10 Consejos para saber si alguien te está mintiendo

10 Consejos para saber si alguien te está mintiendo

Cuando se trata de decir la verdad, casi todas las personas tienen un momento muy difícil de «conciencia moral»: ¿mentir o no mentir? Pero desafortunadamente hay personas que basan toda su vida en pequeñas y grandes mentiras y extienden su red de mentiras mucho más allá de su capacidad para controlar las consecuencias de ello.




Y estas consecuencias al final pueden ser muy dolorosas para el que ha creído en ellas, y para el que miente. Por lo tanto, para tener una forma de vida tranquila, es de suma importancia aprender a saber cuándo alguien te puede estar mintiendo.

Aquí hay algunos consejos que debes tener en cuenta si no quieres caer en mentiras constantes. Cuando empiezas a examinar a una persona que sospechas que miente, un consejo muy útil es saber cómo actúa esa persona en su vida cotidiana normal.

Y después prestar atención a estas señales que a veces pueden ser muy sutiles:

1. Pausa

Cuando alguien está mintiendo y lo sorprendes desprevenido inmediatamente después de que ha hecho la acción, tiende a hacer muchas pausas. Al hacer esto, ganan un tiempo para pensar e inventar una historia que sea bastante creíble. Así que ten cuidado con las pausas, si no han tenido tiempo de inventar algo, lo harán mucho.

2. Dar menos detalles

Esto sucede particularmente cuando alguien quiere asumir la culpa por lo que hizo otra persona. Si no lo han hecho, darán menos detalles, o los detalles que den no serán consistentes con el hecho. Pero esto también es válido para alguien que no es muy creativo e imaginativo, por lo que no puede inventar una historia convincente en la cantidad de tiempo que tuvo para prepararse para la mentira.




3. Dar más detalles

Esto también es una señal importante de que alguien está mintiendo, especialmente si tuvo suficiente tiempo para pensar en ello. Su historia es tan convincente que incluso pueden respaldarla con hechos que no se pueden negar. Pero si sabes que esta persona normalmente no presta mucha atención a los lugares, nombres y tantos detalles, esto podría activar la «alarma de mentira«.

4. Problemas para retroceder

Es una forma muy interesante de atrapar a un mentiroso. Por lo general, un mentiroso no puede contar la historia al revés. Cuando alguien tiene la intención de mentirte y poco tiempo para mostrar una historia convincente, por lo general se concentran en las secuencias exactas de los eventos y la consistencia del tiempo de esos eventos hasta el punto en que te encuentras y vienen a ti muy preparados. Pero la trampa aquí es que no pueden repetir la historia si les pides que empiecen por lo último que hicieron y retrocedan, hasta por ejemplo, desde que salió de la oficina. Sencillo, estaban tan centrados en «cómo» empezó todo que olvidan que no se puede forjar el «por qué» en una mentira.

5. Inconsistencia

Esto ocurre especialmente si el que sospechas que miente se pone muy cómodo cuando lo dejas pensando que están a salvo y has dejado de preguntar y en el momento en que repites la pregunta o les pides que repitan un detalle específico mencionado una vez antes, o no contestarán en absoluto o dirán otra mentira rápida diferente a la anterior.

6. Contacto con los ojos

Este es difícil porque un mentiroso entrenado o patológico te mentirá mientras te mira directamente a los ojos. Pero generalmente cuando alguien miente no hace contacto visual, es la primera señal de vergüenza. No pueden mirar a los ojos, porque como se dice, los ojos son puertas al Alma y un mentiroso no quiere ser mirado a su Alma. Están demasiado avergonzados, porque saben lo que hacen.

7. Protestan demasiado o cambian de tema

Cuando alguien no quiere que sepas la verdad, protesta demasiado, te grita, dice que no le crees lo que te dicen, o lo más común es que te echen toda la culpa a ti.




8. Pregunta lo inesperado

Por lo general, se puede atrapar a un mentiroso muy rápidamente si se juega a juegos mentales como hacer preguntas diferentes que no tienen nada que ver con la historia, sino con el que está mintiendo.

Verás, cuando les preguntes dónde estaban y empiecen a hablar como si estuvieran leyendo un guión, simplemente haz una pregunta sencilla que te venga a la mente, cambia un poco de tema, habla un momento sobre ti y de repente pídeles que continúen, que repitan lo que han dicho anteriormente. Este es el momento en que se pierden en su propio juego.

9. Busca emociones poco sinceras

Con las palabras se puede ser templado, pero no con las emociones y los sentimientos. Si prestas atención al lenguaje corporal y a los ojos, puedes leer fácilmente todas sus emociones. Así que confía en lo que ves en los ojos, confía en lo que está escrito en la cara cuando alguien te habla.

10. Confía en tu instinto

Dejando a un lado todas las consistencias del evento, todas las historias bellas y convincentes, siempre debes confiar en tus instintos o intuición. Tu corazón nunca te mentirá. Así que confía en tu Ser lo que te está diciendo y date un tiempo para descubrir si tu intuición era verdadera.

Hay veces que no podemos mostrar la verdad, así que seguimos las mentiras que oímos y fingimos que todo está bien. Pero esta falsa calma nunca dura mucho tiempo, incluso en nuestro último día le diremos a aquel que nos mentía que lo supimos todo el tiempo.

Fotografía: Felix Lichtenfeld

Temas:

¿Te ha gustado?






Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!