3 maneras de estar en forma financieramente

3 maneras de estar en forma financieramente

Cheryl D. Creuzot, presidenta y CEO de la empresa Wealth Development Strategies, LLC, ayuda a muchas personas con la planificación financiera, la inversión y el ahorro. Sigue sus estrategias para desarrollar tus «músculos del dinero» y ponerte en forma financieramente.




1. Organízate

Primero organízate. Debes saber dónde estás y adónde va tu dinero, cuáles son tus entradas y salidas de efectivo. Te sorprendería saber cuántas personas no tienen idea de cuánto ganan y cómo lo gastan. Y lo más importante, cuáles son sus metas a corto y largo plazo.

2. Tener una base firme

No construirías una casa sobre cimientos débiles, así que no construyas tus finanzas sobre esos cimientos. Así es como se hace.

  • Prepárate para las emergencias. Paga tú mismo primero y ahorra algo. Establece depósitos automáticos de ahorro, para que no te sientas tentado a gastarlos. Esto establecerá un fondo que sólo se utilizará para emergencias, como ser despedido, problemas de salud o reparaciones en el hogar. Tu objetivo es ahorrar al menos de 6 a 8 meses de gastos de subsistencia.
  • Recorta la deuda. Tu objetivo debe ser tener una deuda con una tasa manejable o que desaparezca. Cuando tus cimientos sean débiles, tendrás grandes problemas: no podrás invertir. Si nuestra deuda nos está costando más de lo que podemos ganar, entonces a veces es mejor acelerar los pagos antes de que podamos pasar a invertir.
  • Asegúrate. La mayoría de la gente se centra en asegurar su casa y su coche, pero no piensan en sí mismos. Necesitamos prepararnos en caso de que perdamos nuestros ingresos, enfermemos, quedemos discapacitados, muramos demasiado pronto o vivamos más allá de nuestros ahorros.

3. Acumula tu riqueza




  • Hazla crecer. La clave del éxito es la asignación de activos: considera tu edad, el horizonte temporal de tus objetivos particulares y tu nivel de tolerancia al riesgo.
  • Consérvala. Aprende a estructurar tu dinero de manera inteligente para mitigar los impuestos sobre la renta, las donaciones y el patrimonio. También hay estructuras de patrimonio que pueden proteger los activos de los acreedores. No nos sirve de nada acumular todo este dinero y perderlo.

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!