15 cosas extrañas que pueden literalmente reconectar tu cerebro

15 cosas extrañas que pueden literalmente reconectar tu cerebro

El cerebro es un órgano misterioso, y los investigadores están empezando a entender todas sus complejidades. Pero sus descubrimientos revelan todas las cosas extrañas que pueden cambiar el cableado de tu cerebro – como teléfonos inteligentes, aguacates y viajes espaciales, para empezar.




1. Tu cerebro nunca deja de cambiar

«Sabemos que cuando aprendes algo, las sinapsis en tu cerebro se hacen más grandes«, dice Matthew Dalva, profesor de neurociencia en el Instituto de Neurociencia Vickie y Jack Farber y director del Centro de Biología Sináptica en Jefferson en Filadelfia. En su última investigación, el Dr. Dalva utilizó una nueva tecnología de microscopía para observar cómo pequeños grupos de proteínas se mueven en las sinapsis; esto es neuroplasticidad: la capacidad de tu cerebro para formar nuevas conexiones neuronales a lo largo de la vida. El Dr. Dalva señala los hallazgos que indican que la neuroplasticidad puede desarrollarse de manera beneficiosa cuando se está aprendiendo un nuevo idioma, por ejemplo, y que las conductas dañinas como la adicción pueden alterar el cerebro de manera negativa.

2. Alexa, Google y teléfonos inteligentes

Cuanto más dependemos de nuestros dispositivos para recordar información, más los necesitamos: se llama «descarga cognitiva«. En un estudio, los participantes que anteriormente utilizaban Internet para obtener información eran significativamente más propensos a volver a Google para preguntas posteriores que aquellos que utilizaban su propia memoria. «Nuestra investigación muestra que a medida que utilizamos Internet para apoyar y ampliar nuestra memoria, nos volvemos más dependientes de ella. Mientras que antes podríamos haber intentado recordar algo por nuestra cuenta, ahora no nos molestamos«, dice el autor del estudio Benjamin Storm, profesor asociado de psicología de la UC Santa Cruz en un comunicado de prensa.

3. Viajes espaciales

¿Qué le sucede al cerebro de los astronautas después de semanas o meses de viajes espaciales? Los investigadores examinaron los cerebros de los astronautas antes y después de estancias cortas y prolongadas en la Estación Espacial Internacional y encontraron que el cerebro se movía hacia arriba en el cráneo y que los centros visuales del cerebro estaban comprometidos hasta el punto en que la visión de los astronautas sufría después de regresar a la Tierra. Pero sólo ocurrió durante misiones prolongadas; los astronautas que pasaron sólo dos semanas en el espacio no experimentaron los mismos cambios.

4. Vino, cerveza y licores

Científicos de la Universidad de Colorado Boulder encontraron que el consumo de alcohol puede causar cambios a largo plazo en la estructura de la materia blanca y la materia gris en el cerebro. Cabe destacar que la marihuana no causó tales cambios en el estudio.

5. Depresión

Hay muchas cosas que los psicólogos desean que sepamos sobre la depresión, incluyendo el hecho de que la depresión es una enfermedad del cerebro, así como la artritis es una enfermedad de las articulaciones. Un estudio publicado en la revista Nature documentó cambios en la materia blanca del cerebro entre las personas con depresión. Las alteraciones en la materia blanca del cerebro se han relacionado con problemas con el procesamiento emocional y el pensamiento.




6. Ayuno

El ayuno ha existido durante eones, y la moda del ayuno intermitente tiene muchos beneficios físicos y mentales. «El ayuno puede cambiar el cerebro de muchas maneras«, dice Benjamin Hardy, candidato al doctorado en la Universidad de Clemson en Clemson, Carolina del Sur, y autor del próximo libro «Descubra las claves ocultas del éxito«. «Aumenta el número de células cerebrales y los niveles de factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF, por sus siglas en inglés), una proteína que interactúa con las neuronas en las partes del cerebro que regulan la memoria, el aprendizaje y la función cognitiva superior«, dice. Los niveles bajos de BDNF se relacionan con el Alzheimer, la pérdida de memoria y el deterioro cognitivo.

7. Videojuegos

La mayoría de los padres son muy conscientes de que Fortnite -la última obsesión de los adolescentes en los videojuegos- es seriamente adictiva. «El juego excesivo también pueden hacer algunas de las mismas cosas en el cerebro que la cafeína o la cocaína«, dice Hardy. «Jugar hace que el cerebro libere toneladas de dopamina, lo que es muy gratificante«, dice. Y muy pronto, el cerebro se acostumbrará a necesitar más para tener el mismo efecto, advierte.

Sin embargo, las noticias sobre cómo los videojuegos afectan a nuestros cerebros no son tan malas. Un estudio publicado en la revista Frontiers in Human Neuroscience descubrió que jugar a videojuegos puede aumentar la eficiencia de las regiones cerebrales responsables de la atención y las habilidades visuoespaciales. Y un nuevo estudio indica que cuando las personas de entre 55 y 75 años jugaban a videojuegos de plataformas 3D como Super Mario 64 durante 30 minutos al día, cinco días a la semana aumentaban la función cerebral y la materia gris en el hipocampo. (La materia gris es responsable, entre otras cosas, de la memoria, la vista y el oído.)

8. Probando cosas nuevas

¿Pensando en tomar clases de baile de salón o incluso aprender a tejer? «Aprender cosas nuevas, en general, reconfigura nuestros cerebros, que es la razón por la que los cerebros de los niños son tan adaptables«, dice Hardy. «Los cerebros de los adultos son fluidos y adaptables, pero los adultos no se ponen en situaciones nuevas y novedosas tanto como los niños.»

9. ¿Hablas inglés?

Aprender a hablar en una lengua extranjera cambiará tu cerebro para mejor, pero la forma en que aprendes es importante: «Estar sentado en casa con una aplicación de un móvil o un libro es diferente a estar en Londres y tratar de hablar inglés a los nativos«, dice Hardy. «Cuanto más inmediata sea la retroalimentación, más rápido aprenderás el idioma y las conversaciones proporcionan retroalimentación inmediata.»




10. Tu dieta

Los alimentos que ponemos en nuestros cuerpos definitivamente reconfiguran tu cerebro. «Las grasas saludables y de alta calidad como el aguacate son mejores para la plasticidad cerebral, mientras que los azúcares y los carbohidratos procesados crean inflamación en el cerebro«, dice Hardy.

11. Trauma de la infancia

La tragedia del abuso infantil está escrita en el cerebro: Naguib Mechawar, psiquiatra y director del Douglas-Bell Canada Brain Bank & Mood, en Montreal, Quebec, Canadá, estudia los cerebros de las personas con enfermedades mentales, incluidos los que han muerto por suicidio. El Dr. Mechawar también recopila información de fondo sobre las personas en un intento de identificar los fundamentos biológicos de la depresión mayor y el suicidio. «Pudimos mostrar cambios a nivel molecular… en las víctimas de abuso infantil y traumatismos décadas después del abuso«, dice. Encontró una disminución en el aislamiento de los nervios -llamado mielina- que ayuda a proteger la comunicación neuronal en el cerebro «Hay una consecuencia duradera del abuso infantil en el estado de mielinización«, explica. Esto puede ayudar a explicar por qué las sobrevivientes de abuso luchan contra la ansiedad, la agresividad, el control de los impulsos y los trastornos psiquiátricos como la depresión. Esto no significa que el abuso infantil sea indeleble. Las investigaciones han demostrado que algunas personas pueden superar estos desafíos.

12. Porno

En un estudio, los hombres que veían mucho porno tenían una disminución de la masa cerebral gris en áreas relacionadas con la recompensa y la motivación. Cuanto más miraban, menor era el volumen. «Esto podría significar que el consumo regular de pornografía embota el sistema de recompensas«, dice Simone Kühn, psicóloga, autora del estudio y científica del área de investigación de psicología del desarrollo del Instituto Max Planck para el Desarrollo Humano de Berlín, en un comunicado de prensa. «Por lo tanto, asumimos que los sujetos con alto consumo de pornografía requieren estímulos cada vez más fuertes para alcanzar el mismo nivel de recompensa.»

13. Meditación

En un estudio de 100 personas publicado en la revista Frontiers in Psychology, los investigadores compararon escáneres cerebrales de meditadores y no meditadores y encontraron que la meditación parecía preservar la materia gris crucial en numerosas regiones cerebrales, en comparación con los cerebros de los no meditadores.

14. Los clubes de optimización del cerebro

Los clubes de optimización del cerebro, como Field, que pronto se lanzará en la ciudad de Nueva York, ofrecerán todo tipo de servicios para crear un «cerebro de élite». Los médicos en estas clínicas realizan escáneres cerebrales de alta tecnología y luego utilizan tecnologías no invasivas para ajustar los circuitos y mejorar la destreza mental sin drogas. Los notrópicos -a veces llamados medicamentos inteligentes- son compuestos que mejoran la función cerebral y se están convirtiendo en una forma popular de darle a tu mente un impulso extra.

15. Ejercicio

El ejercicio regular es bueno para todo tu cuerpo, incluyendo tu cerebro. Un estudio encontró que el ejercicio aeróbico regular aumenta el tamaño del hipocampo del cerebro, que está involucrado en la memoria verbal y el aprendizaje, entre las mujeres que reportan problemas leves de memoria.

Fotografía: Pixabay

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!