Las personas positivas siguen atrayendo a las personas negativas. Aquí está el por qué…

Las personas positivas siguen atrayendo a las personas negativas. Aquí está el por qué...

¿Alguna vez te has preguntado por qué pareces atraer a las personas negativas?




El hecho es que… las personas positivas y negativas a menudo se sienten atraídas entre sí, incluso cuando parecen ser tan diferentes. Está enraizado en nuestra naturaleza. Aunque en realidad… es ciencia.

Una batería tiene dos extremos: un terminal positivo (cátodo) y un terminal negativo (ánodo). Si se conectan los dos extremos… ¡se produce electricidad! Ya sea agradable o no, cuando una persona negativa se conecta con una positiva, se crea una energía. Ansiamos energía. La energía es un flujo de electrones y la energía también es un flujo de emociones. Si alguna vez te has preguntado por qué los opuestos se atraen, aquí tienes parte de la respuesta.

Una fuerza positiva atraerá magnéticamente una carga negativa hacia ella.

Al tratar con personas negativas, primero debes reconocer que de hecho nos sentimos atraídos por la energía o carga que sentimos. La clave es entender si es necesario «desprenderse» de esa fuerza negativa.

¿Qué obtienes de la relación? ¿Qué es lo que quieres de la relación y es realista? ¿Lo conseguirás alguna vez? ¿Te sirve esta relación? ¿Tu vida es mejor con esta persona dentro?

Con la mayoría de las relaciones tenemos una opción. No podemos elegir a los miembros de nuestra familia, pero sí a nuestros amigos. ¿Esta persona te anima? ¿Están contentos por tu éxito? ¿Piensan en ti? ¿Les importas lo suficiente?




Un verdadero amigo es alguien que se preocupa tanto, que se arriesga a ofenderte, teniendo esa conversación incómoda para hacerte saber cuando estás en un camino destructivo o simplemente subestimándote. Un verdadero amigo debe sentirse como el Presidente de tu Club de Fans. Un verdadero amigo quiere lo que es mejor para ti… Esas son las personas que necesitas en tu vida. Esas son las relaciones importantes, y tienes una opción.

Aquellos amigos que son negativos, terriblemente infelices consigo mismos y empeñados en la confrontación, no son personas sanas con las que pasar el tiempo. Hay un coste que pagar y adivina quién paga el precio. Pregúntate con qué frecuencia esta persona te reembolsa los depositos que realizas. Tenemos una cantidad finita de amor, energía, compasión y lo más importante, tiempo. Ten en cuenta cómo y con quién gasta todo eso.

Ahora, no estamos sugiriendo que cortes con estos individuos de tu vida. Todo el mundo tiene un valor. Cada uno tiene una manera de enriquecer nuestras vidas. Espero que las siguientes sugerencias te resulten útiles.

CÓMO MANEJAR MEJOR A LAS PERSONAS Y RELACIONES NEGATIVAS:

1. Considera cuidadosamente cuánto de ti mismo das a aquellos que luego se esconden.

2. Dale a los individuos negativos menos poder sobre tus emociones, tiempo y felicidad.




3. No eres responsable de la felicidad, el valor o el buen humor de otra persona.

4. No te tomes las acciones hirientes como una reflexión personal.

5. Recuerda… es imposible ganar una discusión con alguien que «nunca se equivoca» o que se enfoca ciegamente en sí mismo.

6. Las personas difíciles, necesitadas, enfadadas y demasiado sensibles son así, no por algo que has hecho o no hecho, sino a menudo por las experiencias de la primera infancia.

7. Ten empatía y compasión, pero no corras el riesgo de sacrificarte.

8. No lo tomes como algo personal. Realmente no se trata de ti. Y a veces no hay nada que puedas arreglar… pero podemos elegir a nuestros amigos.

LAS PERSONAS HERIDAS LASTIMAN A LAS PERSONAS.

Cuando la persona negativa es familia, recuerda que tienes la opción en la manera en que respondes: responde con amor. Deja de estar enfadado, termina con tu resentimiento. Pon amor en tu corazón. No podemos cambiar a la gente… Pero podemos rezar por ellos.

CUANDO TRATES CON MIEMBROS INFELICES DE TU FAMILIA, CONOCE SU PROBLEMÁTICA, PERO ESTABLECE LÍMITES SALUDABLES.

Brinda apoyo sin asumir la responsabilidad de la autoestima de los demás. Crea una relación más saludable. Y si quieres a esta persona en tu vida, (o si realmente no tienes elección vía matrimonio o línea de sangre) entonces toma la decisión de hacer lo mejor que puedas sin sacrificar tu alma.

PREGUNTA. ESCUCHA.

Y escuchar no significa dejar que la otra persona hable, para que se apresure y termine para que puedas decir lo que necesitas decir. Escuchar es entender; tratar de ver las cosas desde la perspectiva de su vida. Tener una comprensión de lo que es caminar en sus zapatos y de las experiencias que los han llevado a esta forma de pensar. Quita la palabra confrontación de tu vocabulario. Decide ser más cariñoso.

Y POR ÚLTIMO, CREO QUE NINGUNA RELACIÓN ES 50/50.

Toda relación tiene un humilde héroe. Está bien ser esa persona de vez en cuando que hace más y se enorgullece de su papel. Ser la persona que está dispuesta a hacer que la otra persona se sienta como el centro del universo. En lugar de llevar la cuenta o crear resentimiento, simplemente mantén ese orgullo dentro de ti.

Esto es lo que atrae a otras personas hacia ti. Deja de sentir lástima por ti mismo o de preguntarte cuándo alguien más va a hacer lo mismo por ti. Responde con amor o toma la decisión de hacer un cambio.

Hay excepciones a cada regla, pero lo que sabemos con seguridad es que el amor es casi siempre la respuesta correcta.

Fotografía: Hermes Rivera

¿Te ha gustado?






Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!