El arte de no reaccionar ante las personas negativas en 3 sencillos pasos

El arte de no reaccionar ante las personas negativas en 3 sencillos pasos

Todos los días nos levantamos listos para ir al mundo, buscando experimentar nuestro mejor día posible.




Queremos paz y felicidad. Queremos productividad y éxito. Queremos recompensas y satisfacción.

Y lo planeamos lo mejor que podemos para crear ese tipo de día que queremos.

Podemos crear la mentalidad y la energía adecuadas antes de adentrarnos en el mundo.

Podemos tomar acciones enfocadas hacia los resultados que queremos.

Podemos elegir dónde ir, con quién estar y qué hacer.




Estas son todas las cosas que podemos controlar.

Pero hay algo que no podemos controlar y que puede tener un gran impacto en TODAS las cosas que queremos lograr y experimentar.

¡Ese algo es OTRA GENTE!

Lidiando con la negatividad de los demás

Rápidamente aprendemos en la vida que no importa cuán zen elijamos ser, otras personas pueden cruzarse en nuestro camino y traer su energía negativa a nuestra zona.

También aprendemos muy rápidamente que si nos disgustamos por su negatividad, si la aceptamos, si los juzgamos, si nos resistimos y decimos “no debería ser así”… ¡entonces terminamos sufriendo su negatividad con ellos!




Así que una de las mejores cosas que podemos aprender en nuestro viaje de crecimiento personal es el ARTE DE NO REACCIONAR A LA NEGATIVIDAD.

Es una forma de arte porque requiere práctica y gracia.

Nuestra naturaleza humana tiende a caer en la negatividad a menos que conscientemente elijamos mantenernos por encima de ella.

Cuando alguien trae su energía negativa hacia ti, aquí están las dos cosas importantes que debes recordar:

  1. Es como pescar. Tiran el sedal con cebo negativo en un anzuelo. ¿Serás tú el pez que no se da cuenta y muerde, mordiendo el anzuelo y terminando en un tira y afloja? ¿O serás el pez sabio que ve el cebo y sigue nadando?
  2. Si le das tu energía a la negatividad y a la gente negativa, la estás tirando por el inodoro. Tu energía es muy preciosa, y cada día sólo tienes una cierta cantidad de esa energía para dar al mundo. Así que tienes que ser súper inteligente sobre qué y a quién le das tu preciosa energía. Si se lo das a la negatividad, ¡no puedes dársela a tus metas y sueños!

Así que, para que podamos experimentar el tipo de día pacífico, feliz, productivo y exitoso que queremos, tenemos que aprender el arte de no reaccionar a la negatividad si se cruza en nuestro camino.

Nos preparamos con antelación, para poder desviarla con maestría.

El arte de no reaccionar ante personas negativas – 3 pasos sencillos

Aquí hay un proceso de 3 pasos para ayudarte a practicar la no reacción…

1. Verlo venir

Ya sabes cómo es y cómo suena la negatividad. Así que debés estar presente y ATENTO para cuando se cruce en tu camino. Si lo ves venir (¡como un anzuelo en el agua!), tienes la oportunidad de retroceder y respirar antes de morder. En su lugar, puedes tomar la decisión consciente de no comprometerse con esa negatividad.

2. No se trata de ti

Siempre recuerda que la negatividad de los demás no se trata de ti. Es un reflejo de algo que está sucediendo dentro de tu mente y sistema emocional, y se está proyectando a tu alrededor o hacia ti.

Con demasiada frecuencia nos enredamos en la negatividad de otras personas porque nuestros egos lo toman como algo personal y reaccionan a su comportamiento o a sus palabras. Más bien, mantén una perspectiva precisa de que alguien que está siendo negativo es sólo un ser humano que está pasando por un dolor. No se trata de ti.

3. Deséales paz y felicidad

La forma más rápida de no reaccionar y de lograr la paz interior cuando eres testigo de que alguien es negativo a tu alrededor o hacia ti, es desearle paz y felicidad.

Esto no significa decir en voz alta a la cara: “Os deseo paz y felicidad“.

Es un mantra que dices dentro de ti mismo.

Esta es una práctica de vida consciente y enérgica para decir dentro de tu propia mente y corazón: “Les deseo paz y felicidad. Les deseo paz y felicidad. Les deseo paz y felicidad…”

Sé que no quieres que nadie en este planeta sufra, ni tú ni ninguna otra persona que se cruce en tu camino. Y usar este mantra te ayuda a sentarte en la energía del perdón, la compasión y el desapego.

Fotografía: h heyerlein

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!