Cómo cambiar tu vida para mejor en sólo un mes (Guía completa)

Cómo cambiar tu vida para mejor en sólo un mes (Guía completa)

Algunas veces, cambiar tu rutina diaria o estilo de vida puede parecer difícil. Sin embargo, no tiene por qué serlo. Svetlana Pokrevskaya, una bloguera que recibió una carta de uno de sus leales lectores pidiéndole que compartiera su estilo de vida para ayudarle, explica que hay una manera de moldear tu vida en sólo un mes.




Así es, ella dice que si sigues su rutina, no te reconocerás a ti mismo. Aunque parezca difícil, una vez que empieces a seguirlo, te darás cuenta de lo sencillo que puede ser.

Así, se sentó, escribió todo lo que hacía paso a paso, y lo dividió en cuatro partes, cada una de las cuales se debía realizar durante una semana. Piensa en ello: todo lo que tienes que hacer es seguir estos pasos para mejorar tu vida a tu gusto.

Cada semana debes realizar tres cosas que necesitas integrar en tu vida diaria en ese mes para ver los sorprendentes resultados. Si después te gusta el resultado, Svetlana te anima a continuar.

Primera semana: Limpieza del cuerpo y de la mente

1. Lo primero que hay que incorporar es levantarse a las 6 de la mañana.

Este es el mejor momento para mí, porque hay cosas que puedes hacer antes de que el resto del mundo despierte. Como este es el momento en que casi todo el mundo todavía está profundamente dormido, tu mejor opción es utilizar el tiempo que normalmente no tendrías en circunstancias diferentes sin ninguna interrupción del mundo exterior.




¿Ese entrenamiento que querías hacer, pero para el que no tenías tiempo? ¡Bueno, este es el momento perfecto! Los estudios han demostrado que el mejor y más efectivo momento para hacer ejercicio es, de hecho, en las primeras horas de la mañana.

El ejercicio no sólo es bueno para tu salud física, sino que también aumenta tu entusiasmo por la mañana, haciéndote más positivo el resto del día.

De esta manera, el tráfico en el camino al trabajo será como un paseo por el parque, no como la habitual experiencia irritante. Ser más optimista sobre el día está garantizado que aumenta también la productividad. Cuanto más le sonríes a la vida, más te devuelve la sonrisa.

2. Lo siguiente que debes considerar es mejorar los hábitos de nutrición.

Todos sabemos que los viejos hábitos son difíciles de erradicar, por lo que el siguiente paso será el más difícil, ya que requiere una combinación notable de paciencia y voluntad.




Como la mayoría de nosotros, probablemente estés agotando toda la energía que tienes para mantener tu cuerpo trabajando para superar la ingesta poco saludable que consumes, como las bebidas alcohólicas y los alimentos grasos. Nadie es perfecto y tú tampoco, lo que significa que todos tenemos algo que eliminar.

Esto incluye dejar la comida frita, comida basura, calorías vacías y bebidas dulces. Eliminar estas cosas de tu dieta diaria te ayudará mucho. Como estas cosas están llenas de toxinas, no ayudan a nadie.

Por lo tanto, eliminarlas es lo más inteligente que puedes hacer. Deja todo, busca alimentos saludables y más crudos, y observa cómo se transforma tu vida.

3. Practicar un deporte es una de las cosas obligatorias que hay que hacer para que el cambio tenga éxito.

Svetlana comparte que le encanta el deporte y que lo encuentra obligatorio para su bienestar.

Ella prefiere correr, bailar y hacer yoga, pero puedes elegir lo que quieras. Esto no tiene que significar que debas unirte al equipo de fútbol de tu localidad; elige un deporte a tu gusto y haz todo lo que puedas, aunque eso significa bailar en el ascensor.

Segunda semana: Poner orden en tu vida personal

1. Para poner orden en tu vida personal, primero debes limpiar tu espacio personal.

Deshazte de todo lo que no necesitas. Esto incluye ropa, maquillaje que ya no usas y cualquier cosa que no te sirva. Mantener las cosas viejas no sólo mantiene la energía negativa en tu entorno, sino que hace que la limpieza sea más agitada y el polvo esté presente.

Tus viejos recuerdos son sólo eso: viejos. Haz espacio para que nuevas cosas entren en tu vida. Deshazte de todo lo que sea viejo. Finalmente, después de tirar todo, límpielo todo. Cuanto más refrescante sea el espacio, mejor te sentirás.

2. Cumple con tus responsabilidades.

La siguiente parte es extremadamente vital. Todos sabemos que las responsabilidades están por encima de todo, pero a veces dejamos las cosas para el día siguiente. Todos tenemos cosas que hemos querido hacer, pero las hemos dejado para un día mejor.

Al final nunca llega ese día mejor. Lo que sea que hayas querido hacer, hazlo ahora. ¿Te has estado muriendo por hacer un viaje por carretera a través de tu región?

Tómate un mes libre y vete. Esperar a que llegue el año nuevo y empezar a hacer cosas nunca ha funcionado, ¿verdad? Por eso hacemos listas.

Tómate un momento, siéntate y piensa en todo lo que has querido hacer. Luego, a medida que lo hagas, marca la lista. El sentimiento es tan satisfactorio que te sorprenderá.

3. Trabaja tu vida social.

¿Hay algún «amigo» que te ha hecho absolutamente miserable? Corta con él, ahora. Las malas relaciones son perjudiciales para tu salud mental y espiritual.

Aunque parezca difícil de hacer, es la única manera de permitirse crecer. Para poder crecer, uno debe experimentar alejarse sin ninguna explicación.

Aprende el arte de decir «no» sin dudarlo. Tienes derecho a tu propia felicidad y eso no es negociable.

Tercera semana: Objetivos, planes y visiones

1. La manera más eficaz de hacer realidad tus planes es escribirlos y llevarlos a cabo.

Cuando hacemos largas listas de tareas y no las llevamos a cabo, puede ser una carga para nosotros.

Hacer listas realistas y terminarlas puede ser la mejor manera de hacerlo. En un esfuerzo por parecer más productivos, es posible que nos dejemos llevar y terminemos haciendo un desastre de todo esto.

Por lo tanto, cuando hagas estas listas de tareas, termina cada tarea y márcala. Esto no sólo incluye tus obligaciones más serias.

Asegúrate de encontrar tiempo libre para hacer cosas divertidas, como tomarte tiempo para ti mismo, visitar amigos y familiares, y hacer las cosas que te gustan.

Mientras preparas el plan, asegúrate de hacerlo divertido. Nadie quiere llevar a cabo planes tediosos. Deberías estar encantado de hacer estas cosas, no aburrido hasta la muerte.

2. Al preparar la lista, no olvides tus sueños más descabellados.

Esto debería ser lo más divertido de hacer. Piensa en todas las cosas que te gustaría lograr que pueden parecer un poco lunáticas para alguien que las lea.

Deberían ser cosas que parecen extremadamente imposibles de hacer. Esto puede implicar convertirse en millonario en 3 meses o viajar por el mundo a los 90 años.

Mientras imaginas estas cosas, recuerda que no hay obstáculo que te impida perseguir cualquier cosa que te venga a la mente. Tienes todos los recursos que necesitas, así que, ¿qué es lo que perseguirías?

3. Recuerda que debes planear todo a diario.

Esto es extremadamente importante: escribe un plan para el día siguiente cada noche. La longitud de la lista no marca ninguna diferencia: puede ser cualquier tipo de plan siempre y cuando sea por escrito.

Hacerlo por la noche ayudará a ser más productivo al día siguiente, aunque no se haya llevado a cabo todo. Esto ha sido probado, así que asegúrate de seguir adelante con ello. Una vez terminado, repásalo y mira a dónde conduce, si es que lo hace.

Cuarta semana: Extiende tus límites

1. Trata de vivir de una manera diferente.

Una vez que lo intentes, te darás cuenta de que incluso el más mínimo de los cambios puede tener efecto. Por ejemplo, trata de ir a tomar un café con leche por su cuenta en vez de con sus amigos, dale una oportunidad al fútbol en vez de al baloncesto, o incluso compra un tono más claro de sombra de ojos.

Prueba cosas nuevas. Las rutinas pueden ser una carga, así que trata de condimentarlas diariamente. De esta manera romperás con la rutina y vivirás una vida más plena.

2. Sal de tu zona de confort.

Aquellos de vosotros que habéis tenido éxito en llevar a cabo todos los pasos mencionados hasta ahora, ya habéis recorrido un largo camino y habéis logrado escapar de vuestra zona de confort. Pero no debes detenerte ahí. En vez de eso, mira el miedo a la cara y afróntalo.

La mejor manera de vencer el miedo es hacer las cosas con miedo. Si tienes miedo de las aguas profundas, sumérgete en una piscina. ¿Cansado de tu trabajo? Déjalo. ¿Te mueres por formar una banda de rock? Hazlo.

La única manera de crecer es probar cosas nuevas, especialmente aquellas que temes perseguir.

3. Por último, pero no menos importante, tómate un descanso.

Ninguna de estas cosas tendrá pleno efecto si no te detienes y respiras profundamente. Sin embargo, tomar un descanso no implica atracarse viendo tu programa favorito en Netflix.

Esto puede implicar ir a la naturaleza o hacer un largo viaje en tren. Sea lo que sea lo que decidas hacer, asegúrate de hacer una crítica honesta.

Reflexiona sobre el período pasado y pregúntate si estás orgulloso de tus logros. ¿Necesitas hacer algún cambio importante o estás en el camino correcto hacia la iluminación y los logros? ¿Qué puedes hacer para ser mejor?

Esta es tu vida y tus elecciones. Al elegir cambiar tu vida para mejor, estás comenzando automáticamente tu proceso de mejora.

Esto no es algo que se detenga. Las mejoras duran toda la vida pero valen la pena, como nunca has imaginado.

Los pasos ahora parecen simples, pero una vez que los incorpores a tu rutina diaria, observa cómo comienza la magia. El cambio nunca es fácil, pero es inevitable para el logro.

Fotografía: Pexels

¿Te ha gustado?






Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!