11 citas para recordar cuando todo va mal

A veces, parece que todo sale mal, a pesar de nuestros mejores esfuerzos para hacer las cosas bien. Podemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que algo funcione, pero la vida puede tener planes diferentes. Muchos de nosotros sentimos como si no tuviéramos control sobre nuestras vidas, y si bien esto puede contener algo de verdad hasta cierto punto, tenemos el poder de controlar cómo reaccionamos ante las situaciones. La próxima vez que te sientas frustrado por algo, recuerda las siguientes frases y citas para mantener las cosas en perspectiva.




11 FRASES Y CITAS PARA RECORDAR CUANDO TODO VA MAL

1. “A veces sólo necesitas hablar con un niño de cuatro y otro de 84 años para volver a entender la vida.
Kristen Butler

A veces, olvidamos lecciones importantes a lo largo de la vida que pueden ayudarnos a superar situaciones difíciles. Cuando podemos obtener una perspectiva diferente, se puede marcar la diferencia en la forma en que reaccionamos ante una situación. La próxima vez que descubras que todo va mal, habla con un niño y un adulto mayor para ver qué piensan al respecto. Lo más probable es que obtengas tu respuesta, además de una nueva perspectiva de la vida.

2. “Si no tienes nada por lo que estar agradecido, tómate el pulso.

Cuando todo sale mal, a menudo nos olvidamos de todo por lo que tenemos que estar agradecidos. Recuerda que incluso cuando tu vida parece una pesadilla, tienes la oportunidad de hacer todo bien de nuevo, porque estás vivo y respirando.

3. “Recuerda siempre que tu situación actual no es tu destino final. Lo mejor está por venir.

Recuerda que no eres un árbol, puedes moverte. Cuando todo sale mal, tal vez la mejor opción sea seguir adelante, fijar la vista en nuevos horizontes y escribir un nuevo capítulo en tu historia.

4. “Cuando la vida es dulce, da las gracias y celébralo. Cuando la vida es amarga, da las gracias y crece.

Vivimos en un mundo de dualidad; debemos tener oscuridad para mostrarnos la luz, y viceversa. No esperes que la vida siempre te entregue limones, pero cuando lo haga, da las gracias y úsalos como quieras.




5. “A veces las cosas malas que suceden en nuestras vidas nos ponen directamente en el camino hacia las mejores cosas que nos sucederán.

Ver la belleza en los malos tiempos y saber que algo mejor está por venir. Utiliza las malas experiencias como una herramienta para ayudarte a crecer, aprender y obtener una nueva perspectiva.

6. “Busca algo positivo en cada día, aunque algunos días tengas que buscar un poco más.

No todos los días serán exactamente como planeaste y en algunos tendrás arco iris y mariposas; y algunos días te desafiarán, pero deja que esas experiencias te cambien para mejor.

7. “La vida no tiene que ser perfecta para ser maravillosa.”

Todo puede salir mal, pero mira las cosas que todavía tienes y que significan mucho para ti. Si tienes pulso, una familia que te quiere, amigos que te adoran, comida para comer y un techo sobre tu cabeza, tienes más que la mayoría.

8. “Siempre estás a una decisión de una vida totalmente diferente.

Si no te gusta tu vida, recuerda, puedes cambiarla. Tienes el poder y el control para hacer de esta vida todo lo que siempre soñaste, así que no dejes que la realidad te desanime. Puedes trascender la realidad basada en tus pensamientos, percepciones y actitudes.

9. “No importa cómo te sientas – levántate, vístete, acércate y nunca te des por vencido.

Nunca permitas que la vida te golpee durante mucho tiempo; sólo puedes avanzar y hacer cambios positivos si mantienes una buena mentalidad y permites que los tiempos difíciles te hagan más fuerte.




10. “Cuanto más viejo me hago, más me doy cuenta de que nadie tiene idea de lo que está haciendo y que todo el mundo está fingiendo.

La próxima vez que te tomes la vida demasiado en serio, recuerda que todos estamos improvisando aquí. Nadie sabe más que nadie sobre la manera correcta de vivir, así que si las cosas salen mal, recuerda que todos están en el mismo barco. No estás solo aquí.

11. “Pensar demasiado destruirá tu estado de ánimo. Respira y suéltalo.

A veces, incluso creamos problemas en nuestras propias cabezas que realmente no existen en la realidad. Mantente atento a tus pensamientos y no dejes que te controlen. Pregúntate: “¿Va todo realmente mal, o sólo lo pienso basándome en mi percepción?

Fotografía destacada de Zohre Nemati en Unsplash.


Temas:

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!