7 hobbies que la ciencia dice que te harán más inteligente

7 hobbies que la ciencia dice que te harán más inteligente

La mayoría de la gente cree que su inteligencia es inherente; si nació siendo una persona inteligente, entonces siempre serás una persona inteligente.




Pero este tipo de pensamiento frena a la gente, ya que sirve como excusa para que la gente no se mejore intelectualmente.

En el debate naturaleza versus educación, lo peligroso del lado del argumento de la naturaleza es que nos hace creer que no podemos cambiar lo que somos.

Pero estudios recientes siguen confirmando que lo contrario es cierto: se puede aumentar el potencial y la inteligencia general.

A través de ciertos hobbies, pasatiempos y técnicas, podemos hacer que nuestro cerebro construya nuevas vías neurales, permitiéndole trabajar más rápido, retener más información y a un nivel más alto.

Aquí hay 7 hobbies científicamente probados para hacerte más inteligente:




1) Meditar

La meditación es conocida por sus efectos calmantes. Cuando te tomas un tiempo de tu día para sentarte, pensar y respirar, te desatascas del estrés del mundo y le das a tu mente y cuerpo la oportunidad de estirarse y relajarse.

Pero también se ha descubierto que la meditación ayuda a las personas a tener control sobre sus propias ondas cerebrales. ¿No estás convencido? En 1992, los científicos fueron invitados a estudiar las ondas cerebrales del Dalai Lama mientras estaba en estado de meditación.

Los investigadores descubrieron que, al centrarse en una cierta emoción como la compasión, el Dalai Lama y los otros monjes podían entrar en un estado de ser emocional que estaba a un nivel más alto y más profundo de lo que la mayoría de la gente siente.

A través de la meditación, habían alcanzado el pleno dominio de sus pensamientos y emociones. Desde entonces, la gente ha practicado la meditación para ayudar a controlar su mente. Imagina tener la habilidad de dejar de sentir miedo o tristeza en una situación difícil y reemplazarlos con confianza.

2) Aprender otro idioma

Una forma sencilla de mejorar tu juego cerebral que puede añadirte valor directamente a través de una aplicación en el mundo real es aprender un nuevo idioma. Los estudios han encontrado que las personas bilingües son significativamente mejores en la resolución de rompecabezas que sus contrapartes monolingües. Cuando se adopta un nuevo idioma, el cerebro funciona mejor con problemas y actividades mentalmente extenuantes, incluso si esas actividades no tienen nada que ver con el idioma en sí.




También se ha descubierto que tener al menos dos idiomas en el bolsillo te da una mejor conciencia espacial y te equipa con una concentración más fuerte y completa. ¿Por qué, exactamente? Cada idioma tiene su propia estructura y forma de pensar, y la exposición de tu cerebro a este pensamiento diferente expande naturalmente sus capacidades. Los idiomas pueden influenciarnos tan directamente que hablar un nuevo idioma puede incluso cambiar tu personalidad.

¡También harás más amigos y te divertirás con más cosas que hacer!

3) Leer mucho y cualquier cosa

Ya sea que estés leyendo la obra maestra épica de León Tolstoi, Guerra y Paz, o la última serie para adultos jóvenes que sigue el rastro de la publicidad de Los Juegos del Hambre, los efectos positivos generales que se derivan de la lectura son generalmente los mismos: reducción del estrés, más auto-felicidad, y un aumento significativo de la inteligencia emocional, la inteligencia fluida y la inteligencia cristalizada.

Estas son las partes de tu inteligencia que te permiten entender el mundo que te rodea: comprender y responder a las necesidades emocionales de las personas a un nivel superior, solucionar problemas y encontrar soluciones en la vida diaria.

4) Ejercicio

Una manera saludable de mantener tu mente tan en forma como su cuerpo es través del ejercicio regular. El problema que algunas personas tienen con el ejercicio es que tratan de hacer mucho y demasiado rápido, lo que resulta en unos cuantos entrenamientos intensos esporádicos que hacen poco bien a la mente y al cuerpo.

La clave es la consistencia. Con el ejercicio regular, las células son expuestas regularmente al BDNF, una proteína liberada por el cuerpo durante el ejercicio que fortalece la concentración, el aprendizaje, la memoria y el enfoque.

5) Ejercita tu cerebro

Hay muchas maneras de ejercitar tu cerebro, con cualquier teléfono inteligente tienes acceso instantáneo a millones de puzzles, videojuegos, sudokus, trivial, adivinanzas y otras actividades que obligan a tu cerebro a pensar de verdad.

Y aunque parezca ser sólo diversión y juegos, forzar a tu cerebro a superar los obstáculos mentales que ofrecen estas actividades aumenta su neuroplasticidad. En términos simples, la neuroplasticidad es la capacidad de tu cerebro para reorganizarse y redistribuirse. Cuando tu cerebro es introducido en conceptos nuevos y desconocidos, lo obligas a encontrar maneras diferentes e innovadoras de encontrar soluciones a estos problemas. Esto abre nuevas vías y caminos en el cerebro y fortalece tu capacidad cognitiva general.

6) Extiende tu talento musical

Ya sea que solías tocar un instrumento musical de niño o que nunca lo has tocado en tu vida, aprender y tocar regularmente un instrumento musical es una de las mejores maneras de fortalecer tu cerebro. Múltiples estudios han encontrado que los músicos tienen mejores funciones cognitivas, desde la creatividad hasta las habilidades motoras y muchas más.

Cuando tocamos instrumentos musicales, el cerebro se estimula en el cuerpo calloso, que es la parte que une ambos hemisferios del cerebro y crea nuevas conexiones. No importa la edad que tengas, todavía puedes experimentar mejoras mentales al tocar unas cuantas teclas o rasguear las cuerdas de una guitarra.

7) Aprendizaje acumulativo

El problema con la mayoría de la educación tradicional hoy en día es que la base sobre la cual se nos califica proviene de exámenes finales y pruebas que tienen poco que ver con algo que no sea la memorización masiva.

Los estudiantes en la escuela secundaria y en la universidad se han acostumbrado a estudiar para los exámenes, aprendiendo el valor de un semestre entero la noche antes del examen. Esto nos lleva a olvidarnos de todo tan pronto como ya no es necesario, lo que resulta en un crecimiento cero en conocimiento e inteligencia.

El aprendizaje acumulativo es la técnica de aprendizaje apropiada que asegura que no sólo aprendes lo que estás estudiando, sino que también lo recuerdes a largo plazo. Esto se hace a través de actos cortos pero frecuentes de repetición, que es exactamente la forma en que aprendemos los idiomas.

Si realmente deseas aprender una nueva habilidad o tema, se ha comprobado que el aprendizaje acumulativo es mucho más efectivo que el aprendizaje tradicional.

Volverse más inteligente: un viaje de toda la vida

Incrementar tu inteligencia y aprendizaje no debería ser algo que haces con un objetivo final en mente. Más bien debes pensar en ello como un viaje de aprendizaje continuo para toda la vida. Lenta y gradualmente a través de los años, te encontrarás mentalmente creciendo con estos ejercicios y otros como ellos.

Cuando empieces a notar estos cambios en tu fortaleza mental y minuciosidad, estos hábitos se habrán convertido hace mucho tiempo en una parte natural de tu vida.

Fotografía: Annie Spratt
Fuente: HackSpirit

¿Te ha gustado?






Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!