5 Señales incómodas de que te estás convirtiendo en la persona que quieres ser

5 Señales incómodas de que te estás convirtiendo en la persona que quieres ser

Una de nuestras mayores misiones en la vida es convertirnos en la persona que se supone que somos y conectarnos con nuestro ser superior. Este viaje comienza con un despertar consciente y nos lleva a una personalidad mejorada. A menudo este viaje es confuso y no hay evidencia clara de evolución. A veces se tiene la sensación de que hay algo más, algo inalcanzable, fuera de nuestro destrozado mundo.




Antes de darme cuenta de quién se supone que soy, sentí que estaba atrapado en un bucle interminable de incertidumbre. Pensé que todo me pasaba en mi contra, y no para mí. Me tomó un tiempo darme cuenta del hecho de que algunas de las cosas que he experimentado me estaban acercando a la persona que se supone que soy.

Aquí hay cinco señales incómodas de que tú también podrías estar pasando por una transformación:

1. Estás pasando por una crisis de identidad

El primer paso para un despertar consciente es empezar a cuestionarte a ti mismo, a las creencias que tienes y tu filosofía de vida. Es posible que te des cuenta de que lo que crees o lo que pensabas que eras son sólo ideas de otras personas plantadas en ti. ¿Son tus valores realmente tuyos? ¿Estás siguiendo el estilo de vida que deseas o simplemente te adaptas a las personas que te rodean? Después de aclarar esto en tu cabeza y llegar a una conclusión, es posible que te sientas más cerca de tu verdadero yo.

2. Algunas cosas que antes te gustaban ya no te interesan




Podría ser un pasatiempo que te solía gustar, pero que ya no te trae alegría. Abandonar algo a lo que estás acostumbrado puede ser aterrador y puede parecer que estás perdiendo un pedazo de ti mismo. Sin embargo, esto puede ser una señal del hecho de que te estás enfocando en las cosas que son más importantes para ti. Permanece cerca de lo que te motiva y te hace brillar y no tengas miedo de dejar ir algo que ya no añade felicidad.

3. Te sientes solo y aislado

Cuando estás en el camino de convertirte en quien deberías ser, puedes sentir que hay una brecha entre tú y la gente con la que solías estar. De esta manera, ya no te sientes conectado con algunos de tus amigos y dejaste de obsesionarte por encajar y complacer a los demás.

4. Dices ‘no’ más a menudo

Esto de nuevo puede afectar a tus amistades y relaciones, pero decir «no» a veces sólo significa que has aprendido a priorizarte a ti mismo. Para llegar a ser la persona que se supone que eres, necesitas darte tiempo a ti mismo y ahora lo entiendes.




5. Tomas más riesgos

Para ser la mejor versión de ti mismo tienes que estar ahí fuera, fuera de tu zona de confort, tomando riesgos. Esto no significa que no estés aterrorizado, pero te diste cuenta de que para crecer y mejorar debes desafiarte a ti mismo.

Conclusión

Trabajar en ti mismo y convertirte en una persona evolucionada es el mejor regalo que puedes darte a ti mismo y al mundo. Si eres la persona que se supone que eres, atraerás la felicidad y la irradiarás al mundo. Una vez que estás allí empiezas a esperar que las cosas funcionen, empiezas a creer en los milagros y la calidad de tu vida mejora y empiezas a ver la prueba de ello.

Fotografía: Karina Tess

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!