¿Necesita tu matrimonio más amor?

¿Necesita tu matrimonio más amor?

¿Cuánto amas a tu cónyuge? Esto puede parecer una pregunta confusa en parte porque el amor puede ser tan difícil de definir. Los matrimonios fuertes tienen tres tipos básicos de amor:




Eros se expresa apasionadamente en canciones de amor y poesía. Es amor romántico, sensual y sexual.

Filia es la palabra para el afecto profundo que se siente desde la amistad.

Ágape es históricamente considerado la forma más alta de amor. Es un amor incondicional que no está conectado a las circunstancias. Cuando surgen problemas significativos y fuerzan los otros dos tipos de amor, ágape te permite sentir compasión y perdón; y continuar estando ahí para tu cónyuge.

Cada uno de los tres tipos de amor apoya y aumenta a los demás. Por lo tanto, es importante atenderlos a todos. Una manera de hacer esto es pensar en cómo puedes profundizar en cada uno de ellos. Si bien puedes reflexionar sobre esto en solitario, es posible que desees discutirlo con tu cónyuge.

Incluso puede ser más útil hacer esto por escrito creando tres columnas en una página, etiquetando la parte superior de cada columna con cada uno de los tipos de amor.




Haz una lista de las maneras en que actualmente nutres cada tipo de amor.

Por ejemplo, podrías anotar cómo usa lencería sexy para inspirar a eros; participas en conversaciones personales y de apoyo como una expresión de filia; y ofreces perdón incluso cuando tú luchas con el sentimiento de dolor.

Haz una lista de las nuevas maneras en que puedes nutrir cada tipo de amor.

Podrías organizar una cena romántica (eros), reservar tiempo para dar un largo paseo con su cónyuge (filia), y volver a centrarte en sus luchas personales para apoyar compasivamente a tu cónyuge para que se enfrente a sus demonios internos.

Haz una lista de las maneras en que tiendes a obstaculizar cada tipo de amor.




Podéis anotar que obstaculizáis los tres tipos de amor al pasar muy poco tiempo juntos y estar distraídos cuando estáis juntos.

Piensa en la manera en que puedes abordar cada obstáculo.

Podéis hacer arreglos para tener citas nocturnas regulares, apagar vuestros teléfonos durante ese tiempo, y mirarse a los ojos mientras abrís vuestros corazones el uno al otro.

Como con cualquier meta, es útil ser específico sobre lo que va a hacer. En lugar de decir que pasaréis más tiempo juntos, decidid cuándo lo haréis (por ejemplo, los martes por la noche) y qué haréis (por ejemplo, hacer juntos la cena). Ser específico no significa que se tenga que decidir sobre cada detalle. Por ejemplo, podrías estar de acuerdo en pasar una noche juntos fuera de casa, pero haciendo diferentes planes cada semana, tal vez centrándonse en cada uno de los tres tipos de amor en diferentes momentos (por ejemplo, hacer un crucero romántico, ver una película y luego discutirla durante la cena, hacer voluntariado juntos en un banco de alimentos).

Aunque todos los matrimonios tienen sus momentos de mayor y menor cercanía, tu matrimonio continuará floreciendo mientras ambos nutráis vuestra conexión sexual, los lazos de amistad y el amor incondicional.

Artículo original por Leslie Becker-Phelps. Psicóloga.

Fotografía: Ryan Jacobson

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!