Las 6 dudas más grandes que tienen las mujeres incluso en una buena relación

Las 6 dudas más grandes que tienen las mujeres incluso en una buena relación

Lo hemos dicho antes y lo diremos de nuevo: las relaciones son complicadas, complicadas y complicadas. Especialmente cuando las relaciones se vuelven más serias, es normal que experimentar dudas a medida que la dinámica gira hacia una circunstancia más permanente. Las cosas que parecen intrascendentes al comienzo de una relación se sienten de repente como grandes banderas rojas cuando te enfrentas a la posibilidad de un compromiso. ¿O soy sólo yo? A excepción de las señales de abuso y manipulación, he aquí seis de las dudas más comunes que las mujeres experimentarán durante sus relaciones.




1. Extrañas rarezas

No importa con quién salgas o lo maravillosa que creas que es tu pareja, harán cosas que te molesten. Si te preocupa que el hecho de estar con tu pareja actual te está impidiendo conocer a un hombre mítico que no tiene defectos, da un paso atrás y date cuenta de que tus personas favoritas en el mundo son personas con defectos. Nuestras peculiaridades se suman a nuestra personalidad, así que no te preocupes demasiado por si tu hábito de doblar servilletas en aviones de papel te volverá loco en 10 años – lo más probable es que si no te ha molestado antes, no será un gran problema en el futuro hipotético.

2. Independencia limitada

Especialmente en el mundo actual, es normal que las mujeres tengan dudas sobre su capacidad para mantener una relación significativa mientras persiguen objetivos educativos y profesionales. Las relaciones requieren tiempo, esfuerzo y compromiso. Incluso si eres buena para articular tus necesidades, esperanzas y temores con tu pareja, puede ser desconcertante tratar de averiguar cómo encajará él en el panorama general de tu vida.

3. El nivel de atractivo

La cultura promovida por Twitter, Instagram, Facebook y otras plataformas de Resde Sociales causa un efecto que es a la vez inmediato y conectado, así como superficial y distante. Es más fácil que nunca encontrar que «la hierba es siempre más verde al otro lado» debido a las docenas de opciones tentadoras que se pueden obtener con un simple click o toque. Si sientes dudas sobre tu relación simplemente porque crees que hay alguien más atractivo, es hora de reevaluar tus motivos. Date cuenta de que siempre habrá alguien «más atractivo» y que la atracción física – aunque importante – no es realmente una razón principal para estar en una relación.

4. ¿Me estoy conformando?

Tal vez uno de los miedos más comunes (y uno de los que probablemente arroje más dudas en una relación feliz) es el de asentarse. Queremos cosas diferentes de nuestras parejas potenciales a largo plazo que de nuestros novios o novias casuales. A medida que avanzas en las diferentes etapas de tu relación es totalmente normal que esta pregunta se te pase por la mente – incluso varias veces. Esto no te convierte en una persona horrible, ni es motivo de fatalidad para la relación. Más bien es una oportunidad para evaluar tu satisfacción personal y cómo ves tu compatibilidad con tu pareja. A medida que enfrentes tus dudas y las resuelvas, esto fortalecerá tu vínculo o te ayudará a darte cuenta de que es hora de seguir adelante.

5. Familia

El tipo de dudas que experimentas varía en función de la dinámica de tu propia familia y de la frecuencia con la que interactúas con tus suegros o miembros de la familia nueva. Pero independientemente de si tu pareja es el mejor amigo de tu hermano menor o si su madre te asusta, es normal experimentar un poco de ansiedad con respecto a la tribu del otro. Sólo recuerda que el compromiso y la comunicación son cosas hermosas y que al final del día, tú eliges a tu pareja, no a su familia.




6. Aburrirse

Es probable que no tengas dudas sobre si puedes tener una relación a largo plazo sin aburrirte. Es imposible predecir el futuro con exactitud, así que tendrás que preguntarte si estas dudas surgen del miedo al compromiso o del aburrimiento que ya estás experimentando. Si es sólo una hipótesis, te sugeriría cruzar ese puente cuando llegue y hacer tu parte para mantener un sentido de romance y emoción en tu relación – ¡y no tengas miedo de incluir a tu pareja!

Fotografía: Erik Lucatero

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!