10 maneras de saber si vale la pena luchar por tu relación

10 maneras de saber si vale la pena luchar por tu relación

Cuando las cosas se ponen difíciles tal vez te preguntes si vale la pena luchar por tu relación. Aquí tienes 10 señales que te podrán decir que te mantengas en ello.




Según la Asociación Americana de Psicología: «entre el 40 y el 50 por ciento de las parejas casadas en los Estados Unidos se divorcian«. En una época en la que se valora más tirar las cosas en vez de arreglarlas, ¿estamos haciendo esto también con nuestras relaciones?

Los números ciertamente parecen decir lo mismo, ya que según un artículo publicado en el sitio de Huffington Post: «el número de parejas que se divorcian hoy es 200 veces superior que hace un siglo, a pesar de que hay menos parejas que se casan«.

¿Qué dice esto sobre nuestra sociedad? En mi humilde opinión, esto significa simplemente que nuestra inconstancia nos ha robado nuestra capacidad de apreciar nuestras relaciones.

Todo va demasiado rápido hoy en día, incluso nuestros pensamientos. Necesitamos calmarnos, frenar y tomarnos el tiempo para pensar en lo que queremos de nuestras relaciones románticas, y si vale la pena mantenerlas si las cosas se ponen complicadas.

¿Cómo puedes saber si debes permanecer en tu relación?

Cada relación es diferente, cada pareja es diferente, las experiencias de cada uno son diferentes. Sin embargo, si no sabes por dónde empezar, aquí hay 10 señales generales que pueden indicar que continuar es una buena idea. Ten en cuenta estos consejos cuando te pongas a sopesar los pros y los contras de mantener la relación.




1. Has invertido mucho. Invertir en tu relación es una parte natural de estar en una. Puede ser tiempo, dinero, lágrimas o cualquier otra cosa. Por ejemplo, si estabáis en una relación a larga distancia con tu pareja, y finalmente descubristéis cómo estar juntos físicamente, entonces ciertamente necesitáis darle una oportunidad a tu relación actual. No hay forma de que hayas hecho todo eso de luchar y sacrificarte por nada.

Otro ejemplo es tener inversiones financieras en conjunto, no sólo en la relación, sino en otros aspectos de la vida, como los activos y los negocios. Muchas parejas a largo plazo compran propiedades juntas y lo mismo puede decirse de un tipo de equipo de negocios marido-esposa. Cuanto más hayas invertido, más difícil debería ser pensar en dejarlo.

2. Habéis estado juntos durante un tiempo. Todo el tiempo y energía que habéis invertido en hacer que funcione hasta ahora es para tenerlo en cuenta. En esta situación, también tienes que pensar en tu pareja. No hay nada peor que haber dedicado amor, tiempo y esfuerzo con la persona que te importa (y esa persona en ti) y luego tirarlo todo por la borda.

3. Tienes compromisos. Debes considerar seriamente quedarte si tú y tu pareja ya habeís construido una vida juntos y compartís múltiples responsabilidades. Un ejemplo son los niños. A diferencia de los muebles que pueden ser fácilmente desechados o divididos, los niños son una historia completamente diferente. Si tenéis hijos juntos, entonces el impulso para permanecer juntos debe ser mucho más fuerte.

Innumerables investigadores y conductistas han confirmado el hecho de que los niños necesitan un hogar estable y amoroso para prosperar adecuadamente. Otros compromisos como mascotas y responsabilidades financieras también deben ser considerados.




4. Estás en la relación para algo más que evitar la soledad. Si estás con tu pareja simplemente porque temes estar solo, entonces no es una buena señal. Sin embargo, si las razones por las que estáis juntos van más allá de la simple soledad, entonces es una señal de que debéis continuar.

Estar con alguien es más que llenar un vacío y depender de otra persona para sentirse completo. Abarca varios niveles de aspectos emocionales y físicos. Si puedes enumerar con confianza la miríada de razones positivas por las que estás con tu pareja, entonces mantener viva la relación es ciertamente importante.

5. Os apoyáis el uno al otro. Probablemente estás pensando si quedarte o irte porque estás pasando por un momento difícil con tu pareja. Antes de tomar esa decisión, recuerdad todo el tiempo que pasastéis juntos, y determinad si os apoyáis más que os hundís el uno al otro. Si la negatividad impregna cada aspecto de tu relación y te falta apoyo, puedes hacer las maletas ahora mismo.

Por otro lado, si encuentras que sacas lo mejor de ti mismo a pesar de todos los problemas y discusiones, puedes anotarlo como una señal de que debes mantener la relación. Recuerda que estar con alguien no es siempre un arco iris y mariposas. Habrá tiempos complicados en el transcurso del tiempo, pero si los arco iris y las mariposas eclipsan la oscuridad, entonces tienes algo bueno en marcha.

6. Puedes ser tú mismo. El hecho de que puedas ser tú mismo cuando estás cerca de tu pareja debería ser un indicio suficiente de que debéis permanecer juntos. Tendemos a esconder lo que realmente somos en la vida diaria. Puede ser en el trabajo, en la universidad, en el supermercado, en fiestas o en cualquier otro lugar en público. Es evidente en la forma en que nos vestimos, pensamos, conversamos y nos comportamos.

Ya sea que esté llevando a otros a creer que ganas más dinero del que realmente ganas conduciendo un buen coche, o dejando que otros piensen que eres más inteligente de lo que realmente eres al expresar opiniones sin sentido, todos somos culpables de proyectar una especie de farsa en torno a los demás. Sin embargo, si puedes bajar completamente la guardia y aún así ser amado y aceptado por tu pareja, entonces es una señal de que debes mantener viva la relación.

7. Todavía os reís juntos. La ensayista y biógrafa estadounidense Agnes Repplier dijo una vez: «No podemos amar a nadie con quien nunca nos reímos». Si todavía puedes reírte y divertirte con tu pareja después de años juntos, entonces sabes que vale la pena mantener la relación.

Nada es mejor que poder compartir momentos alegres con la persona que te importa. Si la positividad es evidente, entonces debéis estar agradecidos por ello y seguir adelante con la relación, a pesar de todas las dificultades que tengáis que soportar como pareja.

8. No puedes imaginarte la vida sin tu pareja. Para ser honesto, he pensado en dejar a mi pareja con la que llevo seis años en varias ocasiones. Estos pensamientos surgieron durante períodos particularmente difíciles e incómodos que implicaban emociones negativas como desconfianza, paranoia, insatisfacción, irritación, etc. Sin embargo, estas emociones siempre desaparecen cada vez que imagino mi vida sin él. A pesar de las dificultades esporádicas que surgen, comparo cómo era mi vida antes de conocerlo y cómo es ahora.

Puedo decir honestamente que aunque tenemos nuestras diferencias y nos peleamos ocasionalmente, la vida es mucho mejor con él cerca. Nada puede eclipsar la risa, los buenos momentos, la alegría y el amor que compartimos. Si sientes lo mismo por tu pareja, entonces sabes que vale la pena luchar por tu relación.

9. Hay honestidad y confianza en tu relación. La honestidad y la confianza son dos valores muy importantes en las relaciones. Sin ellas, tu relación fracasará, y ambas partes terminarán ahogándose en la miseria. Si ambos pensáis que la confianza y la honestidad son muy importantes para la salud de vuestra relación, entonces definitivamente debéis seguir adelante.

Las relaciones son una calle de dos sentidos, así que si sólo una parte valora la honestidad y la confianza, no funcionará sin importar cuánto quieras seguir adelante.

10. Todavía hay algo de química entre vosotros. Si todavía deseas a tu amado/a, entonces sabes que es una buena señal. No muchas parejas son capaces de mantener las llamas de la pasión después de pasar un período significativo de tiempo juntos, pero si vosotros dos sois capaces de hacerlo, ¿por qué no darle otra oportunidad a la relación? Tal vez todo lo que necesitas es una noche romántica para que aprecies lo maravillosas que son las cosas.

Es fácil considerar dejar a tu pareja cuando estás pasando por una mala racha. Pero cuando miras hacia atrás y ves que tienes algo realmente grandioso en marcha, esto puede evitar que te des por vencido y que os empuja a seguir trabajando juntos.

Fotografía: Andry Richardson

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!