12 Pequeños hábitos que revelan mucho sobre tu personalidad

12 Pequeños hábitos que revelan mucho sobre tu personalidad

Desde un apretón de manos, hasta una elección de ropa aparentemente insignificante. Esto es lo que dicen los expertos en comportamiento.




1. La forma en que enrollas el papel higiénico

El debate sobre la «forma correcta» de colgar el papel higiénico se ha desatado casi desde la invención del propio sistema. Sin embargo, la psicóloga Gilda Carle, afirma que puede saber cosas acerca de tu personalidad a través de tu preferencia en este asunto. Carle encuestó a 2.000 hombres y mujeres sobre si colgaban el papel higiénico en la posición de «por encima» o «por debajo». También pidió a sus voluntarios que rellenaran cuestionarios que indagaran lo asertivos eran, en una escala del 1 al 10, en sus relaciones. Los resultados de la Dra. Carle sugieren que aquellos que prefieren el método de «por encima» son más dominantes, mientras que los «por debajo» tienden a ser más sumisos. Algunos tipos extremadamente dominantes incluso admitieron haber cambiado la dirección del papel en otros baños que visitaron.

2. Tus elecciones de zapatos

Un estudio publicado en Journal of Research in Personality sugiere que se puede leer la personalidad de alguien a través de su elección en el calzado. Los voluntarios enviaron fotos de sus zapatos y luego completaron un cuestionario sobre sus rasgos de personalidad. Otro grupo miró las fotos y luego describió la personalidad de la persona que las llevaba, y fueron notablemente precisas. Evaluaron la edad, los ingresos y la ansiedad de apego de alguien basándose únicamente en los zapatos. Sus resultados indican que las personas que usan zapatos cómodos tienden a ser relativamente agradables. Las botas de tobillo son generalmente usadas por aquellos que son más agresivos. Usar zapatos incómodos implica que eres una persona más tranquila, mientras que aquellos con calzado nuevo y bien mantenido tienen una persona más ansiosa o pegajosa.

3. La forma en que caminas

La experta en lenguaje corporal Patti Wood dice en Men’s Health que tu forma de caminar revela tu personalidad. Si caminas generalmente hacia adelante y tu zancada es rápida, eres extremadamente productivo y altamente lógico. La gente te admira por eso, pero puede que parezcas un poco frío y competitivo. Si caminas con el pecho hacia adelante, los hombros hacia atrás y la cabeza en alto (algo común en muchos políticos y celebridades), eres divertido, carismático y socialmente hábil, aunque es posible que tiendas a ser el centro de atención. Si tu peso recae sobre tus piernas, no adelante o atrás, estás más interesado en las personas que en las tareas, y más enfocado en tu vida personal que en tu carrera. Eres genial cuando eres parte de un grupo, pero tiendes a distraerte. Por último, si eres ligero de pies cuando caminas y tus ojos están pegados al suelo, lo más probable es que seas introvertido y educado. Un estudio publicado en el Journal of Interpersonal Violence sugiere que los reclusos de la cárcel con tendencias psicopáticas eran capaces de juzgar la vulnerabilidad y escoger a las víctimas potenciales simplemente viendo la forma en que la gente camina.

4. Tu apretón de manos

Un estudio publicado en el Journal of Personality and Social Psychology descubrió que el apretón de manos puede alterar la impresión que la gente tiene de ti. En el experimento, los jueces fueron entrenados para evaluar ocho características de un apretón de manos: integridad del agarre, temperatura, sequedad, fuerza, duración, vigor, textura y contacto visual. Los resultados indican que los participantes con apretones de manos más firmes se describieron a sí mismos como más expresivos emocionalmente, extrovertidos y positivos que otros. Los que tenían las manos más sueltas eran más tímidos y neuróticos. Las primeras impresiones de los jueces se correlacionaron con esto: estuvieron de acuerdo en que los participantes con apretones de manos más firmes tenían más confianza y menos ansiedad social.

5. Tu etiqueta de correo electrónico

Si estás tratando de captar las señales de tu compañero de trabajo, la respuesta puede estar en su bandeja de entrada. El psicólogo Tomas Chamorro-Premuzic, escribe en Fast Company que hay una fuerte conexión entre nuestra personalidad en el correo electrónico y nuestro carácter de la vida real. Los estudios de textos han encontrado asociaciones entre ciertas palabras clave y rasgos importantes. Los narcisistas generalmente usan palabras como «yo» y «mío» con frecuencia. Los extrovertidos tienden a ser más informales y a hablar de cosas divertidas, como música y fiestas. Y no es sólo lo que dices, sino cómo lo dices. La ausencia de errores tipográficos es una señal de conciencia, el perfeccionismo y las obsesiones potenciales de alguien, mientras que una gramática deficiente indica niveles más bajos de coeficiente intelectual e inteligencia académica. Curiosamente, los correos electrónicos largos reflejan energía y minuciosidad, pero también cierto grado de necesidad.




6. Tics nerviosos

¿Te muerdes las uñas o te quitas trocitos de piel? Los científicos llaman a estos «comportamientos repetitivos centrados en el cuerpo» (BFRB, por sus siglas en inglés). En un estudio de 2015 publicado en el Journal of Behavior Therapy and Experimental Psychiatry, los investigadores analizaron las personalidades de las personas y luego las filmaron mientras estaban en una situación extremadamente frustrante, relajante o aburrida, en busca de tics que pudieran surgir. Las personas que se tiraban compulsivamente del cabello o se mordían las uñas tendían al perfeccionismo, y sus acciones son el resultado de tratar de calmar el aburrimiento, la irritación y la insatisfacción. Debido a que se siente mejor hacer algo en lugar de nada, el comportamiento repetitivo resulta reconfortante.

7. Tu puntualidad

Un estudio publicado en el Journal of Research in Personality sugiere que la puntualidad es una evaluación precisa de los rasgos positivos del carácter. En el estudio, los investigadores pidieron a los participantes que completaran una evaluación de la personalidad en casa y que vinieran al laboratorio para un experimento en grupo. Al analizar la hora de llegada de los participantes, encontraron que las personas puntuales eran más concienzudas y agradables; estar temprano estaba relacionado con el neuroticismo. Y los que llegan crónicamente tarde tendían a ser más relajados. ¿Llegas tarde a menudo?

8. Tus hábitos alimenticios

Eres lo que comes, pero la ciencia sugiere que también es cómo come. Julia Hormes, psicóloga especializada en comportamiento alimentario, y Juliet Boghossian, una experta en comportamiento alimentario con sede en Los Ángeles, le dijeron a huffingtonpost.com que los comportamientos relacionados con los alimentos pueden decirnos mucho sobre la personalidad. Los que comen despacio suelen ser personas a las que les gusta tener el control y saber apreciar la vida, pero los que comen rápido tienden a ser ambiciosos e impacientes. El comedor aventurero es un buscador de emociones y un tomador de riesgos, mientras que los comedores quisquillosos son propensos a exhibir ansiedad y neuroticismo. Por último, si eres alguien a quien le gusta separar diferentes alimentos en su plato, eres muy cuidadoso y detallista en tu vida diaria.

9. Tus hábitos de compra

¿Quieres conocer mejor a alguien? Llévalo al centro comercial. Una serie de experimentos, publicados en el Journal of Consumer Research, encontraron que hay dos tipos de consumidores: el fanático de las explicaciones y el enemigo de las explicaciones. Un fanático es el tipo de persona que escruta meticulosamente cada botella de champú en el pasillo antes de conformarse con algo. Por otro lado, un enemigo decidirá rápidamente. De acuerdo con los investigadores, los fanáticos obtienen una alta puntuación en las medidas de reflexión cognitiva, lo que significa que analizan la información hasta la muerte y están orientados a los detalles. A los enemigos de la explicación no les va bien con los detalles y prefieren información más general.

10. Tu estilo propio

Tu feed de Instagram o Facebook puede revelar más sobre tu personalidad de lo que crees. En un estudio de 2015 de la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur, los investigadores analizaron 123 selecciones tomadas de un popular sitio chino de medios sociales. A continuación, cada persona rellenó un cuestionario de personalidad. Los investigadores encontraron que las personas más agradables tendían a tomar fotografías desde abajo; los tipos concienzudos eran menos propensos a revelar espacios privados. Las personas que mostraban expresiones positivas (sonriendo, riendo) estaban más abiertas a nuevas experiencias, mientras que la «cara -o labios- de pato» revelaba una personalidad más neurótica.




11. Tu letra

La grafología es el análisis de la escritura y cómo se relaciona con la personalidad, y ha sido una ciencia desde los días de Aristóteles. La grafóloga Kathi McKnight dijo a businessinsider.com que los expertos en escritura a mano pueden detectar más de 5.000 rasgos de personalidad de su escritura. Las personas que escriben en grande, por ejemplo, están orientadas a la gente y buscan la atención, mientras que las que escriben con letra pequeña son introvertidas y son capaces de una concentración aguda. Escribir con una ligera inclinación hacia la derecha significa que eres amistoso e impulsivo; una inclinación hacia la izquierda significa que eres reservado e individualista. Ninguna inclinación sugiere que eres lógico y pragmático. Por último, la escritura con mucha presión indica que tienes emociones fuertes y reaccionas rápidamente, pero una presión ligera implica una facilidad y habilidad para moverse de un lugar a otro.

12. La forma en que llevas el bolso

Puedes pasar días o semanas eligiendo un bolso, pero ¿cuánto piensas en cómo lo llevas? Esto es lo que revela esa elección sin sentido, según la experta en lenguaje corporal Patti Wood: Llevar un bolso en el brazo muestra que eres muy exigente y que pones mucho énfasis en tu estatus social. Llevar la correa sobre el cuerpo con la bolsa en la parte delantera significa que se prioriza la protección y la accesibilidad; llevar la bolsa detrás de ti demuestra una personalidad fresca y tranquila. Las personas que llevan una mochila son más independientes y quieren cuidar de sí mismas y de las personas que las rodean, mientras que las que llevan su mochila en las manos tienden a ser asertivas, bien organizadas y eficientes.

Fotografía: Yuliya Kosolapova

¿Te ha gustado?






Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!