7 maneras de saber que finalmente has encontrado esa clase de amor ‘para siempre’

7 maneras de saber que finalmente has encontrado esa clase de amor 'para siempre'

Cuando nos enamoramos de alguien, siempre queremos que sea el «fin de todo y ser todo» de nuestra vida. No queremos volver a pensar en cada vez que hemos estado buscando, no queremos volver a pensar en una «escena de citas», sólo queremos que este sea el tipo de amor «para siempre». ¿Cómo lo sabes, sin embargo? ¿Cómo puedes darte cuenta de que la persona con la que estás es la persona con la que deberías estar para siempre? Es difícil de decir. La vida de cada persona es increíblemente diferente (en muchos sentidos), pero hay algunos sentimientos, lecciones y realizaciones universales que puedes tener mientras te enamoras y que te hacen detenerte y darte cuenta – «wow, realmente puedo verme pasando el resto de mi vida con esta persona«.




1. Confías completamente en él, sin condiciones.

Cuando te enamoras de alguien, te permites ser vulnerable y estar abierto a alguien. Nos estamos arriesgando a que nos hagan daño, nos rompan el corazón y nos devasten si las cosas no salen según lo planeado. Esencialmente estamos poniendo nuestro bienestar emocional y nuestras almas en las manos de otra persona. Esa es realmente una acción que requiere la máxima confianza y valor. Si no estás seguro de si puedes confiar o no en tu pareja, no hay razón para imaginar un futuro juntos. Debéis sentiros cómodos y a gusto cuando se trata de vuestra vida en común.

Nunca deberías preguntarte qué está haciendo cuando está fuera o si están hablando con alguien más, si están enviando mensajes de texto a alguien que no deberían. Si alguna vez sientes la inclinación de mirar su teléfono, sus mensajes de texto, sus correos electrónicos, o sus medios sociales, no estás con la persona con la que mereces estar. La persona con la que se supone que debes estar nunca, nunca, nunca te dará una razón para no confiar en ella. Ella siempre será honesta contigo, abierto contigo, y te dará cada una de las razones para confiar en ella. Si no estás seguro de tu amor ahora, piensa que nunca deberías vivir tu vida al límite con alguien.

2. Hace que te sientas cómodo siendo exactamente quien eres.

Debes encontrar a alguien que te ame por lo que eres, sin cambios, sin críticas. Con demasiada frecuencia, nos enamoramos de personas que quieren cambiarnos o convertirnos en alguien que no somos. Critican nuestro peso, nuestro color de pelo, nuestras rarezas que solíamos admirar completamente sobre nosotros mismos, pero que han caído en desgracia porque alguien que nos importa las ha señalado como «incorrectas» o «no lo suficientemente buenas».

No dejes que otra persona te destroce y te haga sentir como si necesitaras cambiar para adaptarte a un molde que ellos mismos han inscrito en su mente. Si quieren a alguien que se ajuste a esos papeles, que vaya a buscar a esa persona. Algún día encontrarás a alguien que te ame por lo que eres. Tu peso, tu color de ojos, tu color de cabello, tu risa, tus bromas cursis, la forma en que tu nariz se arruga cuando algo te desagrada. Debes enorgullecerte de las cualidades que tienes. Nunca planifiques un futuro con alguien que quiera cambiarte, te encontrarás viviendo la vida de otra persona, una vida que nunca fue tuya.

3. Tenéis planes similares para vuestros futuros.

Cuando decides ponerte serio con alguien, quieres asegurarte de que ustedes dos tienen deseos y deseos similares para tu vida. Por ejemplo, si usted es alguien que sabe que quiere casarse y tener una familia, pero su pareja está segura de que no quiere tener hijos, es un gran dilema. No importa cuánto ames a alguien, no quieres sacrificar lo que necesitas para satisfacer sus necesidades.




A veces, sí, el compromiso es bueno para una relación. Renunciar a los plazos y presiones que te pones a ti mismo hasta que tu pareja esté lista es una cosa, pero renunciar a algo con lo que has soñado durante años, desde que eras joven, sólo porque alguien no quiere las mismas cosas es una tontería. Usted puede amar a alguien con todo su corazón, pero nunca debe sacrificar exactamente lo que quiere sólo para satisfacerlo. Duele, es doloroso, pero encontrarás a alguien de quien estás locamente enamorado y que quiere lo mismo que tú.

4. Te sientes realizado en cada aspecto de tu relación.

A veces nos enamoramos de personas que parecen ideales sobre el papel. Son estables, tienen un gran trabajo, quieren cosas similares. Pero, emocionalmente, se puede sentir como si algo faltara. Hay un sentimiento que dice: hay alguien más ahí fuera que puede darme todo esto y más. Mi madre solía decirme cuando era más joven que alguien puede amarte con todo el sentido de su alma y de su ser, pero, puede que no sea suficiente para ti.

Puede que necesites algo más, una conexión emocional más profunda, alguien con una inteligencia superior. Lo que sea que sientas que falta en tu relación, afróntalo. No te escondas de ello. Si decides hacer una vida con alguien con quien no estás satisfecho, ese sentimiento sólo se manifestará hasta que empieces a resentirte con esa persona, o peor aún, buscarás lo que te falta en tu relación fuera de la misma relación.

5. Te has convertido en una mejor persona desde que ha entrado en tu vida.

Aunque suene bastante obvio, hay relaciones que traen factores tóxicos a nuestras vidas y nos hacen peores personas de lo que éramos antes. Si eras alguien que era extrovertido, social, activo y afable, pero has entrado en una relación de control en la que tu pareja quiere que siempre estés con ella y con nadie más, pierdes lo que eras y lo cambias por lo negativo.

Ya no tienes tu propia vida y ves a tus amigos y familia -a menos, por supuesto, que tu pareja esté allí- y esto te hace convertirte en alguien que ya no puede funcionar por sí solo. En retrospectiva, eso no es saludable. Tal vez tu pareja trae hábitos poco saludables a tu mundo que tú nunca hubieras probado por tu cuenta. Hay muchas maneras en las que alguien puede obstaculizar tu crecimiento y hacerte sentir «atascado». No deberías querer estar con alguien así a largo plazo a menos que saque una mejor versión de lo que ya eres. Esa verdadera persona magnificará tus fortalezas, te hará sentir bien acerca de tus debilidades y traerá la verdadera versión de lo que eres.




6. Te sientes cómodo siendo independiente, fuera de la relación.

Cuando se trata de tu futuro, necesitas ser feliz. Nadie se va a asegurar de que seas feliz, excepto tú. Incluso la persona con la que estás, no es 100% responsable de tu felicidad, lo eres tú. Necesitas estar cómodo con tu vida no sólo en tu relación sino también fuera de ella. ¿Sigues encontrando formas de mejorarte sin tu pareja? ¿Tienes tus propias amistades y relaciones que no os involucran? ¿Tienes pasatiempos que haces sólo para ti? Cuando nos ponemos serios con alguien, a menudo nos asfixiamos en esta burbuja de romance que olvidamos recordar que también necesitamos nutrirnos como individuos.

7. Te sientes amado y apreciado incondicionalmente.

Con quienquiera que decidas pasar tu vida, debe amarte en toda la extensión de la palabra. Siempre debes sentir como si supieras que te quieren y no tuvieras que cuestionarlo. Si te sientes incómodo y no estás seguro de si es fiel a vuestra palabra, si realmente siente lo mismo o si quiere las mismas cosas que tú, esto te va a consumir año tras año. Va de la mano con el aspecto de confianza de cualquier relación, tienes que estar cómodo con la idea de que esta relación es una base sólida sobre la que construir una vida. Si constantemente te preguntas si esta persona te aprecia y te ama, nunca será algo sólido. No construirías una casa con herramientas inseguras, no construirías una vida sobre la incertidumbre.

Fotografía: Crystal Shaw

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!