Lo que la forma en que caminas revela sobre tu personalidad

Lo que la forma en que caminas revela sobre tu personalidad

Vivir en la ciudad de Nueva York me ha demostrado que hay todo tipo de estilos de caminar. Estas aceras abarrotadas no dejan mucho espacio para que la gente se pare y charle, así que veo pasar a miles de personas caminando a diferentes velocidades durante la semana.




Cuando me mudé aquí, me sorprendió saber que hay un límite de velocidad tácito en las aceras. Durante la hora pico, las aceras están tan llenas de gente que tengo que disminuir mis hábitos de poder caminar. A veces, alguien reduce el flujo de tráfico peatonal, mientras que otros pueden bloquear los «carriles para rebasar» caminando junto con sus amigos al otro lado del camino.

Según los expertos en lenguaje corporal, la variedad de estilos de caminar en Nueva York puede reflejar la gama de personajes coloridos que esta ciudad tiene para ofrecer. Las investigaciones sugieren que la forma de andar natural de una persona puede reflejar su personalidad.

Esta investigación no suele aplicarse a la salud de una persona, así que los hallazgos de estos estudios no examinan necesariamente a las personas que tienen condiciones físicas que inhiben su marcha. Además, estos estudios recomiendan más investigación en esta área.

Sin embargo, si tiendes a juzgar a alguien que casualmente camina lentamente frente a ti cuando tienes lugares a los que ir, tus pensamientos podrían no estar tan equivocados.

Caminar rápido
Un estudio de 2017 publicado en la revista Social Psychological and Personality Science analizó los datos de más de 15,000 caminantes de 25 a 100 años de edad. Estudiaron las correlaciones entre los cinco grandes rasgos de personalidad, que es un modelo comúnmente utilizado para medir la personalidad.




El estudio encontró que las personas que tenían un ritmo más rápido tenían niveles más altos de extraversión, conciencia y apertura a nuevas experiencias. También reportaron niveles más bajos de neuroticismo, lo que significa que generalmente eran menos sensibles o nerviosos.

Caminata más lenta con la edad (más de lo usual)
El ritmo de caminata de casi todo el mundo se reduce con la edad, pero los que tuvieron un cambio más dramático en el ritmo informaron sobre mayores niveles de neuroticismo y menores niveles de extraversión, conciencia y apertura. Muchos de los mismos investigadores publicaron un estudio en 2016 en la revista Journal of Research and Personality que decía que la extraversión y la apertura también se asociaban con más actividad física y menos inactividad, lo que significa que aquellos que caminaban rápido eran más propensos a mantenerse activos y a mantener un ritmo de caminata fuerte a medida que envejecían.

Hombros caídos
El experto en lenguaje corporal y veterano de 25 años del FBI, Joe Navarro, M.A., dice que los hombros de una persona suelen ser el indicador más obvio de confianza. Las personas que caminan con los hombros encorvados y redondeados suelen ser menos asertivas y menos propensas a aceptar posiciones de liderazgo que las que caminan con una postura más recta.

Caminar ligeramente hacia la izquierda
Si alguna vez has buscado en tu teléfono las direcciones y has mirado hacia adelante para darte cuenta que te has desviado hacia la izquierda, las investigaciones sugieren que la ansiedad de estar perdido podría estar afectando tu forma de andar. Un estudio de 2016 de la Universidad de Kent encontró que los individuos con los ojos vendados que mostraban inhibición o ansiedad eran propensos a caminar hacia la izquierda, lo que indica una mayor activación en el hemisferio derecho del cerebro.

Esto podría deberse a que los dos hemisferios del cerebro están asociados con diferentes sistemas de motivación. Estos se relacionan en el lado derecho con la inhibición y en el izquierdo con el acercamiento.




Fotografía: Bansi Patel

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!