12 maneras de ser más inteligente en tu tiempo libre

12 maneras de ser más inteligente en tu tiempo libre

Para ser más inteligente no se necesita un doctorado, pero sí se necesitas tiempo. Y como el tiempo apremia, aquí hay 12 astutas formas de afinar su cerebro.




1. Microlecciones de vocabulario

Olvídate de las tediosas lecciones de vocabulario que tuviste que soportar de niño. Gracias a una nueva tecnología del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), ahora puedes captar nuevas palabras sobre la marcha. La aplicación WaitSuite Language detecta cuando tienes un «micro-momento» de tiempo de inactividad, por ejemplo, entre el envío de correos electrónicos o mientras esperas una respuesta de un mensaje de WhatsApp, y te mostrará una nueva palabra en la pantalla, lo que aumentará tu vocabulario sin necesidad de tiempo o esfuerzo adicional por tu parte. En las pruebas del MIT, descubrieron que los usuarios de este tipo de «aprendizaje en espera» aprendían cuatro palabras nuevas al día. ¡Serás la persona con mejor vocabulario de tu grupo en un abrir y cerrar de ojos!

2. Súbete al tren de los podcasts

Los podcasts (programas de audio que se pueden escuchar en el teléfono o en la tableta) se están apoderando de la cultura pop, y con razón. Los podcast tienen una duración media de entre 10 minutos y una hora, ofreciendo entretenimiento e información en trozos pequeños. Hay podcast para todos los gustos, incluyendo lecciones de historia, discusiones de cocina, comedia, misterios de crímenes verdaderos, comentarios políticos, consejos de negocios, obras de teatro ficticias y prácticamente cualquier otro tema que se te ocurra. Y lo mejor es que puedes escucharlos cuando quieras, por ejemplo, durante un largo viaje al trabajo, lavando platos o cuando estás esperando para recoger a tus hijos de la escuela. La forma más rápida de escuchar los programas es descargar una aplicación de podcasts (Por ejemplo; Podcast Addict para Android o la aplicación de podcasts de Apple son gratuitos y funcionan a la perfección). Todos los días salen nuevos podcast, así que ya seas un devoto de los podcast o un novato que los escucha por primera vez, seguro que ahora mismo es un buen momento para dejarse llevar por algo interesante.

3. Aprende un segundo idioma en tu teléfono

Hablar un segundo (o tercer o cuarto) idioma es divertido y práctico, por no mencionar que le da a las células cerebrales un entrenamiento saludable. Sin embargo, para la mayoría de nosotros termina en el montón de propósitos olvidados de Año Nuevo, junto con probar un nuevo vegetal o verdura cada semana y escribir notas de agradecimiento a mano. Pero no tiene por qué ser difícil o llevar mucho tiempo. De hecho, Duolingo convierte el aprendizaje de idiomas casi en un videojuego. La aplicación enseña español, francés, alemán, inglés, japonés y otros idiomas usando módulos de lectura, escritura, comprensión auditiva y hasta de habla. Y cada módulo generalmente se hace en unos pocos minutos, lo suficientemente corto como para introducir una lección todos los días en el autobús de regreso a casa o mientras esperas a que la carne se descongele para la cena.

4. Mira un documental en tu tablet

Además de estar allí, no hay mejor manera de aprender sobre algo nuevo que viendo un documental inmersivo sobre uno de tus temas favoritos. Pero no siempre tenemos dos horas para dedicar a sentarnos en el sofá a verlo. Si tan sólo hubiera una manera de hacer que ver la televisión fuera portátil… ¡salvado por la tecnología de nuevo! Usa tu teléfono o tableta para ponerte al día con un documental mientras montas en bicicleta en el gimnasio o doblas la ropa en casa. Incluso puedes usarlo como recompensa para ayudarte a hacer una tarea aburrida o desalentadora que has estado postergando.

5. Audiolibros para los amantes de los libros

Si tienes una pila de libros para leer en tu mesita de noche que nunca parece disminuir, podría ser el momento de considerar formas alternativas de obtener tu dosis de lectura. Los audiolibros son la solución perfecta para los bibliófilos ocupados, permitiéndote terminar tu libro antes que tu club de lectura mensual, al mismo tiempo que terminas tus otras tareas diarias. Además, escuchar un thriller hace que la limpieza del hogar sea mucho más emocionante, mientras que escuchar un libro de autoayuda te hará estar mucho más motivado en tu propio negocio. Hay muchos audiolibros te permitirán continuar la lectura de la versión electrónica desde el mismo punto, para que puedas seguir descansando en la cama con un buen libro al final del día.




6. Tocar un instrumento

Ya sea que hayas tocado el piano de niño, que seas un virtuoso ahora, o que nunca hayas tocado un instrumento, aprender a tocar música puede hacerte más inteligente. Tocar un instrumento no sólo entrena tu cerebro para reconocer acordes y medidores, sino que los estudios han demostrado que también te ayuda a mejorar en materias como las matemáticas. ¡Y nunca es demasiado tarde para aprender! Revise tu aplicación en busca de clases grupales o individuales. No necesitas tocar ese instrumento en un gran auditorio para comprobar los beneficios intelectuales. Como dice la investigadora Anita Collins en su charla TED sobre el tema; «Cuando escuchas música, múltiples áreas de tu cerebro se involucran y se activan. Pero cuando tocas un instrumento, esa actividad se parece más a un entrenamiento cerebral de cuerpo completo «.

7. Participar en un debate en Internet

Decirle a alguien que vaya a un foro de comentarios de Internet puede sonar como decirle a alguien que se manche con salmón y se meta en un tanque de tiburones. Pero mientras que hay muchos lugares donde las «discusiones» son principalmente insultos (Ejemplo: YouTube), hay muchos otros sitios donde los comentaristas son activos, comprometidos, inteligentes e incluso educados. Leer los puntos de vista de otras personas puede ayudarte a pensar fuera de tu propio paradigma y formular una respuesta bien escrita, bien investigada (¡y educada!) a cambio es una gran manera de aumentar tu propio conocimiento de un tema. Dirígete a la sección de comentarios de tu medio o revista favorita, si tienes alguna. Sólo asegúrate de tratar a los demás de la misma manera en que te gustaría que te trataran a ti. Si tu meta es ser más inteligente, busca comentarios y foros de mensajes donde la gente esté para aprender y formarse, y no para el entretenimiento.

8. Di «om»

Para llenar tu mente, a veces tienes que limpiarla primero. Afortunadamente la meditación, y su primo; mindfulness o atención plena, están en todas partes estos días. Meditar no sólo reduce los niveles de estrés y mejora la salud y el bienestar general, sino que también puede ayudarte a aprender mejor. De acuerdo con la investigación realizada por Sara Laza, neurocientífica de Harvard, las personas que meditaron mostraron una mayor actividad cerebral y masa en las áreas responsables del aprendizaje, la cognición, la memoria y la emoción. Eso sí, no tienes que sentarte en una almohada en una habitación llena de incienso durante una hora para ver estos increíbles beneficios. Unos pocos minutos al día pueden ayudar y con aplicaciones como HeadSpace, es lo suficientemente simple como para hacerlo en cualquier lugar donde puedas encontrar un rincón tranquilo.

9. Lleva un diario

Escribir tus pensamientos y sentimientos más íntimos no es sólo para chicas con angustias con diarios con candados y lápices de colores. Poner el lápiz en el papel, ya sea escribiendo sobre tu día o enumerando las cosas por las que estás agradecido o expresando tus pensamientos, ayuda a aumentar tus habilidades cognitivas. Es la combinación del proceso de pensamiento con el acto mecánico de escribir lo que lo hace tan potente. (Puede escribirlo a máquina si le resulta más fácil, pero según un estudio, las lecciones se te quedan mejor si las escribe a mano). Escribir te ayuda a cristalizar tus pensamientos y te permite reflexionar sobre los éxitos y fracasos del pasado para ayudarte a ser más inteligente en tus elecciones futuras.

10. Da un paseo

¿Un atleta tonto? No. El ejercicio, como regla general, te hace más inteligente. No importa lo que hagas: Un estudio canadiense encontró que levantar pesas mejoraba la función cognitiva, mientras que un estudio irlandés encontró que las actividades cardiovasculares proporcionaron un impulso mental significativo. De manera similar, los investigadores encontraron que tampoco importa tu edad o sexo. Lo que importa es que te muevas y que te muevas regularmente. No tienes que te esfuerces al máximo para ver los beneficios mentales (¡aunque puedes hacerlo si lo deseas!). Una simple caminata por la zona donde vives puede mejorar tu estado de ánimo, despejar tu mente y hacer que tus jugos creativos fluyan.




11. Agudiza tu sentido del humor

Las personas sarcásticas son personas más inteligentes, al menos según un estudio publicado en Organizational Behavior. Descubrieron que intercambiar bromas ingeniosas con un amigo o colega aumenta la creatividad tanto del orador como del oyente. ¿Por qué? El sarcasmo, cuando se usa de una manera alegre, aumenta las habilidades de pensamiento abstracto. La clave, por supuesto, es mantener las cosas divertidas y alejarse del humor mezquino.

12. Escucha más de lo que hablas

La persona promedio conoce a tres personas nuevas al día, lo que se traduce en interacciones con más de 80.000 personas durante tu vida. Eso es mucha gente. También son muchas oportunidades para aprender algo nuevo. Cada uno es un experto en algo y si entras en una conversación con la intención de aprender algo nuevo, entonces te encontrarás a ti mismo iluminado, a menudo de manera inesperada. Y no tienes que ser una mariposa social llena de frases ingeniosas para obtener este beneficio. De hecho, cuanto menos hables, más aprenderás.

Fotografía: Ana Tavares

¿Te ha gustado?






Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!