Las 18 mejores cosas que puedes hacer para un comienzo productivo y sin estrés de tu jornada laboral

Las 18 mejores cosas que puedes hacer para un comienzo productivo y sin estrés de tu jornada laboral

Por qué deberías beber té verde y sólo revisar los correos electrónicos durante 15 minutos.




1. Adelanta tus horas

Llegar a la oficina antes que tus compañeros de trabajo te dará la oportunidad de concentrarte antes de que te inunden de correos electrónicos y llamadas telefónicas. Si tu jefe está de acuerdo, empieza el día una hora antes (y sal una hora antes también).

2. Tómate sólo 15 minutos para acomodarte

Es probable que tengas que acomodarte antes de ponerte con las tareas en el trabajo, pero estás en el mejor momento de la mañana, así que trata de llegar a las cosas más difíciles rápidamente. Limítate a 15 minutos para leer correos electrónicos, tomar café y ponerte al día con las noticias.

3. Escribe dos listas de cosas por hacer

Escribe una lista de tareas pendientes con todas tus próximas tareas, divididas en proyectos a corto, medio y largo plazo. Usa esta lista para referencia y planificación, y ajústala a lo largo del día. Mantén otra lista de todo lo que piensas que puedes terminar de manera realista hoy. Registra cuánto tiempo debe durar razonablemente cada tarea, teniendo en cuenta las interrupciones como las llamadas telefónicas, las reuniones y los correos electrónicos. Si divides tu trabajo en partes razonables, es más probable que realmente logres todas tus metas diarias.

4. Planifica el final del día

Al comienzo del día, reserva media hora para antes de salir de la oficina. Usa ese tiempo para terminar de contestar correos electrónicos, limpiar tu escritorio y actualizar tu lista de cosas por hacer, y planificar el resto del día en consecuencia.

5. Haz una lista de obstáculos

Los desafíos emocionales como las llamadas telefónicas difíciles, el trabajo monótono y las reuniones largas son inevitables, así que prepárate mentalmente antes de que ocurran pensando en ello de antemano. Aceptar las frustraciones que se avecinan hará que sea más fácil superarlas con paciencia.




6. Dedica a tiempo a socializar

Charlar con tus compañeros de trabajo no sólo hace que tu trabajo sea más agradable, sino que los equipos que se conocen a nivel emocional tienden a ser más productivos. Después de que hayas realizado un trabajo constructivo, tómate unos minutos para ponerte al día con tus compañeros. Caminar hacia sus escritorios en lugar de atender las llamadas telefónicas tiende a durar más de lo esperado.

7. Trae tu cargador

Asegúrate de que tu teléfono esté cargado en todo momento para estar preparado en caso de que necesites salir de la oficina en una emergencia. Además, tus compañeros de trabajo apreciarán que no necesitan sacrificar los suyos cuando tú alcanzas esa estresante marca del 20 por ciento.

8. Bebe té verde

Prepara una taza de té verde como tu bebida matutina para cosechar sus beneficios que estimulan el cerebro mientras trabajas. Un estudio de 2012 encontró que los ratones a los que se les dio una de las sustancias químicas clave en el té verde tenían mejor aprendizaje espacial y memoria.

9. Visualizar el éxito

Tómate 10 ó 20 segundos para cerrar los ojos e imaginar cómo te gustaría que fuera tu día. Permítete sentir el alivio de terminar un gran proyecto, o la felicidad de la retroalimentación positiva de un cliente. Estarás mejor preparado para hacer realidad esa experiencia imaginaria.

10. Haz un poco de investigación creativa

Escoge una palabra al azar como «quark» o «aguamarina» y dedica cinco minutos a buscar información en la Web. Este ejercicio creativo eliminara telarañas, te preparará para recibir nueva información y te enseñará algo sobre algún tema interesante.




11. Mantente al día

Para mantenerse al tanto de las noticias y tendencias, reserva 15 minutos para ponerte al día con algunas lecturas. Pueden ser noticias económicas, revistas de la industria, memorándums de empresa o precios de los tomates. El conocimiento de tu industria o negocio te ayudará a anticipar mejor las necesidades de tu trabajo.

12. Mantén tu escritorio con lo que necesitas

Llena tu escritorio con las pequeñas cosas que puedas necesitar a lo largo del día para que no pierdas el tiempo corriendo a una tienda de comestibles. Guarda algún snack en un cajón como barritas de muesli para un aumento saludable de energía, caramelos sin azúcar para evitar comer bocadillos sin sentido, varias fotos de familia para darle vida a tu espíritu y una caja de pañuelos de papel en caso de que lleguen los bocadillos.

13. Escoge un equipo de oficina para mejorar la salud

Pasar el día sentado frente a un ordenador afecta a tu salud, además el equipo adecuado puede hacer que tu cuerpo de desgaste menos. Usa un reposamuñecas para que haya menos presión sobre los nervios de la muñeca, lo cual podría ayudar a prevenir el síndrome del túnel carpiano. Si haces llamadas largas, usa auriculares en lugar de forzar el cuello mientras descansa el teléfono contra el hombro. Si vas a estar de pie todo el día, invierte en zapatos de apoyo y deja los bolsillos vacíos para fomentar la buena postura y el movimiento fácil.

14. Levántate cada hora

Pon una alarma para recordarte que debes darle un descanso a tu mente y cuerpo por lo menos una vez cada hora. Incluso una caminata rápida al refrigerador de agua o un pequeño estiramiento para restablecer tu postura podría evitar el daño de mirar fijamente a una pantalla todo el día.

15. Trabaja en tu postura

Dejarse caer frente al escritorio puede causar dolor de espalda, túnel carpiano o fatiga. Recuerda la alarma para levantarte como recordatorio de que debes enderezar la espalda, levantar el cuello y mantener los hombros hacia atrás.

16. Personaliza tu mensaje de voz

Cambia el mensaje en tu mensaje de voz todos los días para que cualquiera que intente llamar tenga expectativas razonables de ti. Especifica si estás en la oficina pero en reuniones la mayor parte del día, o si necesitas concentrarte en un proyecto importante y sólo revisarás tus mensajes de voz a ciertas horas.

17. Recuerda los cumplidos

Busca un correo electrónico con elogios de un jefe, compañero de trabajo o cliente. Imprímelo y pégalo dentro de un cajón. Si te sientes desanimado o abrumado, mira esa nota para recordar las fortalezas que otras personas ven en ti.

18. Haz que la configuración de tu escritorio funcione para ti

El orden de tu escritorio podría afectar a tu forma de pensar. Un estudio de la revista Psychological Science encontró que las personas que llenaban un cuestionario en un escritorio organizado eran más propensas a tomar las decisiones tradicionalmente «correctas» -donaban más dinero a la caridad y eligiendo una manzana en vez de chocolate- que las que se sentaban en un lugar de trabajo lleno de papeles y material de oficina. Por otro lado, otro experimento en el estudio encontró que cuando se les pidió que pensaran en nuevos usos para una pelota de ping-pong, aquellos que estaban sentados en un lugar más desordenado tenían ideas más creativas. Considere tus metas para tu tipo de trabajo, y establece tu escritorio para canalizar esa forma de pensar.

Fotografía: Yoann Siloine

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!