5 maneras en las que un introvertido puede hacer amigos

5 maneras en las que un introvertido puede hacer amigos

Los introvertidos son comúnmente retratados como solitarios, individuos que prefieren «estar solos».




Sin embargo, esto no es necesariamente toda la verdad. Si bien los introvertidos disfrutan de la soledad, también anhelan formar amistades significativas. Les gusta la gente (pero no en grandes grupos) y les encantaría conocer personas. Desafortunadamente, los introvertidos crecen sintiéndose diferentes, como si algo estuviera mal en ellos. Por lo tanto, creen erróneamente que alguien «inadaptado» no tiene lo que se necesita para acercarse a la gente y hablar con ella. Encontrar amigos parece una tarea increíblemente difícil, pero no tiene por qué ser así. Aquí hay algunas maneras en las que puedes hacer amigos como introvertido.

1. Sé un amigo
Los introvertidos suelen ser subestimados por la sociedad, por lo que carecen de confianza social y, a veces, de habilidades sociales. Normalmente, esperan a que otros (principalmente extrovertidos) se acerquen primero a ellos. Ni siquiera consideran dar el primer paso. Se necesita valor para salir a la calle, pero no es tan aterrador como parece. El mundo no se acabará si la persona con la que intentaste entablar una conversación te ignora por completo. Siempre puedes esperar a que la gente venga y ofrezca su amistad, pero lo más probable es que así termines solo. Para no dejar que eso suceda, necesitas pasar a la acción. Como dice el refrán «para hacer amigos, sé un amigo«. Por simple que parezca, tiene un significado profundo. Sé amable y verás cómo la gente se sentirá atraída por ti de forma natural.

2. De uno en uno
Mucha interacción con personas agotará tus baterías sociales, vale, lo sabemos. La mejor manera de escapar del agotamiento social es empezar poco a poco. Con un amigo a la vez. De cualquier manera, la mejor solución sería quedarse con una sola persona. Será menos presión y no tendrás que dividir tu atención entre varias personas. Tendrás que escuchar a una sola persona y eso es lo ideal. De esta manera la conexión también será más profunda. Por lo tanto, donde quiera que estés, en la escuela u universidad, en el trabajo o en un evento familiar, busca a otra persona y los dos podréis alejaros del grupo más grande. Es agradable tener otra compañía que no sea estar solo.

3. En Internet
Los introvertidos prefieren quedarse en casa y disfrutar de la comodidad de sus habitaciones. Bueno, no necesitas dejar tu refugio, sólo necesitas acceso a Internet. En general, los introvertidos pasan mucho tiempo en Internet, así que ¿por qué no usar este tiempo para encontrar a algunos amigos potenciales a lo largo del camino? Es una forma eficaz de expresarse, ya que el mundo virtual ofrece a los introvertidos la oportunidad de expresarse plenamente. Este tipo de personalidad normalmente necesita tiempo para procesar tus pensamientos antes de decirlos y puedes hacerlo mejor por escrito. Silenciosos en la realidad, los introvertidos son activos en los medios sociales y se sienten más libres para compartir sus pensamientos. Al unirse a diferentes grupos relacionados con sus intereses, se tropezarán con espíritus afines. De un comentario al otro, se encontrarán inmersos en la conversación mientras charlan durante horas. Después de pasar algún tiempo conociéndose, los amigos de Internet a menudo deciden conocerse en el mundo real.

4. Universidad
Hay muchos casos en los que las personas son solitarias en sus etapas en la escuela primaria y secundaria y después ganan algún tipo de popularidad en la universidad. Durante la infancia y la adolescencia te encuentras con personas que pueden ser totalmente opuestas a ti, y tienes que pasar la mitad del día con ellas. ¡Qué lástima, lo entendemos! Puede que hayas intentado unirte a su círculo pero te rechazaron. Los niños pueden ser malos. Lleva tiempo, pero no te desanimes. Una vez que llegues a la universidad, estarás rodeado de gente con ideas afines. En este punto también empezarás a ser consciente no sólo del mundo sino de ti mismo. Sabes quién eres y a quién quieres conocer. Si tienes clases con personas que tienen las mismas opiniones que tú, normalmente tu curiosidad se despertará y empezar una conversación dejará de ser una carga. En lugar de hacer esfuerzos conscientes para llegar a conocer a alguien, realmente querrás estar con esa persona y explorar su mente. Si hablas con ellos en conferencias, puede incluso saltarte la molesta charla y hacerles preguntas más importantes directamente. Puedes discutir sobre tu campo de estudio, ya que es algo que les importa a ambos. Así, sin darte cuenta, te encontrarás entre amigos.




5. Clubes
Ya dijimos que las personas que comparten intereses comunes consiguen lo mejor de los amigos. ¿Qué mejor manera que unirse a un club o dos? Primero, necesitas encontrar tu pasión, tu vocación, y después perseguirla. Numerosos introvertidos disfrutan leyendo, ya que se trata de una actividad solitaria. Encuentra un club de lectura, o inicia uno tú mismo, y asiste a sus reuniones. La idea de hablar con extraños sigue siendo aterradora, pero recuerda que podrás compartir tus pensamientos sobre libros y personajes de ficción. O puede ser cualquier otro club del que puedas formar parte. Recuerda que si es algo que te hace feliz, seguramente querrás compartirlo con alguien, especialmente con personas que comparten tu idea de la felicidad.

En general, no es imposible hacer amigos. Puedes encontrar gente que te entienda y hacerte amiga de ellos. Sin embargo, lo crucial es ser amigo de uno mismo primero. Sólo después de mantener una relación saludable con tu propio yo, tendrás éxito en las relaciones con los demás.

Fotografía: Joseph Pearson

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!