5 buenas frases que pueden cambiar la vida de un niño para siempre

Ten cuidado con tus palabras. Una frase de algo que no significa mucho para ti puede quedarse en otra persona por el resto de tu vida.“- Rachel Wolchin




Los adultos, especialmente los padres, tienen un gran impacto en el tipo de persona en que se convertirá un niño. A una edad temprana, un niño imitará las palabras y acciones de un padre – en otras palabras, su comportamiento.

Las palabras tienen una influencia extremadamente poderosa en los niños. En las primeras etapas de la vida de los niños, se guían principalmente por el comportamiento y las emociones. Sin embargo, a medida que sus habilidades cognitivas y verbales se desarrollan rápidamente, las palabras comienzan a jugar un papel cada vez más importante en sus vidas.

Como adultos, podemos elegir tener una influencia positiva en cualquier niño simplemente usando las palabras correctas. Un niño puede necesitar sus palabras positivas, se dé cuenta o no.

Puede ser útil especificar de qué “niño” o “niños” estamos hablando. En este artículo, nos centramos en el aspecto psicológico durante el desarrollo infantil.

El desarrollo del niño se define como “los cambios biológicos, psicológicos y emocionales que se producen en los seres humanos entre el nacimiento y el final de la adolescencia“.




LAS PALABRAS Y EL CEREBRO DEL NIÑO

Veamos un estudio conducido por el médico Martin Teicher y sus colegas de la Harvard Medical School.

El estudio, publicado en el American Journal of Psychiatry, administró una autoevaluación a un grupo de adultos jóvenes de 18 a 25 años de edad. La evaluación le pidió a cada joven adulto que calificara su exposición infantil al abuso verbal de sus compañeros y padres – y luego se le hizo un escáner cerebral.

Aquí están los resultados del estudio:

  • Los individuos que reportaron haber experimentado abuso verbal por parte de sus compañeros durante los años de la escuela intermedia tenían un cuerpo calloso subdesarrollado, una parte del cerebro responsable de enviar señales (comunicaciones) entre los hemisferios izquierdo y derecho del cerebro.
  • Este grupo también tuvo niveles más altos de ira, ansiedad, depresión, disociación, hostilidad y abuso de drogas que otros grupos del estudio.
  • El abuso verbal de sus compañeros durante los años de la escuela intermedia tuvo el mayor impacto. Esto tiene sentido, ya que la edad escolar intermedia (11-14) está asociada con el rápido desarrollo cerebral.
  • Otros estudios han indicado que el abuso verbal no sólo impide la salud psicológica, sino que también frena el desarrollo cerebral. Esto puede conducir a graves problemas psicológicos, potencial no realizado, pobreza – y otros resultados trágicos.

Lo importante: las palabras que los niños oyen, especialmente las dirigidas a ellos, pueden tener un impacto significativo en sus vidas.

Ahora la pregunta es qué hacer al respecto.




Podemos empezar prestando más atención a nuestros pensamientos y emociones, ya que a menudo crean las palabras que decimos. En presencia de un niño, es posible que necesitemos llevar a cabo una discusión delicada en otro lugar, o esperar hasta otro momento.

Finalmente, podemos decir cosas que promueven el bienestar del niño – un comportamiento importante que se inscribe en el tema de este artículo.

HAY CINCO BUENAS FRASES QUE PUEDEN CAMBIAR LA VIDA DE UN NIÑO:

1. “LA BONDAD ES EL MEJOR REGALO QUE PUEDES DAR.”

En un mundo lleno de mucha gente cínica y sin compasión, necesitamos gente que otorgue generosamente bondad a los demás. Si lo intentas, probablemente puedes pensar en un momento en el que las amables palabras de otra persona marcaron toda la diferencia en tu día; tal vez incluso en tu vida.

Una historia personal:

Para este autor, fue su profesor de psicología de secundaria, quien más tarde se convertiría en su mentor.

Después de tres años de mediocre desempeño académico en la escuela secundaria, me concentré lo mejor que pude para obtener buenas calificaciones. Después de anotar un 98 por ciento en el examen de mi profesor, éste escribió: “¿Por qué no hiciste esto los últimos tres años? Podrías estar entre los 10 mejores de tu clase! ¡Buen trabajo!

Todavía recuerdo esas palabras cuando dudo de mí mismo.

2. “APRECIAR LAS PEQUEÑAS COSAS”.

Pensando en cuando se es niño, es poco probable que esto signifique mucho – pero dígalo de todos modos. De hecho, dígalo hasta el día en que el niño se vaya de casa o hasta que usted esté presente.

Aprecio las pequeñas cosas“.

A pesar de nuestros mejores esfuerzos, tendemos a aceptar demasiadas cosas por sentado. Aunque el mundo está lleno de problemas, también posee una asombrosa cantidad de belleza. Muchos de nosotros somos afortunados en maneras que no contemplamos a menudo.

Enséñele a su hijo a apreciar los árboles, los animales, las flores y el sol en la naturaleza. Enséñeles acerca de la comida, el agua y el refugio – y cuán afortunados son de tener esas cosas.

3. “TRATAR A TODOS CON ACEPTACIÓN Y RESPETO.”

Hoy, nuestra falta de aceptación y respeto mutuos por las personas -y sus diferencias- ha provocado tragedias tras tragedias, incluidos el derramamiento de sangre y la pérdida de vidas humanas.

Si los adultos repetimos estas palabras y mostramos tales conductas, el resultado final será un niño que valora mucho la aceptación y el respeto. Serán pacificadores y líderes; defensores de las dignidades de todas las personas.

4. “ESCUCHA ANTES DE HABLAR”.

La habilidad de la escucha activa -concentrarse, comprender, responder y recordar completamente lo que se dice- es difícil de adquirir y dominar.

Sin embargo, podemos plantar la semilla de la escucha activa y la conversación recordándole al niño que escuche antes de hablar. Por ejemplo, si usted le está dando instrucciones al niño y éste interrumpe (sucede con frecuencia), recuérdele esta frase.

Con suficiente orientación, repetir esta frase con amabilidad y delicadeza enseñará a los niños la importancia de una comunicación respetuosa.

5. “PIENSA BIEN Y HAZ COSAS BUENAS.”

Esta es una frase sencilla con una poderosa lección.

Cuanto más temprano y con más frecuencia nosotros los adultos enfatizamos la importancia del pensamiento positivo y de las buenas acciones, más probable es que el niño acepte y muestre estos rasgos.

Necesitamos positividad en este mundo. Vamos a pasársela a nuestros hijos


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!