Si te gusta estar solo, tienes estos 5 rasgos asombrosos

Si te gusta estar solo, tienes estos 5 rasgos asombrosos

Tengo que estar sola muy a menudo. Estaría muy contenta si pasara desde el sábado por la noche hasta el lunes por la mañana sola en mi apartamento. Así es como me abastezco de combustible.
Audrey Hepburn




Aclaremos algo: estar solitario no es lo mismo que estar solo. De hecho, muchas personas prefieren estar solas porque esa es su manera de recargar y reabastecerse de energía.

Ser un solitario y disfrutar de la soledad puede ser una gran cosa. Y la gente que disfruta de estar sola son unas de las personas más interesantes y divertidas con las que se puede estar. Tienen muchas, muchas cualidades asombrosas que los hacen seres humanos extraordinarios.

Aquí hay 5 de ellas:

1. Son de mente abierta

Muchos percibirían a alguien que es reservado y callado como crítico y antisocial. Sin embargo, esto no es cierto. Las personas que se sienten cómodas estando solas son en realidad más abiertas de lo que uno podría pensar, porque pueden discutir de cualquier tema gracias a todos los conocimientos que han adquirido durante su tiempo a solas leyendo libros, viendo documentales o simplemente centrándose en sí mismos y en sus pensamientos.

2. Son oyentes exquisitos

Todos los introvertidos son unos oyentes increíbles. Esto se debe a que cuando la gente pasa tiempo sola, procesa las cosas en sus cabezas en lugar de decirlas en voz alta. Así que, a su vez, su relación de escucha es más alta que su relación de habla. Escucharían a cualquiera siempre y cuando la conversación no implique un simple chisme. Odian las conversaciones triviales más que nada.




3. Son emocionalmente establees

No, no son neuróticos como mucha gente creería. La palabra neurótica típicamente abarca sentimientos como ira, miedo, preocupación, ansiedad, soledad y estado de ánimo depresivo. Sin embargo, las personas que disfrutan de la soledad no están experimentando esos sentimientos por defecto. De hecho, están más en contacto consigo mismos y con sus emociones.

4. Se sobreestimulan rápidamente

Los estudios han demostrado que las personas que disfrutan de pasar tiempo solas tienen una estructura cerebral diferente a la de las personas que son demasiado sociables. Es decir, las personas que son socialmente activas tienen más acción de recompensa a la dopamina en su cerebro.

Los introvertidos, por otro lado, prefieren la acetilcolina – un químico cerebral que es similar a la dopamina y que también está conectado con el sistema de recompensa. La principal diferencia entre ellos es que este químico se activa cuando las personas están solas y se vuelven hacia su interior.

Es por eso que los extrovertidos disfrutan de la música y el ruido fuerte, piensan que es parte de la diversión mientras que los introvertidos prefieren las cenas tranquilas y la comodidad de su hogar.

5. Les gusta la gente

Tienen pequeños círculos de amigos, pero esto no significa que no les guste la gente. Desprecian las charlas triviales. Eso es todo.




¿Te gusta pasar tiempo solo? ¿O eres más como una mariposa social? Cuéntanoslo en la sección de comentarios.

Fotografía: Anthony Tran

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!