20 cosas que no le debes a nadie

20 cosas que no le debes a nadie

Nunca lo expliques – tus amigos no lo necesitan y tus enemigos no te creerán de todos modos.

Elbert Hubbard




¿Cuántas cosas en tu día haces porque crees que debes hacerlas? Bueno, honestamente, la palabra “deber” debería ser eliminada de nuestro vocabulario. Las cosas que “deberíamos” hacer nos alejan de las cosas que importan, las cosas que debemos hacer para vivir nuestra mejor y más feliz vida.

Cuando dejamos de hacer cosas porque sentimos que debemos hacerlo y empezamos a definir los límites en torno a lo que añadirá valor a nuestras vidas, podemos seguir adelante con la tarea de vivir nuestra vida.

Lo más importante que debemos dejar de hacer es explicar nuestras decisiones a los demás con la esperanza de contar con su apoyo. Debemos tener la suficiente confianza en nuestras decisiones como para que la opinión de otra persona no importe.

Todos juzgamos incluso cuando intentamos con todas nuestras fuerzas no hacerlo. Observamos a la gente, formamos opiniones y hacemos suposiciones basadas enteramente en esas observaciones. Así que no es de extrañar que asumamos que otras personas nos están juzgando. Sabiendo que el juicio está sucediendo a nuestro alrededor, sentimos la necesidad de explicarnos constantemente para asegurarnos de que la gente nos vea como queremos ser vistos.

¿Cuántas veces has pretendido sentirte bien y has tratado de convencer a alguien de este hecho a pesar de que está claro que no te sientes bien en absoluto? Todos lo hemos hecho. En vez de fingir, trata de ser real sin necesidad de disculparte o explicarte. Date la libertad de… Tan sólo: ser. Ser Humano. Todo el mundo tiene imperfecciones, ¿por qué molestarse en esconderlas?




Explicar toma tu poder y se lo da a la otra persona. Las mejores decisiones vienen cuando escuchamos cómo nos sentimos y seguimos nuestro instinto. Pero esas fuentes no suelen ser bien recibidas en una explicación, así que inventamos una explicación con la que la otra persona pueda relacionarlo.

Desafortunadamente, hay muchos de nosotros que sentimos la necesidad de explicar aunque sabemos que no deberíamos. Alguien que explica está esperando la aprobación de alguien más, y hay mucha energía desperdiciada en la espera. Es este período de espera que la duda se arrastra; la depresión comienza a expandirse, y la infelicidad echa raíces. Esperar es tiempo perdido.

Cuando explicamos, nos alejamos de nuestra mayor fuente de sabiduría – nuestra guía interior. Dejamos de honrarnos a nosotros mismos y empezamos a dar más importancia a la otra persona.

Es difícil superar la tendencia a explicar, pero se puede hacer con enfoque e intención. La conciencia es la clave. Para ayudarte a ser más consciente, aquí hay 20 cosas por las que no le debes a nadie una explicación.

  1. No le debes a nadie una justificación por tus valores y tus prioridades.
  2. No le debes un sí a nadie cuando quieres decir que no.
  3. No le debes a nadie una explicación por tus relaciones, ya sean amantes o amigos.
  4. No le debes a nadie ayuda con su viaje a la felicidad a costa del tuyo.
  5. No le debes a nadie un debate sobre tus opiniones políticas, especialmente cuando la otra persona está decidida.
  6. No le debes a nadie una disculpa cuando no lo sientes, y tomarías la misma decisión de nuevo.
  7. No le debes a nadie una racionalización sobre por qué es importante invertir en ti mismo.
  8. No le debes a nadie el significado de lo que crees.
  9. No le debes a nadie un cambio en tu apariencia sólo para complacerlos.
  10. No le debes amistad a nadie, especialmente cuando no comparten tus valores.
  11. No le debes a nadie una mentalidad negativa para que puedas compadecerte de ellos.
  12. No le debes a nadie acceso a información sobre tu vida que te haga sentir incómodo.
  13. No le debes a nadie chismes sobre otras personas sólo para encajar con ellas.
  14. No le debes a nadie tu tiempo para sus proyectos o para las cosas que les importan, a menos que a ti también te importen.
  15. No le debes a nadie el compromiso de probar algo “nuevo” sólo porque te lo pidieron.
  16. No le debes a nadie un lugar seguro para quejarse constantemente y vivir con sus malas decisiones.
  17. No le debes a nadie una respuesta que no sea la verdad para evitar que se sienta incómodo.
  18. No le debes a nadie tus servicios como consejero de crisis a menos que en realidad seas un consejero de crisis.
  19. No le debes a nadie cumplidos falsos sólo para hacerlos sentir mejor.
  20. No le debes a nadie nada que no te haga sentir bien y vaya en contra de tu instinto.

Sólo recuerda esto:




Lo que otros piensen de mí no es asunto mío.

Wayne Dyer

y luego recuerda esto:

Sólo tú eres suficiente. No tienes nada que probar.

Maya Angelou

La próxima vez que te sientas tentado a justificar algo, recuerda que no puedes controlar lo que piensan los demás. Sólo puedes controlar lo que piensas y lo que sientes. Si estás seguro de tus decisiones, entonces una explicación no es realmente necesaria, ¿verdad?

Fotografía: Kirill Balobanov

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!