7 Mensajes que cambian la vida después de una experiencia cercana a la muerte

7 Mensajes que cambian la vida después de una experiencia cercana a la muerte

Recientemente tuvimos el placer de asistir a un simposio sobre lo que se conoce como experiencias cercanas a la muerte (ECM). Durante los tres días del evento, escuchamos a muchos oradores compartir sus asombrosas historias y sus viajes por la vida después de la muerte.




Todos los oradores habían experimentado lo que se conoce como una experiencia cercana a la muerte o ECM, que son percepciones del entorno transmitidas por personas que han estado a punto de morir o que han pasado por una muerte clínica y han sobrevivido. Estas personas regresan con recuerdos de haber visitado dimensiones más elevadas y hasta haberse encontrado con «seres divinos» y/o seres queridos fallecidos.

Todas las historias que escuchamos eran únicas y profundamente conmovedoras, pero también compartían puntos similares y tenían un hilo conductor común.

A continuación puedes ver 7 mensajes que fueron compartidos a través de todas las historias de experiencias cercanas a la muerte que escuchamos.

1) La belleza proviene de todas las cosas

Una historia que realmente me conmovió fue la de Mary C. Neal (pulsa aquí para ver libro). Durante su experiencia cercana a la muerte, le dijeron que su hijo iba a morir. Se le recordó que aunque este sería un hecho desafiante para ella, había una razón y un plan para ello. Se le mostró el efecto dominó que su muerte causaría, no sólo para su familia inmediata, e incluso 100 veces más lejos. Pudo ver la onda que crearía y los caminos que cambiaría, y pudo ver que la belleza provenía de todo ello. Se le mostró que en el gran esquema de las cosas, todos los eventos aparentemente terribles que ocurren tienen su propio propósito específico que finalmente resultan en algo hermoso.




2) Somos amados y somos amor

Todos los ponentes compartieron que durante su ECM, experimentaron estar envueltos en el más asombroso y poderoso sentimiento de amor. Este amor era diferente a todo lo que habían experimentado en la Tierra y era muy poderoso y sanador. Al sentir esta sensación de amor, todos los que tuvieron la experiencia cercana a la muerte sabían que este estado de amor era su verdadera naturaleza y que la Tierra y su cuerpo físico era solo un estado temporal de ser. No podemos comprender completamente este tipo de energía amorosa aquí en la Tierra, ya que sería demasiado poderosa para que nuestros cuerpos físicos la manejaran, y nos distraería del trabajo que hemos venido a hacer, sin embargo, es posible entenderla o vislumbrarla a través de prácticas como la meditación.

3) Hay un plan para todos nosotros

Todos tenemos un propósito y una razón para estar en la Tierra y parte de esto implica aprender a amar. Todos nosotros estamos aquí para aprender a ser amor, difundir amor y dar amor. El amor es verdaderamente el poder supremo, y es al darnos cuenta de esto que podemos crecer y evolucionar. Los problemas, dolores y luchas en esta vida son causados por una falta de amor, y cuanto más amor podamos dar, más nos sanaremos a nosotros mismos, a los demás y al planeta. El plan para nuestra alma se establece antes de entrar en este cuerpo, pero también tenemos libre albedrío y la opción de elegir una vez que llegamos aquí. Ninguno de nosotros es inmune al dolor y al sufrimiento cuando llegamos a esta vida, pero aprender a amar y ser amable con los demás a pesar de todo es parte del proceso.

4) Todos estamos conectados




Todos somos uno. Aunque parezcamos estar separados unos de otros, todos somos iguales. Después de salir de su cuerpo, la mayoría de los que experimentaron una ECM tenían un asombroso sentido de conexión con los demás. Esta conexión les permitió entender a otras personas en los niveles más profundos, y fue a través de esta comprensión que se dieron cuenta de que todos estamos conectados. Todos somos uno. Cuando lastimamos a otros, nos lastimamos a nosotros mismos, y de la misma manera, cuando nos lastimamos a nosotros mismos también lastimamos a otros. No podemos hacer ninguna acción sin afectar a otros y crear un efecto dominó que se siente en todo el Universo.

5) No hay juicio

A menudo se nos dice que cuando morimos, seremos juzgados y castigados en consecuencia por un ser superior, sin embargo este no es el caso según aquellos que han tenido una ECM. De hecho, todos los oradores describieron su muerte como un «día sin juicio» en el que eran amados incondicionalmente y completamente aceptados, sin importar lo que hubieran hecho. De hecho, el único juicio en la vida después de la muerte viene de ti mismo, ya que al dejar tu cuerpo físico recuerdas lo que tu alma fue enviada a aprender, y tienes un conocimiento completo sobre si lo has logrado o no. Como parte de esta experiencia, eres llevado a través de una revisión de vida donde se te muestra cómo tu comportamiento y acciones impactaron a otros. Durante esta revisión de vida eres capaz de sentir y vivir las emociones que infligiste a otros, tanto buenas como malas. Es a través de esta revisión y experimentando las emociones que tus acciones crearon, que tu propia alma gana conciencia de lo que ha logrado y de lo que aún tiene que aprender.

6) La muerte no es algo que temer

Los oradores compartieron que durante su ECM se les hizo saber de un cierto umbral que si lo cruzaban, no podrían regresar a su cuerpo. De todos los oradores que escuché, cada uno de ellos quiso cruzar el umbral y continuar hacia la otra vida. Todos ellos lo describieron como un lugar maravilloso y lleno de amor que les hacía sentir como en casa y ninguno de ellos quería irse. A algunos de los oradores de las ECM se les dijo que no era su momento, pero a otros se les dio la oportunidad de elegir. Al pensar esa elección, decidieron volver a su cuerpo. Fue a través de esta experiencia que se dieron cuenta de que la muerte no era la respuesta a sus problemas y que cualquier cosa inacabada en esta vida simplemente se revisaría en otra. Esta experiencia también les liberó del miedo a la muerte.

7) Nuestros seres queridos están a nuestro alrededor

La mayoría de las personas que asistieron al simposio habían perdido a seres queridos, por lo que a menudo se les preguntaba cómo era verlos al otro lado. Casi todos los oradores compartieron que fueron recibidos por sus seres queridos fallecidos después de dejar sus cuerpos y descubrieron que todavía habían estado muy presentes en sus vidas. Como dijo una de las oradoras, Cherie Aimeé, el velo entre esta vida y el cielo es muy delgado y nuestros seres queridos siempre están ahí si queremos llegar a ellos. Toda la comunicación en la otra vida es a través de la telepatía, por lo que para escuchar y recibir mensajes de quienes fallecieron, ayuda a aprender a calmar la mente y permanecer abierto a cualquier señal o sincronicidad que ocurra.

Fotografía: Free-Photos

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!