La mejor manera de pedirle a alguien que cambie

La mejor manera de pedirle a alguien que cambie

¿Alguien en tu vida te está haciendo lo mismo una y otra vez? Les has hablado de ello varias veces (has preguntado, exigido, incluso regañado por ese cambio) pero el comportamiento continúa. Entonces, ¿qué puedes hacer? Cuando esté claro que señalar los efectos negativos del comportamiento de alguien no está provocando un cambio, considera la posibilidad de intentar un enfoque más positivo.




La fábula de Esopo sobre el viento y el sol ofrece una ilustración maravillosa sobre la mejor manera de acercarse a alguien para que haga algo. Mientras el sol y el viento discutían sobre quién era más fuerte, vieron a un hombre caminando por un sendero rural. Decidieron saldar su apuesta con el reto de ver cuál de ellos podía hacer que el viajero se quitara el abrigo más rápidamente. El sol se escondía detrás de una nube para que el viento pudiera intentarlo primero. El viento soplaba y soplaba, pero el hombre sólo se agarraba más fuerte su abrigo. Finalmente, el viento se rindió en la desesperación. Entonces el sol salió de detrás de la nube y brilló sobre el hombre. El hombre levantó la vista, sonrió y relajó los hombros. Y al poco se quitó el abrigo.

Aunque pueda parecer paradójico, el calor y la amabilidad pueden ser una fuente de gran fuerza. Usando esta moraleja, puedes tratar de persuadir a ese amigo para que cambie siendo cálido y haciendo una petición amable.

Ser cálido significa escuchar de verdad, tener empatía y ofrecer compasión cuando tu amigo te está diciendo algo. La gente a menudo se siente mejor con sólo que alguien valide sus sentimientos.

Es posible que te sientas reacio a validar los sentimientos de alguien si no estás de acuerdo con él o crees que está reaccionando de manera exagerada. Sin embargo, es importante entender que puedes ser empático y de apoyo mientras estás en desacuerdo con esa persona. Así que, por ejemplo, puedes estar enfadada con una amiga por hablar siempre de sí misma, sin preguntarte nunca qué es lo que te está pasando. Y aún así, puedes sentir empatía por su situación y apoyarla. Luego puedes pasar al siguiente paso…

Hacer una petición amable implica pedir lo que se quiere sin ser exigente. Explica cómo el hacer lo que pides te afectará a ti y a vuestra relación. Podrías decirle a tu amiga que aunque estás feliz de escuchar sus problemas, también te gustaría que escuchara lo que te pasa a ti. Explica que te sentirás mejor en vuestra relación y serás más paciente con ella si lo hace.




El enfoque cálido y amable funciona mejor en las relaciones cuando hay suficiente consideración positiva entre vosotros dos ya que apoya el deseo de que la relación sea mejor. La otra persona sentirá que estás trabajando con ella. En lugar de sentirse a la defensiva, es más probable que respondan a su cálida y amable petición con ganas de cambiar.

Artículo original por Leslie Becker-Phelps. Psicóloga.

Fotografía: Rawpixel
Fuente: WebMD

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!