6 Razones por las que a la gente muy inteligente le cuesta encontrar la felicidad

6 Razones por las que a la gente muy inteligente le cuesta encontrar la felicidad

Gracias a su alta inteligencia, la mayoría de las personas inteligentes parecen tener sus vidas preparadas para ir a un ritmo suave y aparentemente satisfactorio. La verdad, sin embargo, es que debido a su inteligencia, estas personas no pueden encontrar la felicidad fácilmente.




Si bien muchas personas estarían satisfechas con la vida de una persona inteligente, y estarían felices de poseer incluso una fracción de sus fascinantes mentes, el viejo dicho «la ignorancia es felicidad» es lo que ayuda a las personas menos inteligentes a ser mucho más felices que las más inteligentes.

Tal vez te preguntes por qué.

Aquí hay seis razones por las que las personas altamente inteligentes tienen dificultades para encontrar la felicidad.

1. Su sobre-análisis eventualmente los hace hundirse

La alta inteligencia viene con el don del análisis – y no cualquier tipo de análisis, sino el profundo, que puede conectar todo con todo lo demás. Las personas inteligentes están acostumbradas a este tipo de análisis hasta tal punto que tienden a sobre-analizar todo.

Aunque poseer esta habilidad es en realidad un don, también es una maldición al mismo tiempo. Ser capaz de ver a través de la gente, entender sus motivos y próximos movimientos, y olfatear su verdadera naturaleza, usualmente lleva a la gente inteligente a una gran decepción.




Es cierto que vivimos en un mundo fangoso lleno de personas falsas, sin mencionar los asuntos globales que muestran cuán malvado puede ser este mundo. Tener la ventaja de percibir todo esto es más una maldición que un regalo cuando se trata de la felicidad.

¿Quizás tomar un enfoque más ligero y entender que el saber no cambiará nada es la clave de la felicidad?

2. Casi todo parece estar por debajo de sus altos estándares

Las personas inteligentes saben exactamente lo que quieren y todo lo que no cumple con sus normas no les satisface. Esto se refiere a casi todo, desde sus relaciones privadas, hasta su trabajo y su carrera profesional.

La verdad es que, en la práctica, no todas las expectativas deben cumplirse. La creación de visiones idealistas del mundo que los rodea es lo que los mantiene insatisfechos con los resultados prácticos. Sin embargo, esto se puede superar fácilmente.

En lugar de esperar que algo salga de la manera que anticipas, podrías tratar de trabajar en esa misma cosa y llevarla a los niveles de tus expectativas. Si algunas cosas están fuera de tu alcance, ten en cuenta que no debes ser demasiado duro contigo mismo sobre las cosas sobre las que no tienes control.




3. Se juzgan a sí mismos con demasiada dureza

Sus altos estándares también se incluyen a sí mismos. Esta es una de las mayores razones de su infelicidad. Su capacidad para analizar todo con un solo patrón de pensamiento los involucra en el análisis de sí mismos también – y comparan los resultados con los más altos estándares.

No se trata sólo de sus éxitos y fracasos, sino de casi todo sobre sí mismos. Un simple recuerdo de un error del pasado puede perseguirlos durante días. Una vez que sus estándares no se cumplen, se superan a sí mismos y comienzan a verse como ineficientes y por debajo de lo que deberían ser.

La cosa es que nadie es perfecto y nadie debería ser perfecto – eso es lo que nos hace genuinamente humanos. En vez de ser pesimista sobre tus imperfecciones, ten en cuenta que incluso esas «imperfecciones» están más allá del alcance de muchos otros. Si representan un problema en la cabeza, trabaja para corregirlas y mejorarlas.

4. Apuntan a cosas cada vez más grandes

Las personas altamente inteligentes tienen mucho que ofrecer desde sus mentes. Esto los tiene siempre apuntando a cosas más grandes que las simples hazañas de la vida. Siempre tratan de apuntar a un propósito, significado y patrones más grandes. El poder intelectual que poseen no les permite estar satisfechos con las cosas ordinarias.

Su búsqueda de excepcionalidad en la vida y en todo lo que emprenden es lo que puede hacer que se sientan estresados e insatisfechos. El no poder aceptar el mundo y sus vidas como son, porque pueden ser mucho más, es lo que los empuja hacia el fondo.

El mundo necesita este tipo de pensamiento y esta clase de gente, pero deberías saber que sentirse deprimido por el lugar en el que estás no cambiará nada.

Convierte tus objetivos en acciones y sé feliz con cada nuevo logro. Tu visión de un mundo mejor es lo que hace que el mundo siga creciendo, así que no te desilusiones con lo que es, sino que sé feliz con lo que sabes que puede ser.

5. Muy pocos que puedan apreciarlos o tener conversaciones significativas con ellos

Tener con quién puedes relacionarte y quién puede entenderte es una cosa muy importante que puede afectar tu felicidad. Desafortunadamente para la gente altamente inteligente, hay muy pocos que pueden entender sus mentes complejas.

Es frustrante saber que puedes entender y comunicarte con cualquiera sobre cualquier cosa, pero hay tan pocos que pueden hacer lo mismo cuando tus temas de interés están en discusión. Esto hace que la gente inteligente se sienta sola en un mundo lleno de gente.

La ciencia ha demostrado que las personas con un alto coeficiente intelectual no necesitan tanta socialización como las personas con un coeficiente intelectual promedio para ser felices. Sin embargo, incluso las personas con un alto coeficiente intelectual quieren interactuar con la gente y tener conversaciones agradables.

Es cierto que estas personas no quieren participar en conversaciones de asuntos triviales que conducen a conclusiones sin sentido o a ninguna conclusión. Es por eso que encontrar gente con ideas afines es su principal objetivo… que no siempre llega a resultados satisfactorios. ¡Sigue buscando!

6. Las personas inteligentes a menudo pueden desarrollar problemas psicológicos

Muchos estudios han encontrado una conexión entre los trastornos psicológicos, como los trastornos bipolares y la ansiedad social, y las personas con un alto coeficiente intelectual. No es que todas las personas inteligentes sufran de desórdenes por defecto, sino que incluso aquellas que no lo son son susceptibles a la depresión y el aislamiento debido a su pensamiento excesivo.

La verdad es que su insatisfacción con casi todo lo relacionado con la vida, ya que puede ser mucho mejor de lo que es, puede llevarlos a sentirse solos, no socializados y, finalmente, deprimidos. Muchas de las conclusiones a las que llegan son la clave para desarrollar diferentes problemas psicológicos que pueden cambiar sus vidas.

Si piensas que este planeta no es lo suficientemente bueno para ti, piénsalo de nuevo. Eres lo mejor que le puede pasar a este planeta. Incluso si no muchos son conscientes de las cosas de las que tú eres consciente, todos necesitan el mismo cambio que tú anhelas.

Usa tu brillantez para ayudar a este mundo a crecer y ser feliz con el don que posees. Siempre hay quienes apreciarán tu perfeccionismo y escrutinio.

Y no olvides que incluso si estás destinado a grandes cosas (y lo estás) la felicidad está en las cosas más simples, mientras que el éxito está en las más grandes. Combina las dos y trabaja para cumplir con tu parte en el mundo, ya que es una gran parte.

Fotografía: Wikipedia

¿Te ha gustado?






Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!