10 reglas para la felicidad

10 reglas para la felicidad

Cuando se les pregunta a las personas qué quieren de la vida, la felicidad suele estar en la lista. Creo firmemente que la felicidad no es un “lugar” al que se llega después de lograr una cosa o la otra. Creo que la felicidad es una elección, un estado de ánimo y una forma de vida. Y con eso dicho, creo que hay algunos requisitos que conducen a eso que llamamos felicidad. Y aunque el título dice “reglas”, eso es más para propósitos semánticos. Las siguientes son más de diez pautas para la felicidad:




1. Buena salud

Todos tenemos diferentes cuerpos y con eso vienen diferentes retos para nuestros cuerpos. Pero el cuerpo que se nos ha dado es nuestro para que lo cuidemos, y debemos cuidarlo tanto como podamos. Hay una razón para la frase: “la salud es mejor que la riqueza“. Si tenemos buena salud, tenemos una buena vida.

2. Gratitud

En medio de tratar de obtener cosas y títulos, y en la rutina diaria de la vida, puede ser fácil olvidar contar todas esas bendiciones que tienes. La gratitud es la razón por la que la gente con menos puede ser tan feliz como la gente con mucho – cada uno está agradecido por lo que tiene. Honestamente nunca he conocido a alguien que fuera feliz, auténticamente feliz de todos modos, y desagradecido. Si hubiera una fórmula para la felicidad, la gratitud sería una constante en la ecuación.

3. No te preocupes por las cosas pequeñas

Aparte de no preocuparse por las cosas pequeñas, date cuenta de que muchas cosas son cosas pequeñas. ¿Tienes gente que te quiere? ¿Tienes una cama caliente por la noche? ¿Consumes entre 1500 y 2000 calorías al día? ¿Tienes buena salud en general? Sí, sí, sí, sí, ¿y sí? Bueno, la mayoría del resto de las cosas que ocupan tu mente son cosas pequeñas. Déjalas ir.

4. Esperanza

La esperanza es vital para la felicidad de uno cuando la felicidad está amenazada, y en una vida llena de problemas y un potencial de preocupaciones, la esperanza es útil. Lo que pasa con la esperanza es que puede ser lo más difícil de mantener cuando más se necesita, pero al mismo tiempo, la esperanza es una de las cosas más difíciles de matar. Pienso que cuando la esperanza está realmente muerta, también lo está el espíritu, y en ese momento, el cuerpo no tiene voluntad para vivir. Menos preocupación, más esperanza, más felicidad.

5. Perdón

El perdón, especialmente cuando nos sentimos injusticia o dolor, o ambos, es difícil. Pero la vida es, en última instancia, demasiado corta, y cargarnos con rencores o amarguras NUNCA nos llevará a nada positivo. La felicidad, por naturaleza, es positiva. No podemos ser felices y amargados al mismo tiempo.




6.Generosidad

Hay una tendencia, especialmente en esta parte del mundo, a ver la vida como un juego de suma cero: “No puedes tener lo que yo tengo“. Sé que esto es un prejuicio, pero fui criado para creer que lo que es tuyo nunca es solamente tuyo – cualquier regalo o cosa material que tengas sólo tiene valor cuando lo compartes con otros. La gente que es feliz, de cualquier parte del mundo, lo sabe.

7. Introspección

La introspección es la capacidad de eliminar el ruido, y creo que la felicidad viene de hacerlo tan a menudo como sea necesario. A veces parece que no somos suficientes para el mundo y que tenemos que demostrar algo a la gente que nos rodea. Cuando eliminamos el ruido, en el silencio de nuestros corazones descubrimos quiénes somos y lo hermosa que realmentes es esa persona.

8. Equilibrio

Necesitamos cosas para mantenernos ocupados, necesitamos tomar un descanso de los rigores de la vida; necesitamos la ciencia y lo físico y los hechos. Pero también necesitamos ficción, sentimentalismo y espiritualidad. Creo que no sólo somos más felices cuando estamos atentos a todas nuestras necesidades como seres humanos, sino que somos capaces de afectar positivamente la felicidad de los demás.

9. Servicio

Ya sea que se trate de tiempo, talento o posesiones, sirviendo a los demás simplemente te hace sentir bien. Servir viene en muchas formas, desde ayudar a un extraño en la calle hasta dar media vuelta al mundo para ayudar a una comunidad. Pero todo servicio nos recuerda que estamos todos juntos en esta tierra y saber que tú eres la razón de la supervivencia de otra persona o de su satisfacción o felicidad, puede ser la mayor felicidad de todas.

10. La risa

La vida es corta, pero también es la cosa más larga que jamás harás y habrá decepciones y fracasos y rechazos y lágrimas, no importa cuán feliz seas. Pero si tienes esta cosita tan graciosa llamada sentido del humor, aprenderás a tomarte las molestias con calma y, a veces, incluso a reírte de corazón. Y esa risa sentida te recordará que tu felicidad está a sólo un pensamiento y/o acción de distancia.




Artículo original por Kovie Biakolo.

Fotografía: Edu Lauton

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!