5 Técnicas para calmar tu mente

Paz no significa estar en un lugar donde no haya ruido, problemas o trabajo duro. Paz significa estar en medio de todas esas cosas y aún así estar tranquilo en tu corazón“- Desconocido




En muchos sentidos, la mente incontrolada se asemeja a un niño de cinco años que quiere correr enloquecido por las calles de la ciudad, y que sólo es capaz de quedarse quieto durante unos segundos antes de sentir el impulso de saltar de nuevo. Si permites que tu cerebro corra continuamente un kilómetro por minuto sin detenerse, continuará con la locura hasta que descubras que tu mente se ha convertido lentamente en una prisión.

Sin embargo, puedes realmente liberar tu mente, aunque parezca imposible al principio. Los seres humanos son criaturas muy adaptables, que aprenden nuevos hábitos a lo largo de sus vidas. Así que, de esta manera, nuestros cerebros se reconectan porque hemos instalado un nuevo sistema operativo en nuestras mentes: el caos. Para crear una mente pacífica, basta con regresar a su naturaleza original de armonía y equilibrio. ¿Suena difícil? Bueno, aquí hay algunas técnicas efectivas para ayudarte a recuperar el control de tu mente otra vez.

5 TÉCNICAS PARA CALMAR TU MENTE:

1. ENFÓCATE EN LOS ASPECTOS POSITIVOS DE TI MISMO Y TU ENTORNO.

En resumen, hemos creado colectivamente el desorden y la confusión masiva que observamos a nuestro alrededor diariamente con nuestros pensamientos. Todos hemos permitido que el pensamiento negativo prevalezca durante muchos milenios, así que el mundo físico es simplemente un producto de nuestros pensamientos. Simplemente cambiando tu enfoque a lo que te hace feliz, o por lo que estás agradecido, puedes empezar a entrenar tu mente para pensar más positivamente. En consecuencia, empezarás a sentirte más tranquilo ya que ya no pondrás tanto énfasis en la negatividad que percibes dentro de ti mismo y en otros lugares.

Recuerda, la energía fluye donde va la atención – puedes alcanzar la paz creando conciencia detrás de tus pensamientos.

2. REPITE PALABRAS DE PAZ A TI MISMO A LO LARGO DE TU DÍA.

Presta atención a tu cerebro en este mismo momento… ¿qué clase de pensamientos observas? Lo más probable es que notes que la mayoría de tus pensamientos se centran en lo que tienes que hacer hoy, o lo que alguien te dijo que te hizo enfadar, o incluso pensamientos degradantes acerca de ti mismo. No te sientas mal, sin embargo; con tanta negatividad a nuestro alrededor, mantener una mentalidad positiva y consistente no siempre es fácil. Sin embargo, puedes contrarrestar los pensamientos negativos que inducen al estrés con palabras simples y pacíficas.




Cada vez que sientas un ataque de ansiedad, introduce palabras tranquilizadoras en tu conciencia, tales como: Tranquilidad. Calma. Serenidad. Luz. Amor. Relajación. Brisa. Playa. Las últimas dos palabras de la secuencia describen el paisaje, que también se puede hacer si te hace sentir en paz. Las palabras tienen mucho significado y poder, así que utilízalas para tu beneficio cuando te sientas estresado.

3. MEDITAR DE FORMA REGULAR.

Sugerimos la meditación mucho en nuestro sitio web, pero por una buena razón. Cuando se medita, se detienen el flujo de pensamientos que están bombardeando tu conciencia cada segundo, y en vez de eso llegas a un espacio donde la quietud tiene prioridad. Aunque no es necesario “desconectar” el cerebro para meditar, muchas personas sienten que sus pensamientos se ralentizan increíblemente y pueden observarse a sí mismas mucho más fácilmente con respiraciones controladas y los ojos cerrados. La meditación simplemente trae consciencia al cuerpo, y hace que sea mucho más fácil lidiar con los desafíos diarios.

Si quieres cultivar más paz en tu mente y vida, empieza a meditar, o siéntate tranquilamente enfocándote en nada más que tu respiración por lo menos diez minutos al día diariamente. Descubrirás que adoptar una mentalidad más tranquila se vuelve mucho más fácil.

4. VIVIR EN EL AQUÍ Y AHORA.

Olvídate de los recados que tienes que hacer mañana después del trabajo, o de las cuentas que tienes que pagar la próxima semana, o de la incertidumbre de un futuro que ni siquiera ha llegado a suceder. Cuando permites que pensamientos como estos rumien, pueden causar una gran enfermedad dentro del cuerpo, e incluso llevarte a la ansiedad, depresión, estrés crónico y otros problemas graves. La mayoría de la ansiedad es causada simplemente por vivir en un tiempo diferente al que estamos ahora mismo, así que vuelve al presente cada vez que sientas que tus pensamientos te llevan a otro lugar.

Al permitirte fluir de un momento a otro, al igual que lo hiciste cuando eras niño, recobrarás lo que significa sentir paz verdadera.




5. DEJA LA CIUDAD POR UN TIEMPO Y RECONECTA CON LA NATURALEZA.

Esto podría significar ir a almorzar a un parque cercano, o ir de vacaciones para alejarse del estrés de la vida diaria. Cualquier cosa que puedas hacer para fortalecer tu vínculo con la naturaleza beneficiará enormemente tu mente, y te ayudará a recordar que nosotros creamos la mayor parte del estrés que sentimos en nuestra mente y cuerpo. Nuestro origen era un lugar de pura armonía, y la mayor parte de lo que vemos a nuestro alrededor es sólo una ilusión muy persistente. Recuerda que la naturaleza no se enfrenta a la vida, y tú tampoco tienes que hacerlo. No te dejes llevar por los asuntos triviales del mundo material, porque no encontrarás la paz en los números o en las posesiones.

Verdaderamente, la paz ya reside dentro de tu corazón, y la Madre Tierra puede ayudarte a recordar esto proporcionándote consuelo de las tensiones de la sociedad moderna.

No hay Wi-Fi en el bosque, pero te prometo que encontrarás una mejor conexión.” – Desconocido.


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!