11 Cosas que la gente inteligente no dice en su lugar de trabajo

11 Cosas que la gente inteligente no dice en su lugar de trabajo

¿Eres uno de esos que no pueden mantener la boca cerrada y tiene que hacer un comentario o una observación sobre todo en cualquier situación? Bueno, tal vez no deberías serlo.




Porque hay algunas palabras y frases que, aunque ciertas, pueden hacer que te veas muy mal delante de tu jefe o de tus compañeros de trabajo.

No se trata de cometer errores o bromas de mal gusto, se trata de comentarios sutiles.

Puede que no les prestemos atención, pero algunas de esas frases están llenas de implicaciones negativas que pueden cambiar la forma en que la gente te ve.

1. «Eso no es justo»
La vida es dura y probablemente estás pensando que muchas cosas no son justas. Decirlo en voz alta, especialmente en la oficina, hará que te veas como una persona inmadura e ingenua por esperar que todo sea justo.

Para evitar verse mal, hay que atenerse a los hechos, ser constructivo y no utilizar la interpretación. Por ejemplo, si tu jefe te asignó el proyecto que esperabas que llegara a otra persona, en lugar de decir «No es justo«, di que te gustaría saber qué hizo mal y qué puedes hacer para mejorar tus habilidades para futuros proyectos.




2. «Así es como siempre se han hecho las cosas»
Todo cambia en un abrir y cerrar de ojos, por lo que cualquier método o tecnología puede considerarse obsoleto incluso después de uno o dos años.

Por lo tanto, cuando se utiliza la frase «Así es como se han hecho siempre las cosas«, se da la impresión de que se trata de una persona perezosa que se resiste al cambio. Tu jefe se preguntará por qué no harías un esfuerzo para hacer las cosas de manera diferente porque siempre hay una manera mejor.

3. «No hay problema»
Si un amigo o compañero te pide un favor y te lo agradece, no respondas con la frase «no hay problema» porque parecerá que la petición debería haber sido un problema, y te la han impuesto con el favor.

En su lugar, utiliza frases como «Estaré encantado de hacerlo» o «Fue un placer«, ya que dejarán un impacto positivo en las personas.

4. «Creo que es una idea tonta… / Voy a hacer una pregunta estúpida»
Nunca empieces tus oraciones con una de estas frases porque darás una impresión de persona insegura que carece de confianza.




No te critiques a ti mismo porque si no estás seguro de las cosas que dices y haces, ¿cómo esperas que lo estén los demás? Pero si realmente no tienes cierta información, di que te informarás y volverás con una actualización.

5. «Esto sólo llevará un minuto»
Cuando dices que la tarea puede ser completada en un minuto, parece simplemente te apresurarás a realizarla. Tu jefe pensará que socavas tus obligaciones y te considerará un trabajador poco serio.

A menos que sea una tarea que literalmente se puede hacer en un minuto, usa la frase «no tardará mucho«.

6. «Lo intentaré»
Cuando se te asigna una tarea no debes decir que tratarás de completarla porque de esa manera te ves inseguro en tus habilidades. Acepta la tarea y dale lo mejor de ti u ofrécele otra alternativa, pero nunca digas «lo intentaré» porque tu jefe pensará que no vas a dar el máximo.

7. «Es un vago / incompetente / un imbécil»
Los comentarios negativos sobre otros compañeros son un gran no. Si alguien en la oficina es perezoso, un imbécil o no está haciendo bien su trabajo, otros compañeros también lo habrán notado, así que no hay necesidad de que tú lo señales.

Además, siempre existe la posibilidad de que te equivoques y al final termines siendo un imbécil, porque esconderte detrás de la incompetencia de otra persona te hará parecer inseguro acerca de tus habilidades laborales.

Así que, a menos que tengas el poder de despedir a esa persona o ayudarla a mejorar, guárdate tus pensamientos para ti mismo.

8. «Eso no está en la descripción de mi trabajo»
Si usas esta frase cuando tu jefe te pide que hagas algo, parece que no estás dispuesto a asumir nuevas responsabilidades.

Dará la impresión de que estás en la oficina sólo para hacer lo mínimo que se espera de ti para seguir cobrando, lo cual se ve mal, especialmente si esperas seguridad en el lugar de trabajo.

La próxima vez que tu jefe te asigne hacer algo que te parezca inapropiado para tu posición (por supuesto, eso descarta algo moral y éticamente inapropiado) hazlo con gusto.

Más tarde, habla con tu jefe para ver si existe la posibilidad de actualizar la descripción de tu trabajo. De esta manera, tú y tu jefe desarrollarán una comprensión a largo plazo de cuáles son y cuáles no son tus responsabilidades de acuerdo con la descripción de tu trabajo.

9. «No es culpa mía»
Culpar a otra persona nunca es una buena idea. Si fuiste una parte de algo que salió mal, no importa cuán pequeña fuera tu parte, admítelo. Si no fuiste parte de eso, da tu explicación desapasionada sobre lo que pasó, apégate a los hechos y deja que tu jefe o compañeros decidan de quién es la culpa.

Porque en el momento en que culpas a alguien es el momento en que tus compañeros te ven como alguien que no puede asumir sus responsabilidades. Esto hará que la gente pierda la confianza en ti. Algunos evitarán trabajar contigo, mientras que otros te echarán la culpa de la primera cosa que salga mal.

10. «No puedo»
Cuando dices «No puedo«, tu jefe tendrá la impresión de que no puedes. Incluso si realmente no sabes cómo hacer la tarea, tu jefe pensará que no te esforzarías y te consideraría como una persona perezosa.

En cambio, cuando pienses que te faltan las habilidades para hacer algo a lo que fuiste asignado, pídele a alguien que te ayude y te muestre cómo hacerlo, para que puedas hacerlo por tu cuenta.

11. «Odio este trabajo»
Lo peor es odiar el trabajo que haces, y mucho peor decirlo en voz alta. Los sentimientos negativos bajan la moral de todo el equipo, y los jefes no tardan en detectar a los que lo hacen.

Por lo tanto, trata de que te guste tu trabajo y ser feliz de hacerlo porque siempre hay reemplazos entusiastas esperando a la vuelta de la esquina.

En resumen

Puede que te lleve algún tiempo eliminar todas estas frases de tu vocabulario, pero una vez que lo hagas serás un compañero y un empleado mucho mejor. Asegúrate de que los que te rodean se den cuenta de ello y obtendrás tu recompensa por ello.

Fotografía: GraphicMama-team

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!