Los científicos dicen que ser olvidadizo es en realidad una señal de inteligencia superior

Si usted es uno de los que se olvida de las cosas mundanas que a la gente le gusta recordar, es el momento de saber que usted debería estar más bien orgulloso de esto.




Recordar siempre ha sido percibido como el rasgo mental más fuerte. Sin embargo, investigadores de la Universidad de Toronto dicen que olvidar es tan importante como recordar.

El artículo publicado en Neuron se centró en varios estudios que analizaron la neurobiología detrás de recordar y olvidar. Resulta que estos dos procesos interactúan entre sí, lo que permite “tomar decisiones inteligentes en entornos dinámicos y ruidosos“.

El autor del estudio, el profesor Blake Richards, explica que el verdadero propósito de la memoria es la optimización de la toma de decisiones.

El cerebro logra esto filtrando los detalles irrelevantes y aferrándose a las cosas que contribuirán a tomar decisiones inteligentes en el mundo real.

La “mala memoria” en este sentido es en realidad un mecanismo del cerebro que sirve para crear rápidamente espacio para la información relevante y no permitir que el cerebro desperdicie energía y espacio recordando información mundana y trivial.




Los “datos”, no son lo que el cerebro percibe como datos. El cerebro se enfoca en crear una imagen general de los eventos o una versión simplificada de alguna información, que podría servir como medio para tomar mejores decisiones más tarde.

Esto significa que aprender de memoria, algo que es imposible para los “olvidadizos”, no es algo que el cerebro hará gustosamente por ti.

Cuanto más se olvides de tales “datos”, tanto más trabaja su cerebro al agregar información más relevante de ellos como una imagen más general, y obteniendo por lo tanto una percepción más aguda de la realidad.

El profesor Richards explica que “una de las cosas que distingue un entorno en el que vas a querer recordar cosas frente a un entorno en el que quieres olvidar las cosas es la cuestión de cuán consistente es el entorno y cuán probable es que las cosas vuelvan a tu vida“.

Para poner esto en perspectiva, Richards explica que la información que es fácilmente accesible, como los datos que se pueden encontrar en Google o los números de teléfono, no es algo que su cerebro sea probable que recuerde. En cambio, el cerebro liberará este espacio para almacenar la información que es verdaderamente necesaria para recordar.




También sugiere que deberíamos hacer una “limpieza” regular de nuestra memoria. Usted puede hacer esto yendo al gimnasio o haciendo otros tipos de ejercicio físico regularmente. “Sabemos que el ejercicio aumenta el número de neuronas en el hipocampo“, explica.

El aumento de las neuronas en el hipocampo borrará algunos recuerdos, pero no se preocupe – su cerebro sabe lo que usted necesita y lo que no necesita recordar.

No sólo su cerebro liberará espacio para información nueva y valiosa, sino que también reclasificará la ya existente para que sirva a un propósito mejor en la toma de decisiones.

Usted no quiere olvidar todo, y si se olvida mucho más de lo normal, eso podría ser motivo de preocupación“, dice. “Pero si usted es alguien que olvida los detalles ocasionales, probablemente sea una señal de que su sistema de memoria está perfectamente sano y está haciendo exactamente lo que debería hacer “.

Entonces, ser un “genio olvidadizo” no es malo después de todo. ¿A quién le importa la letra de esa canción?

¡No se olvides de compartir!


¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!