4 Razones para gastar dinero en experiencias, no en posesiones

Siempre dicen que el dinero no puede comprar felicidad. Eso es verdad hasta cierto punto, pero el dinero puede hacerte feliz de diferentes maneras. Vivimos en un mundo donde constantemente buscamos la gratificación instantánea. Siempre tenemos que tener la última y más alta tecnología disponible, incluso aunque estemos completamente satisfechos con lo que tenemos.




La satisfacción, sin embargo, no durará mucho antes de que tengamos que buscar otros medios para ser felices. Ya sea comprando el teléfono más nuevo o la televisión más grande, definitivamente seremos felices, pero esa felicidad se desvanecerá con el tiempo.

Las experiencias tienen algo de un efecto opuesto. Si planeas unas grandes vacaciones, puede parecer como una carga económica al principio, pero una vez que experimentes el nuevo lugar te parecerá que bien valía la pena el dinero invertido.

No hablarás sobre la compra de ese nuevo teléfono cinco años después de su compra, pero sin duda sí hablarás de una gran experiencia que viviste.

1. La naturaleza puede ser la mejor experiencia

No siempre es necesario gastar mucho dinero para tener una buena experiencia. Con la vida ocupada que llevas, tómate un descanso en algún momento y siéntate en el parque o cerca de un lugar con agua. Trata de no pensar en nada y simplemente observa la naturaleza y sus alrededores. Nunca se sabe lo que se puede ver que podría cambiar la perspectiva de tu vida.

2. Hablarás de viajes durante años

Ya sea que vayas de vacaciones con tu pareja o con tus familiares, siempre hablarás de tus experiencias. Puedes gastarte mil euros en un televisor nuevo que disfrutarás durante algunos años hasta que se quede obsoleto, o puedes gastarte ese dinero viajando a un nuevo destino y experimentando cosas nuevas. Lo más probable es que te sentirás más satisfecho cuando tengas una nueva perspectiva de una ciudad o país diferente que te hará hablar de ello en los años venideros.




3. El dinero no es una carga tan pesada cuando eres feliz

Hablar de un viaje que hiciste en el pasado te hace feliz de forma natural. No puedes decir eso de las posesiones que compraste. Cuando experimentas un nuevo lugar o un nuevo entorno, es probable que te encuentres diciendo: “¡Esto valió la pena!

4. Las experiencias son significativas para ti

Afrontémoslo, el dinero puede ser difícil de obtenerlo hoy en día. Parece que todos estamos tratando de ahorrar suficiente dinero para poder sobrevivir cuando nos podamos retirar. Sin embargo, casi todos tomamos alguna clase de grandes vacaciones una vez cada pocos años. La razón por la que lo hacemos es porque en realidad significan algo importante para nosotros. Ya sea una escapada de fin de semana o un viaje de una semana con tu familia, son momentos como esos los que tu amas. Esas experiencias son las que hacen que el dinero parezca que carece de sentido.

Si estás buscando realmente vivir una vida más plena y crear recuerdos, experimenta cosas nuevas en lugar de comprar cosas nuevas.

Podrás sorprenderte que eres más feliz incluso cuando gastas menos dinero. Tómate un tiempo para crear tus propias experiencias para ver lo que realmente te hace feliz. Puedes sorprenderte al descubrir que el dinero no compra tu felicidad, y que todo lo que necesitas es experimentar cosas nuevas para obtener la gratificación que necesitas para ser feliz.




Fuente:

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!