Cómo ser empático puede llevar a la fatiga suprarrenal, insomnio y agotamiento

Una de las características de ser empático es que siente mucho más que la mayoría de las personas, sin importar cuán sensibles y emocionales pensamos que somos. A menudo, estar solo es más relajante que estar con alguien para un empático.




La razón de ello está en la energía que las personas están transfiriendo a los empáticos. Todas las emociones y pensamientos negativos transferidos pueden drenar la energía y ser agotador para ellos.

No muchas personas son conscientes de que están transfiriendo sus vibraciones negativas y positivas a los demás. En el caso de un empático, ellos reciben todos los sentimientos y pensamientos, malos o buenos.

Imagina un empático en una habitación lleno de gente. Las probabilidades de que alguien se sienta deprimido a su alrededor son altas. Las probabilidades de que el empático sienta los mismos sentimientos después son igualmente altas.

Todo el mundo tiene pensamientos y emociones negativas a veces. Usualmente, procesamos esas emociones y las dejamos ir durante el día. Si no lo hacemos, experimentamos hiperactividad mental durante la noche. ¿Recuerda esas noches en las que no puede dormirse sin importar lo cansado que se siente?

Este sentimiento puede ser terrible y agotador, especialmente cuando no sabe cómo deshacerse de él. El resultado de ello es la fatiga emocional y física. Necesitamos tiempo para recargar las baterías después de una experiencia como esta. Necesitamos un botón de reinicio.




Cuando nuestro cuerpo está bajo estrés, las glándulas suprarrenales liberan hormonas para salvarnos del peligro en el que el cerebro piensa que estamos. Estas hormonas nos ayudan a afrontar los desafíos a los que nos enfrentamos.

Las emociones y pensamientos originados por experiencias pasadas pueden causar sentimientos de ansiedad, inquietud, temor e incluso pánico. Estos sentimientos hacen que nuestro cerebro piense que estamos bajo amenaza, así que el cerebro se activa para ayudarnos enviando señales para la producción de hormonas. Esto resulta en un aumento de los niveles de energía.

Si tenemos otras fuentes de estrés y ansiedad en este momento, sólo aumenta la liberación de hormonas y empeora las cosas.

El problema ocurre cuando estas glándulas suprarrenales son estimuladas extensamente. Entonces, producen mucha energía y tenemos problemas con nuestro sueño porque nos sentimos hiperactivos. Esto puede ser perjudicial para las glándulas y hacer que se quemen.

El mal funcionamiento de las glándulas suprarrenales provoca falta de energía y en un intento por resolverlo, consumimos alimentos que contienen altos niveles de azúcar refinado y sal. Sin embargo, aunque estos tipos de alimentos nos dan energía instantánea, no funcionan a largo plazo. Y luego, anhelas más y más y te quedas con poca energía y hambre.




Pero, ¿por qué anhelamos comida basura cuando nuestros niveles de energía son bajos? Resulta que nuestro cuerpo sabe que necesitamos azúcar o sal. El problema es el tipo de azúcar y sal que tomamos.

El azúcar refinado y la sal que se puede encontrar en los alimentos procesados no nos proporcionan suficiente energía. En su lugar, las fuentes naturales de azúcar y sal dan mucha energía y reponen las glándulas suprarrenales.

Aparte de los azúcares y sales refinadas, el café parece ser nuestro salvador cuando queremos dejar de sentirnos agotados. El problema con el café es que puede empeorar la situación irritando las glándulas suprarrenales. Esto resulta en un desequilibrio energético durante todo el día.

En vez de sentirnos energizados, terminamos sintiéndonos muy agotados y no preparados para enfrentar situaciones estresantes debido al mal funcionamiento de nuestras glándulas suprarrenales.

Todos estos problemas pueden ser resueltos con una actitud positiva, estilo de vida activo y opciones de alimentos saludables. El sueño es un factor importante aquí porque cuando dormimos, la liberación de hormonas por las glándulas suprarrenales crece.

Por eso nos sentimos refrescados y repuestos por la mañana. Por otro lado, cuando nuestras glándulas suprarrenales están agotadas, especialmente durante períodos estresantes, uno puede despertarse en medio de la noche o tener dificultades para dormirse.

La reparación completa de las glándulas suprarrenales puede tomar algún tiempo, pero no es algo que nadie pueda hacer. Tenga en cuenta que algunos cambios se pueden notar inmediatamente. Muy pronto, usted comenzará a sentirse más energizado y más positivo. Su sueño mejorará y como resultado, usted obtendrá más cosas hechas durante el día. Los expertos recomiendan llevar una dieta nutricional y comer alimentos orgánicos.

Mejorar el trabajo de las glándulas suprarrenales también se puede ayudar con la meditación, ya que nos ayuda a mantener la calma y la relajación. Otras actividades que pueden ser positivas son también pasar tiempo con sus seres queridos y hacer cosas agradables, como ver una película favorita o montar en bicicleta en la naturaleza. Cuando somos felices, nuestro cuerpo también es feliz y todo en él está equilibrado, incluyendo las glándulas suprarrenales.

Hay que tener cuidado de hacer demasiado, incluso cuando se trata de hacer ejercicio y hacer dieta. El exceso de esfuerzo puede causar estrés, lo que puede tener un efecto negativo al final.

Por favor, comparte…


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!