6 Razones por las que las personas sensibles son más fuertes que la mayoría

Las personas que muestran abiertamente sus emociones a menudo son etiquetadas como “demasiado sensibles” y son comúnmente criticadas, se les dice que “se lo traguen” o se les aconseja que “lo superen”. Usted podría sorprenderse en esta lista de razones por las cuales la gente sensible es más fuerte de lo que usted cree.




1. No tienen miedo del amor

Incluso después de haber sido lastimados, la gente sensible tiende a mantener sus corazones abiertos. Su corazón puede estar magullado, pero no se niegan a encontrar amor o relaciones. Cuando otros puede guardar rencor o poner paredes para ocultar sus emociones, las personas sensibles usan su dolor de corazón para ayudar a guiarlos en la dirección correcta. Aunque existe la posibilidad de que vuelvan a salir lastimados, no quieren cerrarse a la posibilidad de encontrar el amor, porque saben que eventualmente valdrá la pena.

2. Prestan atención a los detalles

Una persona sensible rara vez toma una decisión, se involucra en un proyecto o resuelve un problema sin mirarlo desde todos los ángulos. Tienden a notar cosas que la persona promedio no nota. Ellos son conscientes de las pequeñas cosas en todos los aspectos de la vida, y a menudo son tildados de perfeccionistas. Mientras que otras personas están ocupadas siendo testarudas o pensando que su opinión es siempre correcta, la apertura de una persona sensible y la atención al detalle es un don, y lo utilizan para mejorarse a ellos mismos y ayudar a otros.

3. Son creativos

Las personas sensibles son a menudo creativas, en gran medida debido a su apertura y vulnerabilidad. Una persona sensible puede ser un escritor, un músico, un artista, o alguien que sabe que al crear algo, puede marcar una diferencia. Utilizan su talento no sólo como una salida para sus emociones, sino también como una forma de inspirar a otros.

4. Sienten profundamente

Las personas sensibles a menudo tienen una avalancha de emociones propias, pero también pueden sentir las emociones de los demás. Cuando alguien se siente triste o lastimado, tiene una necesidad innata de consolar a la persona. Lo más probable es que en el pasado hayan sido criticados por ser sensibles, pero sus emociones son lo que los alimenta. Cuando una persona sensible se preocupa por algo o alguien, se preocupa profundamente, y siempre defenderá lo que le importa.

5. Están conectados con la naturaleza

Las personas sensibles tienden a sentirse atraídas por los lugares tranquilos. A veces en la multitud pueden sentirse abrumados. Cuando tienen tiempo a solas, a menudo se aventuran donde se sienten libres y relajados – al aire libre. La naturaleza les da paz y les permite relajarse y recargar fuerzas. Se sienten conectados con el medio ambiente y es una fuente de fortaleza para ellos.




6. Aprenden del pasado

Una persona sensible probablemente recordará cómo se sintió durante o después de una determinada situación. Si se lastimaron, se avergonzaron o se arrepintieron, no guardarán rencor, pero utilizarán su experiencia para ayudarles en el futuro. Una persona sensible por lo general no comete el mismo error dos veces, porque está abierta a aprender, crecer y avanzar de algo que los está arrastrando hacia abajo.

Si le ha parecido interesante este artículo, por favor, COMPÁRTALO con sus amigos y déjenos un comentario. ¡Gracias!

Fuente: David Wolfe

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!