10 señales de que eres más inteligente de lo que crees

10 señales de que eres más inteligente de lo que crees

Puede que te sorprenda saber cuál de tus rarezas puede revelar tu genio interior.




1. Aceptas que hay muchas cosas que no sabes

Puede que pienses que fingir que lo sabes todo, incluso cuando no lo sabes, te hace parecer más inteligente. Pero en realidad, las personas que no tienen miedo de ser autocríticas tienden a ser las más inteligentes. Las personas inteligentes aceptan sus propios defectos y entienden que siempre hay algo más que podrían estar aprendiendo. Un estudio publicado en el Journal of Personality and Social Psychology comparó cómo se desempeñaban unos estudiantes en una prueba con cómo pensaban que lo hacían. Los estudiantes hicieron ese examen y luego tuvieron que predecir cuántas preguntas hicieron bien. Muchos de los estudiantes con puntuaciones más bajas habían sobrestimado enormemente sus puntuaciones, mientras que los estudiantes con puntuaciones más altas tendían a pensar que sus puntuaciones eran peores de lo que en realidad eran. No tengas miedo de admitir que no sabes algo: es probable que aprendas mucho más.

2. Eres constantemente curioso

Dado que saber que tienes más que aprender significa que eres inteligente, el deseo de aprender más también lo hace. Un estudio en el Journal of Individual Differences encontró que las personas que obtuvieron mejores resultados en las pruebas de CI (Coeficiente de Inteligencia) cuando eran niños tendían a ser más curiosas y a abrirse a nuevas ideas cuando eran adultas. La inteligencia y la curiosidad van de la mano. La gente inteligente tiende a ser inquisitiva no sólo sobre las curiosidades cotidianas sino también sobre «las grandes preguntas», reflexionando sobre temas filosóficos como el significado de la vida y el universo. (Responder a estas preguntas, sin embargo, es otra historia.)

3. Completas las frases de otras personas

No te preocupes, no es tan terrible como parece. Si puedes saber lo que la gente quiere decir, o cómo se siente, es una señal segura de que eres emocionalmente inteligente. Ser empático y estar en sintonía con las emociones de los demás te permite ver el mundo desde el punto de vista de los demás. Las personas que pueden relacionarse con otros y entender cómo se sienten tienden a estar abiertas a conocer gente nueva y a experimentar cosas nuevas, todo lo cual tiene efectos positivos en la inteligencia.

4. Tienes mucho autocontrol

Las personas inteligentes tienden a tener un fuerte autocontrol y pueden resistirse a tomar decisiones impulsivas. Un grupo de psicólogos de Yale y otras universidades lo probaron en 2009 con un estudio publicado en Psychological Science. Probaron cómo el autocontrol se relaciona con la inteligencia dando a los participantes pruebas de inteligencia y ofreciéndoles recompensas en dinero. Los participantes pueden elegir entre recibir un pago inmediato o esperar más tiempo y recibir un pago mayor. Las personas que optaron por esperar el dinero tendían a tener los mejores resultados en la prueba. Si tienes una fuerte tendencia a sopesar todas tus opciones y puedes resistirte a tomar decisiones impulsivas, podría ser el momento de abrazar a tu genio interior.

5. Eres de mente abierta

Según un estudio de la Universidad de Pensilvania, las personas inteligentes tienden a estar dispuestas a ver las cosas desde las perspectivas de otras personas en lugar de aceptar simplemente un punto de vista como válido. Formulan sus opiniones después de una cuidadosa consideración de múltiples puntos de vista, en lugar de simplemente hacer juicios rápidos. Tienden a estar abiertos a nuevos conceptos e ideas, lo que contribuye a su inteligencia. Esto no significa, sin embargo, que sean crédulos o que se dejen influenciar fácilmente por sus propias opiniones. De hecho, las personas de mente abierta son más propensas a defender con confianza sus propias opiniones y menos propensas a ser manipuladas.




6. Te encanta el chocolate

Sí, existe una conexión legítima entre el poder mental y la bondad del chocolate. Los compuestos llamados flavanoles, que se encuentran en el cacao, pueden ayudar a mejorar el rendimiento cognitivo. Investigadores de las Universidades de Roma y L’Aquila en Italia realizaron recientemente un estudio sobre cómo el comer chocolate afecta las funciones cerebrales como la memoria, la atención y la velocidad de procesamiento. Y resultó que comer chocolate tenía efectos positivos en todas esas cosas. Comer chocolate no sólo mejoró inmediatamente las puntuaciones de los participantes, sino que el estudio reveló que comer pequeñas cantidades diarias de chocolate mejoró el rendimiento cognitivo durante un largo periodo de tiempo.

7. Procrastinas

Sí, lo has leído bien. Aunque dejar algo hasta el último momento puede hacer que te sientas tonto, los estudios demuestran que en realidad es todo lo contrario. Si lo pospones, significa que te tomas tu tiempo en las cosas, en lugar de sacar conclusiones precipitadas o elegir la solución más fácil. Las personas inteligentes también dejan las cosas para más tarde porque eligen dedicar su tiempo a tareas que consideran más valiosas, mientras que posponen las más triviales. De cualquier manera, la procrastinación está lejos de la monstruosa pérdida de tiempo que la gente a veces puede hacer que sea.

8. No puedes soportar el ruido de fondo

Si prefieres trabajar en completo silencio, tienes eso en común con Franz Kafka, Charles Darwin y Anton Chekhov. Estas son sólo algunas de las mentes brillantes que insistían en un silencio total mientras trabajaban, o que se quejaban de no poder filtrar el ruido de fondo. Podrías pensar que las personas inteligentes son las que son capaces de aislarse completamente del mundo, pero los estudios sugieren que este no es el caso. La incapacidad para desentenderse de ruidos como hablar, arrastrar los pies, masticar o escribir a máquina podría ser en realidad una buena noticia para tu cerebro.

Un estudio realizado en 2015 por la Universidad Northwestern evaluó las habilidades de resolución de problemas de 100 personas diferentes. Los participantes que afirmaron que les resultaba más difícil dejar de lado los ruidos «irrelevantes» en segundo plano, propusieron soluciones más innovadoras y creativas a los problemas. Los autores del estudio concluyeron que las personas molestas por el ruido de fondo son más capaces de concentrarse en múltiples estímulos a la vez, lo que se traduce en un pensamiento más creativo. Así que si el ruido de fondo te molesta mientras trabajas, haz lo mejor que puedas para aceptarlo, podría ser una señal de que eres un genio creativo.

9. Puedes hacer conexiones entre temas aparentemente no relacionados

Si puedes distinguir patrones donde otros no pueden, probablemente tengas una mente más creativa. Lo que algunos ven como «aleatoriedad» es en realidad un signo de una mente brillante. «La mayoría de la gente puede ver patrones, pero las personas altamente inteligentes los ven más rápidamente, y a menudo ven patrones en todo«, escribe un especialista sobre inteligencia en Quora. Conectar cosas dispares es también una señal de una mente altamente conceptual; eres de mente abierta y no ves las cosas literalmente.




10. Estás bien con tu propia compañía

Si estar solo no hace que te aburras, estás de suerte. Las personas que están más contentas con estar solas tienden a ser más inteligentes, según el British Journal of Psychology. Y hay más: si hablas solo, ¡también es una señal de genialidad! Repetir las cosas en voz alta puede asociarlas mejor en tu cerebro. Y pensabas que te hacía parecer loco.

Fotografía: GraphicMama-team

¿Te ha gustado?






Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!