Este truco de 1 segundo te ayudará a seguir adelante con tu rutina de ejercicio

Este truco de 1 segundo te ayudará a seguir adelante con tu rutina de ejercicio

Las rutinas de ejercicio a veces pueden ser desafiantes hasta el punto de llegar a rendirse. De hecho, muchas personas fracasan en el seguimiento de esas rutinas debido a la tensión mental que comienzan a sentir. Simplemente, algunas cosas parecen imposibles de hacer, y perdemos el valor y las ganas en el momento en que pensamos en ellas.




Este no es el caso de la escaladora profesional Sasha DiGiulian, que ha estado escalando desde los seis años y se ha convertido en la primera mujer en el mundo en escalar en 5.14d (ver tabla de graduaciones de dificultad de escalada). En el lenguaje de los escaladores, este es un grado insoportablemente duro y sólo hay un puñado de escaladores en el mundo que pueden decir que han logrado tal grado.

Entonces, ¿qué es lo que hace que DiGiulian tenga éxito en lograr resultados tan extremos? ¿Hay algo que podamos aprender de su persistente y valiente práctica? En una reciente entrevista, DiGiulian reveló los retos por los que atraviesa a nivel profesional y las lecciones que cualquier atleta (profesional y amateur) puede aprender de sus experiencias.

Al igual que tener algún tipo de mantra que te ayuda a seguir adelante con el entrenamiento, el ritual de DiGiulian supone tan sólo un segundo para hacerlo y puede ayudar en cualquier desafío difícil, sin importar su naturaleza.

Lo último que hago antes de dejar el suelo, ya sean 30 o 300 metros, es sonreír“, dijo Sasha. “Eso me pone en la zona para rendir bien. Incluso si sonreír no es lo tuyo, pruébalo y crea un hábito“.

Este simple truco va mucho más allá del truco de fingirlo hasta que lo hagas. Se ha comprobado que sonreír mejora nuestro estado de ánimo, combate el estrés y cambia gradualmente nuestra tendencia a inclinarnos hacia los pensamientos negativos. En pocas palabras, es una de las herramientas más poderosas que poseemos.




Así que, la próxima vez que quieras rendirte porque algo parece demasiado difícil, sonríe y pruébalo. Incluso si realmente no tiene ganas de sonreír, fuerza una sonrisa y comprueba cómo te sentirás mejor que el minuto antes de sonreír. Todo el coraje que necesitas está comprimido en una sola sonrisa.

Fotografía: Gromovataya

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!