11 cosas que recordar mientras el 2018 se acaba y el 2019 comienza

11 cosas que recordar mientras el 2018 se acaba y el 2019 comienza

11 cosas que recordar mientras el 2018 se acaba y el 2019 comienza

1. Este último año no te define.

Tal vez este año no fue el mejor. Tal vez cometiste algunos errores de los que no estás orgulloso, tal vez hiciste cosas que deseabas desesperadamente haber evitado. Está bien admitir estas cosas porque eres humano, y a pesar de nuestros mejores esfuerzos, a veces todos nos equivocamos, incluso de manera horrible. Lo que hay que recordar es que somos mucho más que nuestros peores días y tenemos el potencial de hacerlo mejor y llegar a ser mejores. Así que sólo porque no hayas hecho todo bien este año, no significa que eso es todo lo que eres o serás. Asegúrate de recordarlo.




2. Recuerda tanto las derrotas como las victorias.

A veces es fácil para nosotros recordar las cosas que hicimos bien, y negar completamente las cosas que hicimos mal. A veces es aún más fácil castigarnos por las cosas que hicimos mal e ignorar todo lo que pudimos haber hecho bien. Sin embargo, al terminar este año, trata de recordar, e incluso celebrar, las victorias y las derrotas. Las cosas que hiciste bien, de las que tienes que estar muy orgulloso. ¿Y las derrotas? Puede que se hayan cerrado algunas puertas, pero quizás fueron el empujón que necesitabas para ir en una dirección diferente. De cualquier manera, cada momento impactó y te moldeó en lo que eres ahora, y te ha mostrado quién quieres ser. Está bien aceptar esos momentos, para bien o para mal.

3. Recuerda a los que han estado a tu lado, y continuarán hasta el próximo año.

Aunque está bien que nos enfoquemos en nosotros mismos y hacia dónde queremos ir, este es también un momento perfecto para mirar hacia atrás y reflexionar sobre aquellos que estuvieron a nuestro lado, incluso cuando nos sentimos más solos. Tal vez los conocimos este año, o tal vez han estado en nuestras vidas durante años y años antes, pero lo único que sabes sin duda es que no podrías haber sobrevivido este año sin ellos. Tómate el tiempo para agradecerles, acércate a ellos y tómales de la mano a medida que se enfrenten juntos al año siguiente.

4. Has logrado mucho, aunque no lo parezca.

Sé que tal vez tenías grandes planes para ti mismo que estabas seguro de que lo lograrías. Sé que tal vez no estás donde pensabas que estarías ahora mismo. Sin embargo, este no es el momento de dudar de ti mismo y venderte por debajo de tus posibilidades. Si realmente te detienes y piensas en el pasado, te darás cuenta de que has logrado más de lo que quieres admitir. Tal vez parezcan pequeños pasos, o nada que valga la pena reconocer, y sin embargo, cualquier paso adelante que hayas dado es algo que vale la pena celebrar. No te olvides de eso.

5. Si has tenido un año difícil, este no es el final.

A veces la vida nos da más para lidiar con lo que nunca habíamos planeado. Sentimos que no podemos aguantar un minuto, y mucho menos otro día. Nadie conoce tu vida y tu propia mente como tú, pero recuerda que esto no significa que sea el final. Tienes tanta vida por delante, y el hecho de que este año haya sido difícil no significa que las cosas no vayan a mejorar y, lo que es más importante, no significa que tengas que pasar por el siguiente solo.

6. Tienes muchas posibilidades por delante.

A pesar de las cosas que puedes dejar atrás este año, y de lo importante que es reflexionar sobre ellas, no hay nada malo en volver la cara hacia lo que sigue: hay tantas posibilidades y potencial en el futuro para ti. Vas a tener muchas oportunidades y momentos que te harán vivir experiencias increíbles, y aunque la vida puede ser impredecible, es sin embargo un buen momento para recordarnos a nosotros mismos que hay potencial para grandes cosas por delante.




7. El año que viene va a pasar volando, así que aprovéchalo al máximo.

Puede parecer que fue ayer cuando empezabas el 2018 y ahora ya estás al final. Pueden pasar muchas cosas y el tiempo se nos puede escapar con demasiada facilidad y no hay mucho que podamos hacer para detenerlo. A medida que se acerca el 2019, reconoce que aunque este año pasará más rápido de lo que esperas, no significa que no puedas crear recuerdos y disfrutar cada momento a medida que se acerca, lo cual es algo que todos podríamos hacer de vez en cuando.

8. Este año te mostró cosas que no sabías de ti mismo, llévatelas contigo.

2018 puede ser recordado por muchas cosas, pero recuerda que cuando se trata de ti mismo, este año te mostró partes de ti mismo que quizás no sabías que existían. Si bien es posible que quieras olvidarte de muchas cosas de este año, no te olvides de estas partes expuestas de ti. Para bien o para mal, es bueno llevar estas experiencias contigo al próximo año para ayudarte a crecer.

9. Este año te mostró cosas de las que no estabas orgulloso, deja esas cosas atrás (aunque puedes quedarte con las lecciones).

Este año puede haber estado lleno de todo tipo de errores que te encantaría olvidar y la verdad sea dicha, está bien si lo haces. No tienes que llevar estas cosas hasta el 2019. No tienes que dejar que estas cosas te persigan y te detengan. Sin embargo, no te hará daño llevar contigo las lecciones que aprendiste de esos errores; al menos, para evitar que vuelvas a caer en ellos de nuevo.

10. Este año puede haberte dado dificultades de las que planeaste, pero aún así lo lograste.

Independientemente de lo que hayas tenido que asumir este año, es importante que recuerdes que lo has superado todo. Sobreviviste otro año, a pesar de todas las cosas que podrían haberte hecho rendirte o querer renunciar por completo. Incluso si este año no fue del todo como esperabas, sólo debes saber que aún así te las arreglaste para salir adelante.

11. Recuérdate lo orgulloso que estás de estar aquí, en esta vida, ahora mismo.

Si somos honestos, no siempre nos cuidamos a nosotros mismos. Tendemos a asegurarnos de que los demás estén bien, o incluso a retirarnos de todo sin prestar atención a lo que necesitamos hacer otro día. Sin embargo, mira a tu alrededor, lo has logrado. Has superado todo lo que la vida te ha traído y aún así, aquí estás. Espero que te tomes un momento para enorgullecerte del hecho de que hayas seguido adelante, independientemente de lo que haya intentado frenarte. Muchos de nosotros estamos muy orgullosos de ti, y espero que tú también lo estés.




Fotografía: Yeshi Kangrang

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!