5 factores cruciales para vivir una vida feliz, según Carl Jung

5 factores cruciales para vivir una vida feliz, según Carl Jung

Si alguna vez has oído hablar de Carl Jung, estoy seguro de que conoces la historia de su trabajo. Jung es un conocido psicólogo y psiquiatra suizo que fundó muchas teorías sobre la identidad, la personalidad y la psicología analítica.




Su trabajo ha sido estudiado en todo el mundo y hoy en día muchas de sus teorías y sugerencias para mejorar la vida de uno siguen siendo consideradas verdaderas.

Una de sus teorías es la de encontrar la felicidad en la vida adoptando estos 5 elementos clave según Jung. Es sabido que encontrar la felicidad puede ser todo un reto y muchos psicólogos todavía están tratando de responder a las preguntas más difíciles sobre la vida.

Sin embargo, la felicidad no puede ser igual para todas las personas. Y está en manos de todos mirar un poco más profundo para lograr la felicidad.

Estos son los 5 factores básicos de Jung para vivir una vida más feliz y plena.

1. Cuida tu salud física y mental

La primera regla es cuidar de nuestro ser físico así como de nuestra salud mental. No debería sorprenderte cuando alguien está cuidando su cuerpo y su alma. En su lugar, deja que te inspiren a ti para que empieces a hacer lo mismo. ¡Y cuanto antes, mejor!




Haz ejercicio, trata bien a tu cuerpo comiendo más saludablemente, descansa lo que necesites y duerme bien. En el momento en que mejores tu vida practicando estos hábitos, también sentirás el cambio repentino en tu salud mental.

Los beneficios físicos del ejercicio por sí solo son suficientes para que seas más feliz. Nuestros cuerpos tienden a liberar la hormona endorfina cuando estamos físicamente activos, lo que se sabe que reduce nuestra percepción del dolor. Las endorfinas también desencadenan esa sensación positiva y feliz en nuestro cuerpo.

Tómate tu tiempo para mejorar tu bienestar. Tu cuerpo y tu cerebro te lo agradecerán.

2. Trabaja para mejorar tus relaciones

Como seres humanos, anhelamos amor y atención y podemos satisfacer esos anhelos socializando y fomentando nuestras relaciones con nuestra familia, amigos, parejas, compañeros de trabajo, etc.

Eso es exactamente lo que significa la segunda regla para la felicidad, según Sir Carl Jung. Mantener y cultivar todas las relaciones valiosas de nuestra vida.




El consenso general es que alguien que es amado y que trabaja duro para poner su relación en primer lugar experimenta más felicidad que la gente que hace lo contrario.

Debemos trabajar duro para cuidar de las personas que hacen que nuestra vida sea hermosa. A los que apreciamos. Deberíamos aferrarnos a esas raras aves que darían lo mejor de sí para estar ahí cuando más lo necesitamos.

Porque cuando piensas en ello, la gente que vive una vida cerrada y la pasa sola, no tiende a ser muy feliz. La felicidad sólo aumenta si se comparte. ¡Comparte tu vida y alegría con los que aprecias!

3.Tómate el tiempo para notar la belleza a tu alrededor

Parece que este mundo nos está volviendo locos. Vivimos corriendo sin tomarnos el tiempo para disfrutar de este mundo. La vida es hermosa. Deténte un segundo e inhale.

Si alguna vez queremos alcanzar un estado de ánimo más sereno y tranquilo y al mismo tiempo alcanzar la verdadera felicidad, tenemos que ir más despacio y mirar todo lo que nos rodea.

Ve a dar un paseo por el parque, huele esas rosas frescas, haz una caminata por el pico más alto, duerme bajo las estrellas, llama a un amigo que has extrañado durante bastante tiempo, comparte algo de dinero con el hombre de la calle, sólo VIVE.

Tómate el tiempo para sumergirte en el mundo que te rodea y apreciar la belleza en cada pequeña forma que hay.

4.Aprecia tu vida y tu trabajo

Una de las reglas esenciales para encontrar la felicidad en la vida es apreciar tu vida y amar lo que haces para vivir.

Hay una gran diferencia entre las personas que viven para trabajar y las que trabajan para ganarse la vida. Yo siempre me esforcé por trabajar en algo que me hiciera sentir realizada.

Cuando nos sentimos productivos y necesitados, nuestros niveles de felicidad aumentan. Mientras que la mayoría de la gente no pone tanto esfuerzo y amor en sus trabajos, aquellos que lo hacen, experimentan más satisfacción y se enorgullecen de su trabajo.

5. Tener algo en lo que creer

Independientemente del hecho de que la religión no necesariamente conduce a una vida más feliz, hay muchas personas que afirman que creer en algo divino podría ayudarles a encontrar el camino de la felicidad.

La idea de una vida después de la muerte y el hecho de que la vida no se detiene cuando morimos es de gran consuelo y puede traer paz a muchas personas.

¿Qué opinas de la lista de Jung? ¿Añadirías algo más?

Fotografía: efigment

¿Te ha gustado?






Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!