No mereces a alguien que vuelva, mereces a alguien que nunca se vaya

No mereces a alguien que vuelva, mereces a alguien que nunca se vaya

Solía preguntarme si la gente volvería después de que decidieran irse. Solía esperar el día en que regresaran y me di cuenta de que se habían equivocado o de que la vida era miserable sin mí. Pero entonces me di cuenta de que mejor que todo este lío es alguien que nunca se va.




Alguien que nunca se va cuando te encuentras con baches en el camino, alguien que nunca se va cuando la lluvia empieza a caer sobre ti, alguien que nunca se va sin importar cuántas otras personas estén tratando de llamar tu atención, alguien que elige quedarse todos los días.

Te mereces a alguien que nunca se vaya cuando le cuentas las cosas que hiciste de las que te avergüenzas y las cosas que te sucedieron y que prometiste no contarle a nadie. Cuando le cuentas las cosas que realmente no te gustan de ti misma y las cosas que odiabas de tu pasado. Te mereces a alguien que nunca se vaya, sin importar lo oscuro que se ponga.

Te mereces a alguien que nunca se vaya cuando le dices cuánto los amas, cuánto quieres hacerlos felices y cómo te hacen sentir algo que nadie más te ha hecho sentir antes. Cómo son especiales para ti y cómo realmente quieres pasar tus días mirándolos y pasar las noches durmiendo en sus brazos.

Te mereces a alguien que se quede sin importar cuán apasionadamente muestres tu amor y cuán intrépidamente muestres tus emociones. Te mereces a alguien que no tenga miedo de la forma en que lo amas.

Te mereces a alguien que nunca se vaya, aunque haya encontrado un trabajo mejor, haya ganado más dinero o se haya comprado un coche de lujo. Alguien que nunca se va cuando está en su mejor momento, cuando puede conseguir a alguien que quiere pero aún así te escoge, cuando ni siquiera les importa explorar todas estas otras ‘opciones’ para darse cuenta de tu valor porque saben lo que tienen y saben que eres única. Te mereces a alguien que te haga creer que algunas personas pueden quedarse.




Te mereces a alguien que nunca se vaya cuando las cosas no son tan emocionantes, cuando la vida se vuelve abrumadora para ti, cuando estás cansada todo el tiempo, cuando estás perdida y confundida y no sabes qué hacer a continuación, cuando sigues dudando de ti misma y de tus capacidades. Te mereces a alguien que te recuerde cómo sobreviviste, alguien que te recuerde tu fuerza, alguien que te recuerde tu grandeza y alguien que te recuerde que aunque puedas hacerlo por ti misma, ellos quieren estar ahí, no quieren que estés sola esta vez y quieren pelear tus batallas contigo.

Aunque todos tenemos esa persona que deseamos que pueda regresar, lo que realmente deberíamos desear es alguien que nunca se vaya. Alguien que se fue antes podría volver a irse, pero alguien que podría haberse ido pero que decidió quedarse es exactamente el tipo de persona con la que tienes que estar. Es exactamente el tipo de persona con la que te mereces estar.

Artículo original por Rania Naim.




Fotografía: William Randles

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!