5 hábitos de las personas estúpidas que las personas inteligentes no tienen

5 hábitos de las personas estúpidas que las personas inteligentes no tienen

Cada uno es inteligente a su manera. Y, por supuesto, todos nos vemos a nosotros mismos inteligentes porque es difícil decir lo inteligentes que somos realmente sin ser subjetivos en el asunto. Después de todo, todos parecemos inteligentes en nuestras propias cabezas.




En cualquier caso, todos estamos de acuerdo en que la inteligencia es un rasgo fundamental en todas las áreas de la vida de una persona, ya sea en una carrera, un trabajo, en las relaciones románticas, con los amigos, en los asuntos familiares, en la seguridad financiera, etc. – una mente inteligente y brillante puede ser tu mayor fortaleza.

Por otro lado, las personas que carecen de inteligencia son más propensas a tener ciertos hábitos que pueden ser fatales para ellas en ciertas situaciones.

A continuación se presentan 5 hábitos que diferencian a las personas estúpidas de las inteligentes.

1. Sólo las personas estúpidas tienen que tener razón todo el tiempo

Cuando se trata de lidiar con un conflicto, las personas inteligentes son capaces de identificarse con su contraparte y ver la situación desde su punto de vista. Escuchan los argumentos de su pareja y están dispuestos a cambiar su propia opinión si es necesario.

Al contrario, la gente estúpida puede discutir siempre y no cambiará su opinión incluso si la otra persona tiene argumentos muy válidos. Además, las personas estúpidas no se dan cuenta cuando la otra persona es más competente e inteligente que ellos.




En psicología, esto se llama el efecto Dunning-Kruger. Sucede cuando las personas menos competentes se sobreestiman a sí mismas y sobreestiman sus capacidades, a la vez que subestiman las habilidades y la inteligencia de los demás. Este término fue acuñado por los psicólogos David Dunning y Justin Kruger en 1999. Ellos comprobaron en sus estudios de investigación que la ignorancia conduce a la confianza más que el conocimiento.

Según Dunning: «Si eres incompetente, no puedes saber que eres incompetente… Las habilidades que necesitas para producir una respuesta correcta son exactamente las habilidades que necesitas para reconocer cuál es la respuesta correcta«.

Sin embargo, esto no significa que la gente inteligente asuma que todos los demás tienen razón. Las personas inteligentes analizan los argumentos primero y tratan de ser objetivas antes de decidir qué está bien y qué está mal.

2. Las personas estúpidas culpan a otros de sus propios errores

Una persona inteligente, profesional y genuina nunca culparía a alguien por sus propios errores. Una persona verdaderamente inteligente es aquella que es responsable y se toma sus errores en serio.

Las personas estúpidas, por otro lado, no son capaces de asumir la culpa de sus errores. Prefieren que los demás se compadezcan de ellos en lugar de admitir que cometieron un error. Y, siempre que sea posible, confiarán la responsabilidad de sus errores a los demás.




«Nunca es una buena idea echar la culpa. Sé responsable. Si tuviste algún papel – no importa lo pequeño que fuera – en cualquier cosa que salió mal, hazlo tuyo. El momento en que empiezas a señalar con el dedo es el momento en que la gente comienza a verte como alguien que carece de responsabilidad por sus acciones«, dijo Travis Bradberry, el autor del bestseller «Inteligencia Emocional 2.0 (pulsa para ver libro)«.

Además, un estudio neurológico realizado por Jason S. Moser encontró que el cerebro de las personas inteligentes responde de manera diferente cuando se trata de errores. En otras palabras, las personas inteligentes tienden a aceptar y aprender de sus errores, lo que no es el caso de las personas menos inteligentes.

3. La gente estúpida ignora los sentimientos y las necesidades de los demás

Las personas inteligentes son empáticas de corazón. No descartan los sentimientos y opiniones de otras personas. Esta cualidad hace que las personas inteligentes sean capaces de entender diferentes puntos de vista y mirar una situación desde diferentes ángulos.

Russel James, profesor de la Universidad Tecnológica de Texas, analizó a más de mil estadounidenses y descubrió que las personas más inteligentes eran más propensas a dar algo sin esperar nada a cambio, a diferencia de las personas menos inteligentes. Resulta que las personas inteligentes, de hecho, tienen una mayor comprensión de las necesidades y emociones de otras personas y están más inclinadas a ayudarlas.

Las personas menos inteligentes, por el contrario, no pueden imaginar que nadie pueda tener una opinión diferente a la suya, y la descartan instantáneamente. Además, el concepto de dar sin esperar nada a cambio es extraño para ellos.

Seamos honestos: Todos somos egoístas de vez en cuando. Sin embargo, lo importante es que tratemos de encontrar un equilibrio entre seguir nuestras necesidades y ser considerados con las emociones y necesidades de los demás.

4. La gente estúpida es agresiva cuando tratan con el conflicto

Es humano enfadarse de vez en cuando. Incluso la gente inteligente no es inmune a la ira. Pero han aprendido a controlar sus emociones y a aceptarlas, incluso las negativas. Incluso si experimentan una emoción negativa, no dejarán que esa emoción supere lo mejor de ellos.

La gente menos inteligente, sin embargo, se enfada y se vuelve agresiva cada vez que las cosas no van bien. Utilizan la agresión y la ira para asegurarse a sí mismos y a su posición cada vez que sienten que no tienen control sobre una situación o una persona.

Investigadores de la Universidad de Michigan encontraron que el comportamiento agresivo está directamente correlacionado con un coeficiente intelectual más bajo.

«Hicimos la hipótesis de que la baja inteligencia hace más probable el aprendizaje de respuestas agresivas a una edad temprana, y este comportamiento agresivo hace más difícil el desarrollo intelectual continuo«, escribieron en su artículo.

5. La gente estúpida cree que es mejor que los demás

Las personas inteligentes no le temen a la competencia. Tratan de ayudar a otros e inspirarlos para que sean las mejores versiones de sí mismos. Las personas inteligentes tienen altos niveles de autoestima y comparten su conocimiento con otros desinteresadamente.

La gente estúpida, por otro lado, trata de verse mejor que los demás. Incluso tratan de manipular y hablar mal de otras personas para sus propósitos egoístas. Son personas críticas, llenas de prejuicios, y piensan que son mejores que los demás.

Un estudio canadiense encontró que las personas con bajo coeficiente intelectual tienen más probabilidades de ser homofóbicas, racistas y prejuiciosas.

Además, muchos biólogos comparten la idea de que la capacidad de cooperación y comprensión mutua es la más vital para nuestro desarrollo humano. De hecho, una señal de alta inteligencia es ser capaz de ser un buen jugador de equipo.

Fotografía: mjps

¿Te ha gustado?






Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!