revelada por el Dr. Garter en 1983 en su libro titulado Estructuras de la Mente: La Teoría de las Inteligencias Múltiples (pulsa aquí para ver o comprar el libro). Gartner comenzó su investigación con la pregunta: «¿Es la inteligencia una sola ‘cosa’ o es el subproducto de muchas construcciones intelectuales únicas?»

Gartner cita su trabajo con dos grupos distintos como el catalizador de su ahora famosa teoría. Al principio de su carrera, Gartner trabajó tanto con víctimas de apoplejía que sufrían de afasia como con niños pequeños que participaban en un estudio de Harvard. Gartner declara:

«Los dos grupos con los que trabajaba me daban una pista sobre el mismo mensaje: que es mejor pensar en la mente humana como una serie de facultades relativamente separadas, con relaciones sueltas y no predecibles entre sí, que como una máquina única y polivalente que funciona de manera constante a un cierto nivel de potencia, independientemente del contenido y el contexto.»




GARTNER FINALMENTE PROPUSO SIETE INTELIGENCIAS QUE SATISFACÍAN SUS CRITERIOS Y, POR LO TANTO, FUERON INCLUIDAS EN SU TEORÍA:
  1. Corporal-cinestésica (por ejemplo, equilibrio, coordinación manos/ojos)
  2. Onterpersonal (por ejemplo, inteligencia social)
  3. Intrapersonal (por ejemplo, introspección, autocontrol)
  4. Lógica-matemática (por ejemplo, razonamiento deductivo, aritmética)
  5. Musical-rítmica (por ejemplo, producción de música, discernir elementos musicales)
  6. Verbal-lingüística (por ejemplo, rango de vocabulario, habilidades de habla y escritura)
  7. Visual-espacial (por ejemplo, recordar imágenes y rostros, lectura de mapas)

Más tarde, Gartner añadió la inteligencia naturalista -conocimiento y talento del mundo exterior- como una que «probablemente añadiría» si pudiera volver a proponer su teoría.

COMPORTAMIENTOS QUE REVELAN INTELIGENCIA

Lo que hizo único el trabajo de Gartner fue su acercamiento progresivo al campo tradicional de la psicometría, específicamente a las pruebas de inteligencia. Al prepararse para su investigación, Gartner aparentemente sabía lo que otros no sabían en ese momento: diferentes regiones del cerebro influyen más fuertemente en facultades mentales específicas que otras. (Estas diversas partes del cerebro también son responsables de ciertos aspectos del comportamiento, que pueden ayudar a explicar la relación.)

10 COMPORTAMIENTOS CIENTÍFICAMENTE RESPALDADOS QUE REVELAN QUE ERES MÁS INTELIGENTE DE LO QUE CREES:

1. ERES UN PROCRASTINADOR

Los inteligentes a menudo viven en sus cabezas, para bien o para mal. También aparece una débil correlación entre inteligencia y menor necesidad de validación social (léase: dinero). Veamos… te gusta tu propia compañía, te importa relativamente poco el dinero.

2. ERES UN CHIFLADO

¿Quién dice que los cerebritos no tienen sentido del humor? Según un estudio de la Universidad de Nuevo México, la gente inteligente es más divertida que el ciudadano común. Publicado en la revista Intelligence, dos investigadores examinaron a 400 estudiantes universitarios -200 hombres y 200 mujeres- por su capacidad de razonamiento abstracto, inteligencia verbal y «capacidad de producción de humor (considerando la más divertida de los subtítulos escritos para tres dibujos animados)». El razonamiento abstracto y la inteligencia verbal predijeron quién escribió los subtítulos más divertidos.

3. ERES DUEÑO DE UN GATO

Olvida lo de «la loca de los gatos». Según una encuesta de 600 estudiantes universitarios, los que se identificaron como «amantes de los gatos» -alrededor del 11 por ciento- informaron sobre rasgos que se relacionan con una inteligencia elevada. Los amantes de los perros, sin embargo, son más extrovertidos, enérgicos y respetuosos con las normas.

4. ERES UN BÚHO NOCTURNO

Los humanos somos una especie de vida diurna; estamos biológicamente programados para aprovechar la luz del día (que los biólogos evolucionistas creen que se debe a nuestra incapacidad de percibir en la oscuridad). Sin embargo, a diferencia de otras especies de mamíferos, podemos decidir anular nuestro ritmo circadiano. En otras palabras, podemos elegir ser un «búho nocturno» – alguien que prefiere las horas de la noche.

Evolutivamente, la «Hipótesis de Interacción entre la Sabana y el CI» postula que aquellos con un mayor nivel de inteligencia son más propensos a «adquirir y adoptar» comportamientos y rasgos que contradicen los de su especie. En otras palabras, los búhos nocturnos -que constituyen una pequeña minoría de la población- son, muy probablemente, más inteligentes que la media.

5. SABES LO QUE NO SABES

Einstein dijo: «No es que yo sea muy inteligente, sino que dedico más tiempo a resolver los problemas«. Decir que Einstein estaba siendo modesto es quedarse corto. La clave, sin embargo, es esta: la gente inteligente es menos propensa a dejar que otros sepan que son inteligentes. De hecho, es más probable que subestimen su inteligencia.

Por otro lado, el efecto Dunning-Kruger ayuda a explicar por qué *ejem* las personas «aburridas» hacen justo lo contrario. Dunning-Kruger, un sesgo cognitivo bien establecido, demuestra la tendencia de las personas con menor inteligencia a presumir de su inteligencia.

6. TIENES UNA CURIOSIDAD INSACIABLE

Una mente activa tiende a ser muy curiosa. Tomas Chamorro-Premuzi, profesor de psicología de la Universidad de Londres, etiqueta esta inclinación como ‘CQ’, o cociente de curiosidad. Según Premuzi, los que tienen un alto nivel de CQ tienden a ser más tolerantes a la incertidumbre. Invierten más voluntariamente energía intelectual para entender la ambigüedad. Como tal, estos individuos adquieren más conocimiento con el tiempo al mantener su cerebro comprometido. La inversión intelectual es un componente clave para aumentar la inteligencia de base.

7. ERES PACÍFICO, NO UN LUCHADOR

Como era de esperar, la propensión a los altercados físicos y al comportamiento violento está relacionada con la inteligencia inferior. El criminólogo Brie Diamond de la Universidad de Texas en Dallas hizo un interesante descubrimiento al respecto. Aparentemente, los reclusos con menor puntaje de inteligencia cometieron mucha más violencia que los reclusos promedio y de alto coeficiente intelectual. El estudio, publicado en la revista Intelligence, concluye que «[Estos] resultados actuales apoyan la influencia de la inteligencia en la comprensión de la mala conducta violenta en las cárceles«.

8. ERES UN POCO DESORDENADO

Según un estudio publicado en Psychological Science, las personas que trabajan en entornos más desordenados pueden producir soluciones más novedosas que sus homólogos más ordenados. Kathleen Vohs y sus colegas de la Carlson School of Management de la Universidad de Minnesota, llegan a esta conclusión: «En trabajos anteriores se ha descubierto que un entorno limpio lleva a la gente a hacer cosas buenas: no cometer delitos, no tirar basura, y mostrar más generosidad. Encontramos, sin embargo, que se pueden obtener resultados muy valiosos al estar en un ambiente desordenado«.

9. ERES UNA PERSONA PREOCUPADA

Desde hace algún tiempo, los psicólogos han argumentado si la inteligencia está relacionada con la ansiedad u otras condiciones de salud mental. Algunas de las investigaciones más recientes, publicadas en Nature, encontraron 599 genes no descubiertos anteriormente que están relacionados tanto con la inteligencia como con el comportamiento neurótico. El neuroticismo es un término general que se da a aquellos que experimentan episodios más frecuentes de ansiedad y preocupación.

10. TIENES UN RETORCIDO SENTIDO DEL HUMOR

Mientras que los compañeros de trabajo pueden poner los ojos en blanco ante tus bromas sobre temas oscuros, los investigadores de la Universidad Médica de Viena dicen que probablemente tienes un coeficiente intelectual más alto. El estudio de 156 personas, publicado en la revista Cognitive Processing, llevó a los autores a concluir que los individuos con inteligencia verbal y no verbal alta prefieren un nivel más alto de humor negro que aquellos con inteligencia verbal y no verbal promedio o inferior.

Fotografía: Jenna Anderson

¿Te ha gustado?






Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!