Razones por las que mereces ser lo mejor de alguien

Razones por las que mereces ser lo mejor de alguien

Mereces ser lo primero en lo que alguien piense incluso antes de abrir los ojos.




Mereces ser la primera conversación que alguien quiere tener en el día.

Mereces que cada mensaje sea contestado siempre.

Mereces no tener que dudar de ti misma.

Te mereces a alguien que te llene de confianza.

Y de llamadas telefónicas de verdad.




Alguien que diga que sí siempre.

Te mereces a alguien que te diga: ‘Esto es lo mucho que me importas’.

Pero más que eso, alguien que te lo demuestre.

Te mereces a alguien que se encuentre contigo a mitad de camino.

Mereces que nunca tengas que esforzarte o compensar demasiado.




Te mereces a alguien cuyos amigos ya te conozcan.

Cuya familia te acepte.

Cuyo amor te hace una mejor versión de ti misma.

Te mereces a alguien que te eche de menos cuando te vayas.

Y no tiene miedo de decirlo.

Te mereces el tipo de amor que te hará llorar de alegría.

Y alguien que los limpie con una sonrisa.

Te mereces a alguien que nunca te haga sentir que tu amor es demasiado o una carga.

Mereces esperar con ansias cada día festivo, ya que tienes a alguien a tu lado con quien compartirlo.

Te mereces un amor que te haga sentir completa porque la otra persona está correspondiendo con todo lo que tú estás sintiendo.

Mereces ser su acompañante sin dudarlo.

Su mejor amiga sin dudarlo.

Sus conversaciones a lo largo de la ajetreada jornada laboral.

La persona a la que esperan volver a casa.

Y tener a alguien que realmente se preocupe por cómo va tu día.

Te mereces flores sólo porque sí.

Y sorpresas que te hagan sentir como si fueras la persona más afortunada del mundo.

Te mereces a alguien que te apoye y te ayude a ser mejor.

Te mereces a alguien que te mire y vea un futuro que te haga olvidar el pasado.

Mereces olvidar cómo se siente el dolor.

Mereces mirar a alguien y saber que sólo te quiere a ti.

Mereces ser la primera y única opción de alguien.

Te mereces noches de viernes en las que siempre sabes que tienes planes con al menos una persona.

Y que el sábado por la mañana tener a alguien que se quedará.

Mereces ser el último pensamiento de alguien antes de que se vaya a la cama.

Te mereces un buen mensaje por la noche.

Mereces ser el mejor día de alguien.

Mereces ser lo mejor de alguien.

Pero más que eso, mereces que alguien te mire como si hubiera estado esperando toda su vida para conocerte.

Fotografía: Victoria Roman

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!