Por qué la gente necesita dejar de decir ‘todo sucede por una razón’

Por qué la gente necesita dejar de decir 'todo sucede por una razón'

La mayoría de la gente se queda atrapada en un bucle interminable buscando respuestas que pongan fin a su dolor. Piensan que señalar la causa de su dolor es su puerta de entrada a la salvación.




Seguramente hubo un tiempo en tu vida en el que sentiste un dolor y sufrimiento inimaginable, preguntándote si tienes la fuerza para llegar al día siguiente. El mundo tal como lo conocías se había derrumbado, dejándote sin nada más que dolor y desesperación, lleno de una sensación de desesperanza y vacío.

Es en situaciones como ésta cuando se escucha la inevitable frase: «Todo sucede por una razón«, que nunca ayuda y sólo sirve para molestar a la gente.

Quizás la columnista de Faith it, Christine Suhan, tiene razón cuando dice que no se puede imaginar una razón para lo que acaba de ocurrir, que tratar de darle sentido a una situación que nunca tendrá sentido no significará nada al final.

Ella dice que lo que necesitamos hacer es aceptar el dolor, la pena, el sufrimiento, la angustia, la enfermedad, la pérdida y la muerte como parte inevitable de la existencia humana y abandonar la idea de que de alguna manera tenemos derecho a un viaje sin dolor a través de la vida.

El hecho es que no podemos culpar a la vida y decir que nos han dado unas malas cartas; tenemos que aceptar el sufrimiento como una parte inevitable de la existencia humana y hacer las paces con ella.




Cuando la gente se enfrenta a la pérdida de un ser querido, lucha por hacer las paces con el «plan de Dios» para su vida, preguntándose si todo esto era parte del gran plan de Dios (o el Destino).

Según la Sra. Suhan, lo que importa es cómo se recorre el camino, no el camino en sí.

Ella dice que nunca es la voluntad de Dios (o el Destino) que alguien tenga cáncer, nunca es su plan que un niño inocente muera brutalmente, no es parte de su diseño divino que sufras de un dolor terrible y mueras.

Ella dice que necesitamos aceptar cualquier calamidad que la vida nos arroje y usarla para acercarnos más a Dios, para guiarlo a través de nuestro dolor y a través de él llevar su mensaje de gracia, perdón, esperanza y misericordia.

Según ella, Él nunca tuvo la intención de que sufriéramos en nuestras vidas, sino que viviéramos en armonía y paz con Él. Y cuando nosotros sufrimos, Él también lo hace. La enfermedad, el dolor y el sufrimiento se convirtieron en parte de la experiencia humana a través del pecado, y es lo que hacemos con nuestro sufrimiento y cómo manejamos la tragedia lo que realmente importa.




La vida no ofrece explicaciones justificables para todas las cosas malas que nos suceden. La gente sigue diciendo que hay algo bueno en cada situación, pero la verdad es que es difícil encontrar algo positivo en las horas más oscuras.

¿Dónde está el lado bueno de ser violado o asesinado? Tal vez Suhan lo expresó mejor cuando dijo que depende de nosotros crear el bien en la vida para que nuestro sufrimiento pueda tener algún propósito.

Fotografía: Milada Vigerova

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!