Si te ríes de estos chistes tienes sentido del humor negro y una inteligencia superior

Reírse de estos chistes no te convierte en una mala persona, sólo en una persona inteligente




Un hombre entra en un bar de una azotea y se sienta al lado de otro. “¿Qué estás bebiendo?“, le pregunta al tipo.

Cerveza mágica“, le contesta.

¿Ah, sí? ¿Qué tiene de mágico?

Así que se lo muestra: bebe algo de la cerveza, se lanza desde la azotea, vuela alrededor del edificio, y finalmente vuelve a su asiento con una sonrisa triunfante.

¡Increíble!“, dice el hombre. “¡Déjame probar un poco de eso!” El hombre coge la cerveza. Se la bebe, salta desde la azotea y cae al suelo desde una altura de 15 pisos.




El camarero mueve la cabeza. “¿Sabes?, eres un verdadero idiota cuando estás borracho, Superman.

Ignoremos por un momento si ese pobre tipo sobrevivió o no a su caída (si te hace sentir mejor, digamos que el “Hombre Trampolín” lo estaba esperando en el suelo). La verdadera pregunta es: ¿encontraste esta broma graciosa? ¿Enferma? ¿Quizás un poco de ambos?

Según un nuevo estudio publicado en la revista Cognitive Processing, su reacción podría indicar su inteligencia. En el artículo, un equipo de psicólogos concluye que las personas que aprecian el humor negro -definido como “humor que trata temas siniestros como la muerte, la enfermedad, la deformidad, la discapacidad o la guerra con amargura y presenta temas tan trágicos, angustiosos o mórbidos en términos de humor” – pueden tener un Coeficiente de Inteligencia (CI) más alto, mostrar menor agresividad y resistir los sentimientos negativos de manera más efectiva.

Para probar esta correlación entre el sentido del humor y el intelecto, los investigadores colaboraron con 156 participantes masculinos y femeninos que leyeron 12 sombrías caricaturas de The Black Book del caricaturista alemán Uli Stein. Uno de ellos, que parafraseando un chiste clásico, muestra a un funerario metiéndose en un cadáver cuando una enfermera musita: “La autopsia está terminada; él sólo busca su reloj de pulsera“. Los participantes indicaron si entendían cada broma y si la encontraban graciosa, luego tomaron algunas pruebas básicas de CI y respondieron cuestionarios sobre su estado de ánimo, tendencias agresivas y antecedentes educativos.

Los resultados fueron notablemente consistentes: los participantes que comprendieron y disfrutaron de las bromas de humor nero mostraron un CI más alto y reportaron tendencias menos agresivas que los que no lo hicieron. Por cierto, los participantes a los que menos les gustó el humor negro mostraron los niveles más altos de agresión y los peores estados de ánimo del grupo. Este último punto tiene sentido cuando se consideran los ampliamente estudiados beneficios para la salud de la risa y la sonrisa; si no se es capaz de afrontar la negatividad con optimismo, por supuesto que se sentirá peor.




Pero, ¿qué hay del vínculo con la inteligencia? Según los investigadores, procesar chistes de humor negro requiere un poco más de gimnasia mental que, por ejemplo, procesar un chiste de otro tipo: es “una compleja tarea de procesamiento de información” que requiere analizar múltiples capas de significado, mientras se crea un poco de distancia emocional del contenido para que se registre como benigno en lugar de hostil.

Esa maniobra emocional es lo que diferencia a los chistes de humor negro de, digamos, los juegos de palabras, que literalmente enfrentan a los hemisferios derecho e izquierdo de su cerebro entre sí mientras procesaslos múltiples significados de una sola palabra, pero por lo general no le fuerzan a salir de su zona de comodidad emocional. Tina Fey resume muy bien la diferencia: “Si quieres hacer reír al público, vistes a un hombre como una anciana y la empujas por las escaleras. Si quieres hacer reír a los escritores de comedia, empujas a una anciana verdadera por las escaleras “.

Prácticamente cualquier broma que se base en el juego de palabras pondrá su cerebro a trabajar; los chistes de humor negro sólo requieren un poco más de control emocional para ganar una risa. Dele un giro a su cerebro con estos chistes que han demostrado que hacen parecer inteligente a cualquiera o, si quiere probar su conocimiento de humor negro, considere los siguientes chistes de humor negro de la cripta de la comedia de Reader’s Digest para ejercitar su humor e inteligencia:

‘Lo siento’ y ‘discúlpame’ significan lo mismo. Excepto en un funeral.” – Demetri Martin

P: ¿Qué tiene cuatro piernas y un brazo?

R: Un pit bull feliz.

Los gatos tienen nueve vidas. Los hace ideales para la experimentación.” – Jimmy Carr

P: ¿Por qué los caníbales no comen payasos?

R: Porque saben raro.

Tengo una chaqueta. Si me cortaran los brazos, sería un chaleco ” – Mitch Hedberg.

P: ¿Qué dijo la rana Kermit en el funeral de Jim Henson?

R: Nada.

Si al principio no tienes éxito, entonces el paracaidismo definitivamente no es para ti“.


¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!