10 cosas de las que no querrás arrepentirte dentro de 10 años

Cuando crecemos, no pensamos mucho en cómo se desarrollarán nuestras vidas. No tenemos que pensar en el futuro porque sólo nos importa vivir el presente. No tenemos que preocuparnos por el dinero porque no tenemos que ganarlo. No nos importa nada más que el momento presente, porque no sabemos nada más. Todavía no hemos sido presentados a los horrores y atrocidades del mundo. Todo lo que nos importa es divertirnos con los amigos, ver nuestros programas de televisión favoritos y desenterrar lombrices de tierra. Ah, esos días sin preocupaciones – es divertido recordar de vez en cuando, ¿verdad?




Todos queremos hacer retroceder las manecillas del tiempo a veces, a esos días en los que nada importaba. Sin embargo, ¿qué tal vivir una vida en la que no tengamos el impulso constante de estar en otro lugar? ¿Qué tal si vivimos el día de hoy para que no nos arrepintamos más tarde? Ideas simples en teoría, lo sabemos, pero difíciles de poner en práctica.

Bueno, nosotros creemos en dar pequeños pasos para llegar a donde necesitas estar. Si no te gusta tu vida ahora, siempre puedes cambiarla. Si dentro de 10 años mirases hacia atrás cómo era tu vida, ¿crees que te gustaría lo que verías?

Si no es así, hemos elaborado esta sencilla lista de cosas de las que te podrías arrepentir dentro de 10 años, si sigues viviendo la vida que llevas ahora. Este artículo no pretende hacerte sentir mal por tu vida, sino más bien, hacer los cambios necesarios para que no tengas que vivir con la carga de los arrepentimientos más adelante.

10 ARREPENTIMIENTOS QUE NO QUERRÁS DENTRO DE 10 AÑOS

1. NO SEGUIR TUS SUEÑOS.

Según Bronnie Ware, una enfermera paliativa de Australia, muchos de sus pacientes moribundos lo catalogaron como su mayor arrepentimiento. Ware se ocupó de los pacientes en sus últimas tres a doce semanas de vida, y escuchó muchas historias y confesiones de todos ellos. Aunque dijo que todos ellos encontraron la paz antes de morir, escuchar sus arrepentimientos la conmovió tanto que escribió un libro de gran éxito de ventas titulado: “Los Cinco Arrepentimientos de los Moribundos (pulsa para ver en Amazon)”.

En el libro, dijo que muchos de sus pacientes no habían honrado ni siquiera la mitad de los sueños que querían cumplir, y esto les causó grandes remordimientos antes del final de su vida. Deseaban tanto eliminar otras cosas de su lista, pero tenían que morir sabiendo que todavía tenían sueños.




Dentro de 10 años, ¿quieres mirar hacia atrás y darte cuenta de que no has intentadi conseguir tus metas? ¿Quieres mirar atrás y ver todo el tiempo que has perdido preguntándote si eres lo suficientemente bueno para vivir la vida que siempre has imaginado? Bueno, aquí está el secreto: “puedes vivir esa vida AHORA. No quiero que hasta que estés en tu lecho de muerte pienses en tus sueños; vívelos ahora, no importa lo que tengas que hacer para alcanzarlos. Incluso si fallas, al menos lo habrás intentado en lugar de rendirte antes de empezar“.

2. TRABAJAR DEMASIADO.

Ware dijo que este arrepentimiento llegó a la posición número dos por la frecuencia con la que lo escuchó. Desafortunadamente, muchas personas ya trabajan demasiado, incluso en la adolescencia. Hemos sido engañados con un montón de mentiras sobre lo que realmente nos hará felices, y basándonos en el deterioro de la salud mental de gran parte del mundo, la respuesta claramente no radica en cuánto dinero ganamos o cuánto trabajamos. ¿Qué sentido tiene todo esto, en realidad, aparte de llenar los bolsillos de los ricos y permitirnos pagar nuestras cuentas? Al final de nuestras vidas, no nos importará cuánto dinero tengamos o lo que hayamos logrado. Recordaremos las conexiones humanas que hicimos o no hicimos.

Pensaremos en los recuerdos que hicimos con nuestros seres queridos y todas las personas hermosas con las que nos cruzamos durante nuestro tiempo aquí. Claro, todos tenemos que ganar dinero para sobrevivir, pero no trabajes tanto que te olvides de construir una vida fuera de tu trabajo.

3. NO DECIR LO QUE REALMENTE QUIERES DECIR.

Es el tercero de los arrepentimientos en la lista de Ware, los pacientes también se arrepintieron de haber retenido sus sentimientos. Esto realmente no beneficia a nadie al final, porque terminarás con emociones reprimidas que te perseguirán hasta el día en que mueras. La persona a la que se dirigen tus emociones no sabrá cómo te sientes realmente, y le dejarás en la oscuridad sobre cualquier asunto que tengas con ellos. Mentir o encubrir la verdad no beneficia a nadie, así que di lo que quieres decir y lo que tengas que decir. No a todo el mundo le gustará, pero al menos puedes quedarte dormido por la noche sabiendo que vives tu verdad cada día y no intentas endulzarla para nadie.

4. NO MANTENERSE EN CONTACTO CON LOS AMIGOS.

La gente al final de sus vidas también se arrepintió de haber perdido el contacto con sus amigos. En 10 años, ¿te arrepentirás de no haber llamado a ese amigo de la escuela secundaria del que te preguntas todos los días? ¿Te arrepentirás de no acercarte a la persona de tu clase de yoga que quieres conocer mejor? No dejes que tu miedo o duda controle tus decisiones. Llegar a la gente y arriesgarse a una nueva amistad. La vida es demasiado corta para vivirla en tu cabeza; todos necesitamos una conexión humana, así que no tengas miedo de ponerte ahí fuera para hacer nuevas amistades o recuperar una vieja.




5. NO SER FELIZ.

Nos gusta pensar que las fuerzas externas controlan nuestras emociones, pero la clave del control emocional está dentro de nosotros. No elegimos lo que nos pasa, pero podemos elegir cómo reaccionar ante ello. La vida pasa tan rápido, así que ¿por qué gastarla en quejarse de cada cosa que nos sucede? Ser feliz no cuesta nada, te mantiene más saludable, hace la vida más satisfactoria, atrae relaciones más positivas, y así sucesivamente. Por lo tanto, la infelicidad, entonces, realmente cuesta MÁS a la larga, e incluso puede llevar a enfermedades graves. Nuestra salud mental, emocional y física depende de nuestra percepción, así que si quieres empezar a vivir una vida mejor ahora, simplemente cambia tu forma de ver las cosas.

6. PREOCUPARTE DEMASIADO POR LO QUE PIENSAN LOS DEMÁS.

Como sociedad, pasamos mucho tiempo pensando en lo que los demás piensan de nosotros. Sin embargo, esto no hace absolutamente nada por nuestra felicidad o éxito en absoluto. ¿De qué sirve fijarse en las opiniones de los demás? Ninguno. Sólo nos vuelve locos y nos deja inseguros y deprimidos. Así que, deja de hacer locuras. Vive tu verdad, trabaja en tu vida, y deja de preocuparte tanto por lo que los demás puedan pensar. Lo más probable es que estén tan ocupados con sus propias vidas que ni siquiera se lo piensan dos veces.

7. PREOCUPARSE DEMASIADO.

Pasamos MUCHA de nuestras vidas preocupándonos. No importa el papel que desempeñes en este mundo, tienes algo de lo que preocuparte. Sin embargo, ¿permitirás que esta preocupación se apodere de tu vida? ¿Dejarás que la pesadez de la carga te arrastre? O, ¿vas a liberarte de estas preocupaciones y te darás cuenta de que este mundo se preocupa demasiado?

Al final de tu vida, recuerda que las cuentas y deudas no pagadas, lo que otras personas piensan de ti, cuánto dinero tienes, y todo lo demás de lo que nos preocupamos realmente no importará. La naturaleza fugaz de la vida debería hacer que nos despojáramos de nuestras preocupaciones inmediatamente, pero desafortunadamente, no sentimos lo rápido que pasa la vida hasta que nos despertamos un día como un anciano de 75 años. Entonces, empezamos a ver cuán pequeñas son nuestras preocupaciones. Pero, ¿por qué no elegir despertar a esta verdad AHORA? Recuerda: ¡no te preocupes, sé un guerrero!

8. NO CUIDANDO DE TU SALUD.

A todos nos gusta pensar que somos invencibles, hasta que no lo somos. Cuando somos más jóvenes, es fácil pensar que viviremos para siempre. Es fácil pensar que podemos quedarnos despiertos hasta tarde, comer lo que queramos, agotar nuestros fines de semana y seguir pensando que viviremos hasta los 100 años. Bueno, odio tener que decírtelo, pero todas esas decisiones te alcanzarán algún día. Tal vez no en 10, 20 o incluso 30 años, pero con el tiempo. Muchos de los problemas de salud que enfrentamos hoy en día se pueden prevenir si nos cuidamos y honramos nuestras mentes y cuerpos, así que por favor, regálate una buena salud. No te arrepentirás más tarde.

9. DAR LA VIDA POR SENTADA.

La mayoría de la gente da por sentada su vida, aunque muchas de las pequeñas cosas que experimentamos cada día son milagros por derecho propio. Las abejas que polinizan los alimentos que comemos, las plantas que nos proporcionan alimento, el aire que respiramos que nos da oxígeno, el agua que bebemos que nos mantiene hidratados, el sol que nos ilumina y nos da vida – debemos apreciar todo esto. Incluso si no tienes mucho en la vida, al menos podrías dar gracias por tener lo básico que el universo te proporciona.

Ten una actitud de gratitud, y te lo devolverán diez veces.

10. NO VIVIR EL MOMENTO.

Más que cualquier otra cosa, parece que la mayoría de nosotros tenemos problemas con vivir en el AHORA. Recordamos el pasado y deseamos poder traerlo de vuelta, o anhelamos un futuro que aún no ha ocurrido. De cualquier manera, vivimos fuera de alineación con el presente, lo que significa que NUNCA estamos experimentando verdaderamente la vida. Estamos experimentando momentos en nuestra memoria, o momentos en nuestra imaginación. No estamos experimentando los momentos reales, los momentos que se desarrollan ante nuestros ojos.

Si acaso, recuerda que un día, ya no tendrás más momentos presentes para experimentar. No tendrás que hacer viajes por carretera, ni montañas que escalar, ni niños a los que dar las buenas noches, ni una pareja con la que abrazarte. Tendrás tus recuerdos, sirviendo como una comprobación de la realidad. ¿Viviste tus sueños, te arriesgaste y agradeciste por cada día que despertaste? ¿O archivaste tus sueños en la carpeta “Algún día”, los guardaste en un lugar seguro y te olvidaste de ellos?

Por encima de todo lo demás, recuerda que tú y sólo tú tienes el poder de cambiar tu vida y hacer que valga la pena vivirla. Se necesita trabajo duro, determinación y esfuerzo para vivir una vida verdaderamente feliz y plena, pero al final del día, el esfuerzo que ponemos determina los resultados que obtenemos.

Si quieres vivir una vida de la que no te arrepentirás en 10 años, todo comienza con lo que estás dispuesto a hacer para asegurarte de que eso no suceda. Ya tienes la llave, pero depende de ti encontrar la puerta.


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!