6 cosas que debes dejar de hacer para seguir adelante y tener éxito

6 cosas que debes dejar de hacer para seguir adelante y tener éxito

Un aspecto de ser una persona productiva y feliz es el crecimiento, tanto personal como profesional. Nos esforzamos por crear nuevas oportunidades por diferentes razones: ambición, dinero, influencia, crecimiento profesional, nuevos retos, etcétera. Es natural buscar oportunidades y circunstancias que nos desafíen y nos obliguen a da lo mejor de nosotros.




Si bien la mayoría de nosotros sabemos las cosas que necesitamos hacer para tener éxito – trabajo duro, largas horas, más responsabilidad – se presta menos atención a las cosas que se deben dejar de hacer para lograr ese éxito. Notarás que la mayoría de estos comportamientos y hábitos autodestructivos son el resultado de tu pensamiento, que es quizás tu activo importante para lograr el éxito, y uno que te puede dar una tremenda ventaja… o desventaja.

6 COSAS QUE DEBES DEJAR DE HACER PARA SEGUIR ADELANTE Y ALCANZAR EL ÉXITO

1. LIBÉRATE DEL DESEO DE HACER FELICES A TODOS.

Todo el mundo tiene una opinión sobre todos los que conoce, precisa o inexacta. Desafortunadamente, muchos de nosotros nos enfocamos demasiado en lo que otros piensan de nosotros. Esto es natural, ya que queremos ser aceptados, queridos y apreciados.

Cuando haces un esfuerzo consciente para lograr el éxito en tu vida, va a haber personas que no querrán que salgas adelante por varias razones; envidia, amargura, miedo, o algo más. El éxito puede producir estos sentimientos porque no todo el mundo tiene el impulso de mejorar las circunstancias de su vida. Es importante recordar que ese es su problema, no el tuyo. No es tu trabajo hacer feliz a estas personas, sólo hacerte feliz en lo que elijas hacer con tu propia vida.

2. DEJA DE DAR EXCUSAS Y SE RESPONSABLE DE TUS ACCIONES.

Hay personas verdaderamente inteligentes y dotadas que nunca lograrán el éxito en su vida porque no pueden o no dejarán de poner excusas y culpar a los demás. Cuando se presenta una oportunidad, debes aprovecharla al máximo y recordar que sólo tú puedes hacer que ocurra. Culpar a otros por tus problemas y poner excusas nunca dará resultados positivos… nunca.

Si somos honestos con nosotros mismos, sabemos innatamente que hemos sido culpables en algún momento. Trabaja duro, confía en ti y ten la determinación de seguir adelante sin poner excusas o culpar a otras personas.




3. LÍBERATE DE GRANDES ERRORES Y FRACASOS DEL PASADO.

Todos hemos cometido errores y fallado en algún momento de nuestras vidas, algunos más a menudo que otros. Vale la pena repetirlo: no hay absolutamente nada que se pueda hacer con estos fracasos del pasado… lo que se hace se hace. La creencia de que “se puede juzgar el futuro de una persona por su pasado” es una creencia falsa que puede ser aceptada como verdad si no tenemos cuidado.

Walt Disney es una tremenda historia de éxito estadounidense que creó un imperio de entretenimiento multimillonario. También fue un conocido fracasado y cometió errores en un momento dado, siendo despedido por un editor de noticias y llevando a la bancarrota su primera compañía de animación.

Richard Branson, el magnate multimillonario de las comunicaciones, perdió cientos de millones de dólares antes de crear una de las marcas de comunicación más grandes del mundo.

Steven Spielberg fue rechazado dos veces por la Universidad del Sur de California y fue a una universidad mucho menos prestigiosa… antes de convertirse quizás en el director de cine más famoso de la historia.

¿Alguien menciona alguna vez los errores y fracasos de estas personas? No. Es lo que eliges hacer de tu vida a pesar del fracaso lo que te define.




4. LIBÉRATE DEL DOLOR Y EL TRAUMA DEL PASADO.

A veces la palabra “dificultad” no hace justicia a las cosas que hemos experimentado en el pasado. Algunos de nosotros hemos experimentado un dolor significativo e incluso un trauma por las cosas que nos han sucedido.

El problema inherente en revivir el dolor y el trauma es que puede descarrilar los esfuerzos para mejorar su vida. Nunca abrazarás completamente las posibilidades presentes o futuras sin liberarte de estos pensamientos psicológicamente dañinos. Si bien es posible que nunca olvides lo que ha sucedido, todavía puedes llevar una vida abundante y exitosa a pesar de haber pasado por una tremenda dificultad.

Kevin Spacey, el sobresaliente actor ganador de un Emmy y un Oscar, personifica el éxito mientras se enfrenta al dolor y el trauma del pasado. Su padre era miembro a tiempo completo del partido nazi y pornógrafo, quien supuestamente abusó sexualmente de sus propios hijos. Es comprensible que Spacey sufriera graves daños mentales y emocionales. Estaba tan angustiado por las acciones de su padre que tomó el apellido de soltera de su madre como propio, cortando para siempre cualquier vínculo con su padre.

Aunque ciertamente es un ejemplo extremo, muestra que la resolución ante el dolor o el trauma puede superar cualquier cosa.

5. LIBÉRATE DE LA INSEGURIDAD.

Como con la mayoría de las creencias profundamente arraigadas, la inseguridad puede ser difícil de superar, pero puede ser superada. Dicho esto, no te preocupes por lo que los demás piensen de ti. De nuevo, ese es el problema de ellos, no el tuyo. De todos modos, la mayoría de la gente está demasiado ocupada con sus propias vidas como para pensar mucho en ti.

Si crees que eres una persona fuerte, capaz y de inmenso valor, nada de lo que los demás piensen podrá cambiar eso… a menos que tú lo permitas. La inseguridad es un estado mental, pero también lo es la audacia y la confianza. Mantén la cabeza alta, cree en ti mismo, y es más probable que otros te tengan en alta estima.

6. LIBÉRATE DE LOS CELOS Y EL RESENTIMIENTO.

¿Quién, en un momento u otro, ha tenido sentimientos de celos o resentimiento? (Levanta la mano). Sí, los celos y el resentimiento son emociones humanas comunes, pero que carecen de valor y son agotadoras.

Además, los celos y el resentimiento son pensamientos irracionales e improductivos que no hacen absolutamente nada positivo para nosotros. Esto es especialmente cierto cuando se trata de alcanzar cualquier tipo de objetivo de medida del éxito. Resentirse con alguien más por su éxito o logro es un pensamiento débil y contraproducente. En cambio, trata de apreciar que lograron el éxito a través del trabajo arduo, la determinación y el sacrificio, lo cual probablemente hicieron.

Todos podemos aprender de personas que han tenido éxito en lugar de albergar sentimientos negativos. Trata de construir una relación y construir tu círculo social alrededor de estas personas. El éxito engendra éxito, y es probable que encuentres a una buena persona que te provea de motivación y aliento para que alcances tus metas.

Fotografía: Ryan Jacobson

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!