11 Cosas que a toda mujer fuerte dejaron de importarle hace mucho tiempo

11 Cosas que a toda mujer fuerte dejaron de importarle hace mucho tiempo

Esta maldita montaña rusa de la vida nunca dejará de darnos curvas desagradables. Es la forma en que está diseñada. Siempre lista para desestabilizarnos y sorprendernos, la vida puede ser muy dura.




Para ser honestos, no es como si la vida nos diera una opción. En algún momento (básicamente cuando la última gota hizo que el vaso se desbordara), llegas a una etapa en la que, aunque lo intentes, no te importan en absoluto algunas cosas que una vez te causaron horribles dolores de cabeza.

Has terminado de fingir ser el hada madrina de personas que no se lo merecen, dejas de hacer realidad los deseos de la gente, dejas de preocuparte por lo que piensen los demás. Lo dejaste todo junto. Porque te has dado cuenta de que la vida es demasiado corta.

Así que, si tú también compartes la misma opinión y sientes que necesitas hacer un cambio serio para encontrar la felicidad dentro de ti misma, necesitas definitivamente dejar de darle importancia a todo esto:

1. Con quién te acuestas

Las cosas que te gusta hacer entre las sábanas y las personas con las que lo haces no son de la incumbencia de nadie, sino tuya. Vive tu vida de la manera que pretendes y nunca les des a esos carroñeros codiciosos el placer que quieren.

2. La forma en que te vistes

Nunca dejes que nadie te diga: “¿De verdad vas a ponerte esto?“. Eres libre de lucir los vaqueros de tu madre cuando te apetezca, esas minifaldas cortas que hacen que tus piernas sean sexys o el suéter de abuelita de gran tamaño que tanto te gusta.




¿Quién dice que hay que seguir las tendencias? Siéntete cómodo en tu propia piel aunque salgas con tu pijama.

3. Las opiniones de otras personas sobre ti

Deja de castigarte por la opinión de alguien sobre ti. Siempre habrá personas malas que nunca dejarán de juzgarte.

Así que, en el momento en que alguien proyecte su odio sobre ti, recuerda la gran verdad: “Lo que Ana dice de Clara dice más de Ana que de Clara“. Vívelo. Apréndelo.

4. Lo que tu ex está haciendo

Está en el pasado por una razón. Así que, si planeas seguir adelante con tu vida y concentrarte en ser feliz, tienes que olvidarlo.

5. Tratando de encajar en todas partes

Algunas personas desperdician toda su vida tratando de encajar en la multitud sin darse cuenta de que en realidad pueden ser únicas y diferentes. Y lo digo de una manera positiva. ¿Por qué querrías ser una oveja más entre millones de ovejas?




6. Tener el “cuerpo perfecto”

Bien, todas soñamos con el cuerpo perfectamente formado. Pero necesitas dejar de obsesionarte con perder peso muriéndote de hambre. No es saludable y no te hará más feliz. Disfruta de tu individualidad y de tu forma perfecta. ¡Eres hermosa!

7. Gente tóxica que no merece ser parte de tu vida

Cuando esa última gota hace que el vaso se desborde, necesitas prepararte y tomar el control de tu vida. Aprende a separar a esos vampiros codiciosos de tu vida. Deja de tolerar su drama por completo.

Protege tu bienestar de cualquier daño. No tengas miedo de estar sola. Después de todo, ¿quién necesita gente que sólo estará cerca mientras tú les eres útil?

8. Lo que la gente publica en los medios sociales

Este se lleva la palma en la lista de las cosas a las que no darle nada de importancia. Dado que Internet es el mejor amigo de todo el mundo hoy en día, sabrás que hay gente de todo tipo. Desde humanos extremadamente ignorantes hasta excepcionalmente nerviosos.

Así que hazte un favor e ignora a esta gente. Por otro lado, también está el botón de “no seguir”. Es una idea…

9. Tus errores del pasado

No hay nada que puedas hacer para cambiar los sucesos que ya ocurrieron y las oportunidades que ya pasaron de largo. No te arrepientas de tus errores. Si no fuera por ellos, es posible que ni siquiera esuvieras aquí.

10. El futuro

Al igual que en el pasado, no hay una manera legítima de averiguar cómo será tu futuro (no considero que los oráculos sean legítimos) y tampoco hay necesidad de hacerlo. Sólo tienes que concentrarte en lograr lo mejor en este momento, y todo lo demás se solucionará por sí solo.

11. Todo lo demás que no podrás controlar

En serio, deja de estresarte por las cosas que claramente no puedes controlar. Ya sea la personalidad de alguien, sus opiniones, el clima, envejecer, los precios de la gasolina, los impuestos, lo que otros piensan de ti. La lista podría ser de kilómetros. Sea lo que sea.

Lo único que puedes controlar es tu reacción a todo lo que te pasa. Puedes controlar tu actitud y puedes decidir lo que vas a hacer con respecto a una situación determinada.

Si lo consigues, créeme, vas a llegar lejos. La verdadera felicidad viene sólo de dentro, así que esfuérzate y haz lo mejor que puedas para alcanzarla.

Fotografía: Dollar Gill

Temas:

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!