Finalmente me estoy alejando de ti porque nunca me has dado una razón para quedarme

No te sorprendas si descubres que ya no eres la primera persona a la que llamo cada vez que pasa algo, bueno o malo. Me enseñaste eso cada vez que me enseñaste que no podía contar contigo cuando más te necesitaba. Me enseñaste eso cada vez que te esperaba y no apareciste.




No te sorprendas al descubrir que ahora estoy pasando mi tiempo con gente que se preocupa por mí y no por ti. Me enseñaste que nunca vas a estar ahí para mí cada vez que no tengas tiempo para escucharme o pasar más tiempo de calidad conmigo.

Ni siquiera te molestaste en recordar las pequeñas cosas que son importantes para mí. Nunca me preguntaste cómo me siento. Mis amigos y familiares fueron mi único apoyo y tú nunca estuviste allí. Así es como me enseñaste que no te necesito porque tengo gente en mi vida que realmente me ama y se preocupa por mí.

No te sorprendas al descubrir que ya no te incluyo en mis planes. Me enseñaste que debería planear mi futuro sin ti. Me enseñaste esto cada vez que no seguías tus planes, cada vez que me decías “no”.

No te sorprendas si descubres que ya no te extraño. Me enseñaste cómo estar sin ti cada vez que me hiciste sentir que nunca te preocupaste por mí, ya que te importo poco si estoy en tu vida o no.

Nunca me dijiste que me amabas. Nunca me dijiste que me extrañabas. Nunca me dijiste que enriquezco tu vida y que eres feliz de estar conmigo.




No te sorprendas al descubrir que estoy ignorando tus llamadas telefónicas y mensajes de móvil. Porque fui yo quien se comprometió en nuestra relación. Yo era la que siempre necesitaba cambiar mis planes para que se ajustaran a tu horario y verte a ti. Y tú, por otro lado, nunca hiciste ningún sacrificio para acomodarme.

Yo era la única que luchaba por nuestra relación. Estaba invirtiendo y dando lo mejor de mí a una persona a la que no le importo lo más mínimo.

Así que, no te sorprendas de verme alejándome de ti. Sólo estoy volviendo a encontrarme a mí misma. Finalmente me estoy dando cuenta de que merezco mucho más que tus palabras falsas y tus promesas rotas. Merezco mucho más que alguien que me da por sentado.

Merezco estar con alguien que nunca me haga sentir invisible.

Además, no te sorprendas si descubres que mi pasión por ti, una vez ardiente, se ha enfriado. No te sorprendas al descubrir que mis palabras, antes dulces y amorosas, ahora se han vuelto amargas.




No te sorprendas si me ves mirándote como si no existieras. Porque no lo haces. No siento nada por ti. Tú mismo lo destruiste. Me enseñaste a dejar de amarte.

Y finalmente, no te sorprendas al descubrir que finalmente me estoy alejando de ti porque nunca me has dado ninguna razón para quedarme.


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!