11 cosas que recordar cuando todo se desmorona

11 cosas que recordar cuando todo se desmorona

«A veces las cosas se desmoronan para que cosas mejores se puedan juntar.»

Marilyn Monroe




En este libro de la vida, las cosas raramente salen según lo planeado. Sin embargo, los contratiempos en el camino sirven como lecciones valiosas en nuestra evolución como personas. Además, los desafíos que enfrentamos nos ayudan a apreciar aún más las victorias y nos dan una perspectiva de la belleza en esos tiempos difíciles. Con las complejidades de la vida moderna, es prácticamente imposible evitar algún tipo de problema.

La clave para resolver los problemas está en cómo lidiar con ellos, y el siguiente consejo podría ayudarle a mantener las cosas en perspectiva la próxima vez que sientas que tu vida se está saliendo de control.

11 COSAS PARA RECORDAR CUANDO TODO SE DESMORONA

1. Los problemas de otras personas no son los tuyos. Si tienes un fuerte sentido de empatía e intuición, probablemente te sientas obligado a ayudar a resolver los problemas de los demás. Sin embargo, esto puede hacer que te sientas agotado al final del día, y otros pueden empezar a verte como su terapeuta personal gratuito al que pueden llamar a cualquier hora de la noche. Si bien es importante mostrar compasión y apoyo por los demás, es necesario encontrar un equilibrio entre ayudar a los demás y ayudarte a ti mismo.

2. Sigue adelante; todo sucede por una razón. Aunque sientas que la vida es una catástrofe tras otra, todas estas dificultades sólo sirven para probarnos y hacernos más fuertes. Nos permiten manejar mejor las situaciones futuras y nos enseñan lecciones valiosas sobre la vida. Sin luchas, no experimentaríamos el crecimiento como seres humanos.

3. El dolor es temporal. Cualquier situación nunca dura para siempre, ya sea una mala ruptura, luchas financieras, discusiones familiares u otros asuntos. No importa por lo que estés pasando, consuélate recordando que eres el maestro de tus emociones. Puedes elegir ver el lado positivo en cualquier situación, y transmutar el dolor en una oportunidad de crecimiento.




4. Hay un propósito en tu dolor. Los maestros espirituales en el pasado normalmente aconsejaban que atraemos lo que sentimos y lo que somos, así que cualquier mala situación que enfrentamos es a menudo el producto de nuestros propios pensamientos y sentimientos. Esto puede no siempre ser cierto, pero a menudo cualquier situación negativa puede ser vista como una valiosa herramienta de aprendizaje y una experiencia para poner a prueba nuestro ser más elevado.

5. Tómate un minuto para orar o para canalizar la energía positiva. No importa a lo que te enfrentes, trata de mirar el lado bueno de la situación para obtener una sabiduría más elevada. Te ayudará a aliviar su frustración o ansiedad acerca de la experiencia, y a calmar tu energía para que puedas manejar mejor la situación. La oración pondrá las cosas en perspectiva y te recordará que todo en la Tierra funciona de maneras cósmicas misteriosas que no siempre podemos entender.

6. La preocupación crea más problemas; la fe transforma. Ninguna cantidad de preocupación cambiará la situación. Sólo dejará espacio para que más energía negativa y más obstáculos entren en tu vida. Mantén una mentalidad positiva y confía en que el universo sólo te envía las experiencias que necesitas para ayudarte a transformarte en la mejor versión de ti mismo.

«El problema no es el problema. Es tu actitud hacia el problema.«

Capitán Jack Sparrow

7. Tal vez deberías hacer exactamente lo que temes hacer. La única manera de experimentar el crecimiento es dejar atrás la zona de confort. A veces necesitas poner a prueba tus límites y lanzar la precaución al viento para conocer tus verdaderas capacidades. Podrías desenterrar pasiones recién descubiertas y lados totalmente nuevos de ti mismo que nunca antes habías conocido, conquistando tus mayores temores.




8. Los días malos te permiten apreciar aún más los buenos. Sin días malos, ni siquiera reconocerías a los buenos como «buenos», ¡porque sólo tendrías una perspectiva limitada por la que pasar! Lo curioso de la vida es que no podemos conocer el placer sin dolor, la felicidad sin tristeza, las victorias sin luchas, etc. Vivimos en una realidad dualista, lo que significa que experimentamos extremos opuestos del mismo espectro en la mayoría de los aspectos de la vida. Aprecia la experiencia completa que este reino humano puede ofrecer, porque a menudo las peores ocurrencias revelan las mejores lecciones.

9. Recuerda que tienes MUCHA influencia y poder sobre tu vida. No tienes que convertirte en una víctima de las circunstancias o sucumbir a la derrota; tienes control total sobre tu vida y puedes convertir fácilmente una mala situación en una buena. Ten en cuenta que los arco iris sólo aparecen después de una tormenta, así que debe capear la tormenta para reconocer las lecciones que contiene.

«La decisión más importante que puedes tomar es estar de buen humor.«

Voltaire

10. Si te dejas llevar por una mentalidad negativa, volverás a caer en una mentalidad de víctima. Resuelve mantener tu estado de ánimo a pesar de tu situación actual, y la negatividad ya no tendrá ningún poder sobre ti.

11. No te preocupes, todos tenemos altibajos. Sólo mira hacia arriba y sigue adelante. La próxima vez que te sientas abrumado por las presiones de la vida moderna, recuerda que tú y millones de personas más están en el mismo barco. Lo mejor que puede hacer es crear activamente una vida que te guste, y las presiones ya no parecerán tan enormes.

«Mantén la calma y sigue adelante.«

Fotografía: Clem Onojeghuo

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!