11 maneras de VIVIR (no sólo de existir)

11 maneras de VIVIR (no sólo de existir)

En la vida, todos tenemos las mismas necesidades jerárquicas: amor, comida, refugio, agua, compañía, y una oportunidad para la realización. Sin embargo, al final del día, la mayoría de la gente vive en piloto automático, pensando que no tienen control y sólo experimentan lo que necesitan para sobrevivir, como comida, agua y refugio.




Pero, ¿qué pasa con los sueños, las pasiones, el amor y la compañía?

Esos aspectos de la vida nos hacen sentir vivos. Nos dan una razón para despertarnos cada mañana y vivir la vida con intención, dirección y motivación para lograr algo más grande que nosotros mismos. Si mañana resultara ser tu último día aquí en la Tierra, ¿no querrías mirar atrás y decir que viviste la vida al máximo? Si quieres llenar tu vida de felicidad, abundancia y libertad, estos consejos pueden ayudarte a crear esa vida con la que siempre has soñado y dejar atrás el hábito de simplemente existir.

11 MANERAS DE VIVIR (NO SÓLO DE EXISTIR)

1. CONQUISTA TUS MIEDOS

Todo lo que quieres está al otro lado del miedo.
Jack Canfield

¿Qué significa exactamente esta cita? Bueno, casi todo lo que la gente quiere en la vida implica un cierto nivel de incertidumbre y miedo. Digamos que quieres viajar por el mundo y nunca antes has salido del país. No tienes idea de qué esperar de otras culturas, de las leyes de otros países y de una nueva forma de vida. Todos los días sueñas con dejar atrás tu vida y comenzar un nuevo capítulo lleno de aventuras, pero dejas que tus miedos te detengan. Te dices: “Podría quedarme sin dinero. Alguien podría hacerme daño. Puede que no encuentre un lugar donde quedarme.” Dejaste que tu mente tomara el control y se te ocurriera lo peor.

La mejor manera de superar tu miedo es hacer lo que más temes. Te sentirás más realizado, satisfecho, feliz, pacífico y, en última instancia, más vivo. Deje que tus miedos alimenten tu pasión en lugar de permitir que atrofien tu progreso. Si más personas permitieran que sus corazones y no sus mentes sirvieran de brújula, todo este mundo explotaría de pasión y la gente seguiría sus sueños. ¡Deja el miedo atrás y abraza el coraje dentro de ti! Todos lo tenemos, y tú no eres diferente. Eres capaz de lograr cualquier cosa que te propongas, si sólo crees en el poder interior.




2. PERMÍTETE A TI MISMO BRILLAR

Ser tu yo único te da la libertad de moverte por la vida en un estado de “flujo”, sin preocuparte por lo que los demás piensen o digan de ti. ¡Reconoce tu ser más elevado y permite que florezca! Sólo hay uno como tú, y nadie posee las mismas cualidades asombrosas que tú, así que se dueño de ti. Deja que tu naturaleza más auténtica cobre vida y corra libre; la mayoría de las personas pasan por la vida teniendo miedo de quienes realmente son, no permitiendo que su verdadero yo cobre vida.

3. RODÉATE DE GENTE EDIFICANTE

Para sentirte realmente vivo, debes encontrar a otras personas que aman vivir tanto (¡o más!) que tú. En general, debes tratar de encontrar personas con la misma misión que tú, que valoran seguir sus sueños y trabajar activamente para cumplirlos todos los días. Algunas personas creen que te conviertes en aquello con lo que te rodeas, así que tenlo en cuenta cuando elijas a tus amigos y relaciones románticas. Cuando te rodeas de gente feliz, positiva e inspiradora, eliges la vida. Elige mantener la compañía de aquellos que permiten que tu verdadero yo brille, y de aquellos que dan la bienvenida a la abundancia y la felicidad en sus vidas. Si tus amigos actuales o tu pareja te hacen sentir deprimido, sin inspiración o descontento con la vida, considera la posibilidad de encontrar nuevas personas a las que acudir.

Mereces sentirte emocionado por la vida, y la persona con la que te rodeas puede ayudarte o lastimarte a lo largo de tu viaje. Mientras que toda relación nos puede enseñar algo, hay que discernir qué relaciones vale la pena mantener y cuales es mejor dejar en el pasado. Las personas negativas pueden retenerte, mientras que las personas positivas pueden animarte a convertirte en la mejor versión de ti mismo. La energía positiva vibra naturalmente a una frecuencia más alta que la energía negativa, por lo que naturalmente te sentirás más vivo al elegir a más personas positivas en tu vida.

4. ADOPTAR UNA ACTITUD DE GRATITUD

Es importante reconocer la abundancia presente en todas nuestras vidas y dar gracias por lo que tenemos cada día. Cuando practiques la gratitud cada día, en lugar de sólo elegir los días festivos durante el año, descubrirás que tienes aún más por lo que estar agradecido. El Universo responde positivamente a cualquiera que exprese su agradecimiento, y proporciona aún más por lo que estar agradecido como resultado.

Si te has sentido deprimido últimamente, trata de despertarte cada día y recordar lo que amas de tu vida. Puedes tener mascotas que adoras absolutamente, amigos y familiares cariñosos, y un trabajo al que espera ir cada día. Cuando expresas gratitud al Universo, éste escucha. La energía que pones en el mundo regresa a ti, así que al recordarte a ti mismo tus bendiciones, ¡te encontrarás siendo bendecido con aún más!




5. SIGUE A TU CORAZÓN

Cuando te rindes a los deseos más profundos de tu corazón, empiezas a ver la vida de una manera diferente. Todo parece parecer más vibrante y vivo, reflejando tu estado interior de ser. Es posible que te sientas presionado a seguir un cierto camino para complacer a tus padres, amigos o cónyuge, pero ese no es necesariamente el camino que quieres tomar. Parte de abrazar tu verdadero yo es escuchar tu voz interior, no la voz de otros que te dicen cómo vivir tu vida. Sólo tú puedes caminar por tu camino y hacer realidad tus sueños. Asegúrate de vivir tu vida basada en tus ideales y no en los de los demás. Nadie puede decirte cómo vivir tu vida excepto tú, porque sólo tú puedes vivirla.

Cuando sigues a tu corazón, desbloqueas partes de ti mismo que han estado inactivas durante años. Puedes transformar tu vida de la complacencia a la exuberancia increíble eligiendo escuchar el poder de tu propia voz interior.

6. PRACTICAR EL AMOR INCONDICIONAL

Las tinieblas no pueden expulsar a las tinieblas; sólo la luz puede hacerlo. El odio no puede expulsar al odio; sólo el amor puede hacer eso“.
Martin Luther King, Jr.

Cuando perpetuamos una actitud de odio hacia los demás, invitamos a esa misma energía hacia nosotros mismos. El odio es fácil, pero no se siente tan bien como el amor. Al dar tu amor a otros sin importar sus acciones hacia ti, aprendes a amar sin condiciones. La forma en que los demás te tratan es un reflejo de ellos, no de ti, así como la forma en que tú tratas a los demás refleja tu propio carácter. Responder a la vida de una manera odiosa te hace sentir más inclinado a sentirte estresado, negativo y desagradecido. También desanima a otros de querer pasar tiempo contigo, y bloquea la energía positiva de venir hacia ti.

Cuando aprendes a ver todo desde una perspectiva amorosa, y te das cuenta de que todos merecen amor a pesar de sus palabras o acciones, dices sí a la vida y no a nada menos.

7. DISFRUTAR DE LAS COSAS SIMPLES

La vida se mueve muy rápido. Si no te detienes y miras a tu alrededor de vez en cuando, podrías perdértela.
Ferris

Cuando tomas nota de las pequeñas cosas en la vida, realmente te vuelves más vivo. Permítete ir más despacio y contemplar la simple belleza detrás de todo en el Universo, y abrazar lo que es en vez de lo que no es. Antes de trabajar cada mañana, asegúrate de observar la salida del sol. Pasa algún tiempo con tus hijos antes de que se vayan a la escuela. Aprovecha al máximo cada momento y date cuenta de lo hermoso que es el universo en el que vivimos. Si te detienes y miras a tu alrededor, te darás cuenta de que la vida en sí misma es un regalo y no debe darse por sentada.

8. DAR SIN EXPECTATIVAS

Una de las maneras más fáciles de sentirse vivo es dando. Cuando le das ropa a los menos afortunados, das regalos a familiares y amigos durante las fiestas, o das tu tiempo para ser voluntario para una buena causa, comenzarás a sentirte más vibrante porque otros se beneficiarán de tus acciones. Cada día es una nueva oportunidad para dar, y todos tenemos algo valioso que ofrecer. Y cuando das sin esperar nada a cambio, tú representas lo que eres en la forma más pura, que es el Amor. El amor no espera ni exige que se le devuelva, simplemente es.

Así que, acepta quién eres y da lo que puedas para ayudar a otros en necesidad. Dar a otros es el mejor regalo que puedes darte a ti mismo.

9. ABRAZA A TU NIÑO INTERIOR

Todos somos sólo niños en cuerpos adultos, después de todo, así que haz algo que a tu niño interior le encantaría. Ve al parque de atracciones, juega a juegos de arcade o compite con karts. Parte de crecer significa asumir responsabilidades de adultos, y a menudo nos perdemos en ellas.

Tómate el tiempo para alimentar tu alma y hacer algo que te haga reír; puedes atrasarte en tus recados o tareas del día, pero a veces vale la pena olvidar el mundo real por un tiempo y perderte en una tierra interminable de imaginación y maravilla.

Cada niño es un artista. El problema es cómo seguir siendo un artista una vez que crecemos.
Pablo Picasso

10. IR A UN LUGAR NUEVO

¿Siempre has soñado con ir de camping, pero nunca has tenido la oportunidad de probarlo? Mete tus cosas en una maleta y vete a tu lugar favorito en la naturaleza por unas horas o días. La variedad es la especia de la vida, como dicen, así que dale a tus ojos algo nuevo para ver en un fin de semana cuando puedas salir.

Tu alma se sentirá rejuvenecida cuando tengas una nueva experiencia, y te sentirás más agradecida por la vida al salir de tu ambiente habitual, incluso durante un corto período de tiempo.

11. VIVE EN EL AHORA

Uno de los libros más famosos de Eckhart Tolle, The Power of Now (el poder del ahora), explica el poder del momento presente, y por qué ningún otro momento importa más que éste. El ahora es todo lo que tenemos, así que podemos aprovecharlo al máximo y darnos cuenta de que podemos crear el futuro que imaginamos simplemente haciendo lo que queremos en el presente. Esta vida es corta, así que no te preocupes por los problemas del pasado o la incertidumbre del futuro. Cuando te encuentres mirando demasiado hacia atrás o hacia adelante, concéntrate en lo que está sucediendo ahora, y recuerda que la vida ocurre cuando la creas. No se puede crear en el pasado o en el futuro, sólo en el ahora.

Simplemente abrazar el ahora te hará sentir más tranquilo y te permitirá dejarte llevar y experimentar la alegría en cada momento.

Fotografía: Laurencia Soesanto

Temas:

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!