Un hermoso mensaje para cualquiera que trata de encontrar amor…

Cada vez que escuchamos el término “encontrar el amor“, pensamos inmediatamente en relaciones: las del pasado y las que soñamos tener. Hay muchas maneras de encontrar el amor en nuestras vidas. Nos enamoramos de nosotros mismos, del trabajo, de los extraños y de la naturaleza. Nos enamoramos de la vida, la creatividad y las situaciones.




El amor se expande y se contrae con nuestra respuesta. Lo que damos, lo recibimos de la manera más hermosa. La forma última de amor es la que damos a otro incondicionalmente.

Un nuevo estudio de meta-análisis realizado por la profesora de la Universidad de Syracuse Stephanie Ortigue revela que enamorarse puede provocar no sólo la misma sensación de euforia que consumir cocaína, sino que también afecta áreas intelectuales del cerebro. Los investigadores también encontraron que enamorarse sólo tarda un quinto de segundo“.

Encontramos el amor a través de las cosas que conocemos. Vivimos en base a nuestro entorno y la evolución de las experiencias. Si pensamos menos, nos transformamos menos. Si aspiramos a más, esperamos más. En el amor, no hay limitación, no hay capacidad, no hay medida que exceda o sea suficiente para el corazón.

El amor es la mayor emoción de todas. Cuanto más abierto esté el corazón, más fácil será que aparezca la inmensidad de la luz y el amor. Nadie escapa del corazón roto. Amar es arriesgarlo todo para experimentar con lo desconocido. El increíble amor de maestro se convierte en algo que sabemos y entendemos una vez que la razón por la que vivimos es permitir que así sea!

Es desgarrador superar la devastación de enamorarse y ser herido. Es difícil sobrellevar el rechazo, la pérdida y los recuerdos. Pero, hemos sido creados con el poder de superar los desafíos y crecer a partir de ellos. El amor no está hecho para ser guardado para uno mismo. Aunque sí, el amor propio es lo primero. Necesitamos tener el amor más increíble para nosotros mismos, porque no se puede dar lo que no se posee.




El amor consiste en dar y recibir y conocer todos los límites de la compasión. En el altruismo está la semilla del amor incondicional. No hay imposición ni expectativa, porque el amor sólo es.

El amor es compartir un camino sin forzar al otro a imitar sus pasos o esperar que vea lo que estás presenciando. Requiere la concesión y el abandono del egoísmo. El amor es algo que no se puede dar sin tener; algo en lo que no se puede confiar sin vivirlo; y algo que no se puede entender sin comprender. La herramienta más poderosa del universo es la más fácil de desechar, rechazar y temer.

En el momento en que nacemos todos somos expertos y voluntarios en este experimento. Cada angustia es una oportunidad para expandirse y crecer. Cada persona que pasa por tu vida te proporciona la habilidad de amarte más profundamente. Cada circunstancia que superas crea espacio para más empatía, bondad y adoración hacia los otros. No dejes al amor fuera de tu vida.

Usa el amor como la fuerza para seguir adelante, y superar todos los obstáculos. No debes olvidarte de toda la belleza que el amor trae. Si puedes enamorarte en un quinto de segundo, imagina lo que puedes dar en horas y días. La profundidad no tiene precio.

Encontramos amor en los lugares más extraños. Miramos a los ojos de nuestros hijos cuando nacen y no podemos creer que el amor pueda ser tan perfecto. Recordamos la bondad y seguridad del amor cuando vemos a nuestros padres ancianos sosteniéndonos en su legado. El amor llama a ser encontrado en cada lugar. Nos empuja y nos impulsa a abrir el corazón de nuevo y dejar que una nueva persona resida.




Lo reconocemos en la necesidad de ver una película romántica o de leer un artículo inspirador. Estamos conmovidos hasta las lágrimas a través de un delicado pasaje de palabras que nos llevan a nuestros recuerdos. Dondequiera que miramos, amamos los faros para llamar la atención. Es el lenguaje más puro del universo.

Enamórate a menudo y profundamente. No te detengas. Permite que tu alma sienta las grietas del otro que te ve. Para ser amado, tú debes ser el amor. Deja que el amor te llene con sus vibraciones. Somos creados a imagen del amor, con amor, por amor. No permitas que la desesperanza dicte lo que está naturalmente disponible para ti. Te mereces todo el amor que le das al mundo.

Cuando te gradúas de ‘Estar enamorado’ a ‘Amar a alguien’ lo entiendes. El amor no se trata de poseer, el amor se trata de querer lo mejor para ellos, se trata de ver o ayudarlos a alcanzar grandes alturas, con o sin ti. El amor no es lo que dices, es lo que haces“.

Wordions.

Fotografía destacada de Sarah Comeau en Unsplash.


¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!